in

27 cosas que no sabías de los hombres pero deberías

Aprender cómo funciona la mente de los hombres es la mejor manera de conquistarlos, mejorar la comunicación y saber cómo manejarlos en cualquier situación. Si quieres que tu relación con chicos sea mejor, toma nota de estas 27 cosas que no sabías de los hombres, pero deberías. 

1. Su cerebro es menos hábil con el lenguaje

Esta lista se refiere a actitudes, comportamientos y formas de actuar de los hombres que muchas veces no entendemos.

Está comprobado científicamente que la parte del cerebro encargada del procesamiento del lenguaje está menos desarrollada en los hombres.

Por  eso para ellos es más complicado entender o expresar ideas demasiado complejas. Además, necesitan más tiempo que las mujeres para comprender lo que escuchan.

Así que procura utilizar ideas concretas y breves cuando quieras decirle algo a un chico, habla en una velocidad moderada y haz pausas frecuentes para que él pueda asimilar lo que le estás diciendo. 

2. Les cuesta más trabajo manejar las emociones

Los hombres tienen más dificultades que las mujeres para identificar y procesar emociones. Suelen tardar más en detectar tristeza o enojo, ya sea en ellos mismos o en los demás. Es por esto que muchas veces actúan de forma impulsiva. 

Así que cuando conversen debes comunicarle tus emociones de forma clara. No lances indirectas ni esperes que él adivine o interprete tus gestos para entenderte.

Si quieres ayudarlo a conectar con sus propios sentimientos, puedes hablarle de forma directa con frases puntuales y precisas como: «tu comportamiento y tu lenguaje corporal me indican que estás enojado. ¿Quieres contarme qué pasa?». Así lo ayudarás a entender sus problemas.

3. Solo pueden concentrarse en una cosa a la vez

Mientras que una mujer puede hablar por teléfono al mismo tiempo que se maquilla y piensa en los pendientes del día, para un hombre es difícil poner atención en varias actividades a la vez.

Esto no es necesariamente malo, porque les ayuda a resolver problemas y terminar tareas de forma rápida y eficiente.

Así que procura no interrumpirlo cuando está concentrado en alguna tarea, como encontrar una dirección mientras maneja o revisa las cuentas del banco. Si le hablas mientras está ocupado, es probable que no te escuche. Espera que termine o pide que haga una pausa para poder hablar.

4. Están programados para buscar soluciones

El cerebro de los hombres está mucho mejor programado para resolver problemas que para brindar apoyo emocional. Por eso su reacción al escuchar tus problemas de la oficina es darte veinte posibles soluciones, aunque quizá lo único que necesitas es alguien que te escuche. 

Esto puede derivar en problemas por la comunicación: si él te da consejos y tú te sigues sintiendo mal, él pensará que quien no escucha eres tú.

Así que sé clara con él: si solo necesitas que te escuchen y te recuerden que eres amada y no estás sola, díselo desde antes de contarle el problema. Dile que puedes solucionarlo por ti misma, pero que justo en ese momento lo que quieres es descargarte y un apapacho. 

5. Usan la competitividad para relacionarse entre ellos

Mientras que las mujeres se relacionan a partir de empatía y simpatía explícitas, los hombres suelen crear camaradería mediante la competitividad. Por eso es frecuente ver que los amigos hombres se molestan y se hacen bromas. No son hostiles, solo buscan su lugar en «la manada».

Así que cuando hay una chica en el grupo los hombres se vuelven más competitivos porque inconscientemente (o conscientemente) quieren impresionarla. Deja que compitan entre ellos por agradarte y no te asustes si actúan algo intensos.

6. Siempre están pensando en tener relaciones

Los hombres piensan en el sexo mucho más que las mujeres. El organismo masculino produce mucha más testosterona, la hormona responsable del deseo sexual. Eso les trae bastantes problemas: pueden tener erecciones en momentos inadecuados, por ejemplo.

Así que casi siempre que tú quieras un encuentro íntimo, es probable que él lo querrá también. No le des tantas vueltas al asunto si quieres pedirle «ir directo al grano».

7. Les cuesta pedir ayuda

Pedir ayuda es algo normal para las chicas, pero para los hombres implica reconocer un fracaso. Por eso muchas veces pedir ayuda es su último recurso y pasan mucho tiempo quebrándose la cabeza para solucionar problemas que podrían resolver si aceptaran que necesitan apoyo.

Así que cuando veas que un chico está en problemas, pero no se atreve a pedir ayuda, encuentra una forma discreta de apoyarlo. Ayúdalo sin que se dé cuenta o mantente a su lado, para estar disponible apenas él asuma que no puede solo.

8. Prefieren a las chicas “recatadas”

La realidad es que ningún hombre tendrá reparos en salir con una chica fiestera, así tienda a relacionarse con muchos chicos. Pero al momento de elegir una relación seria, es posible que descarte esa opción.

Los hombres prefieren mujeres recatadas y tranquilas para sus relaciones estables. Así que si busca una relación seria con un chico, debes proyectar esa imagen de madurez y disposición a formar parte de una pareja estable.

9. Sus celos son más físicos que emocionales

¿Sabías que a los hombres no les importa tanto que te atraiga otro chico, siempre y cuando no pases de lo platónico? A diferencia de las mujeres, que se sienten traicionadas si su chico se fija en otra, a los hombres lo que más les importa es la exclusividad física.

Pueden tolerar que te guste otro chico, pero jamás que te involucres físicamente. ¡Cosas de hombres!

10. Son menos expresivos con sus amigos

Si las mujeres suelen contarle todo lo que sienten y piensan a sus amigas, los hombres son todo lo contrario: son menos comunicativos, incluso con sus amigos íntimos.

Si un chico le confía su problema a un amigo, es porque de verdad se trata de un tema importante para él.

Así que cuando te des cuenta de que un hombre se expresa y muestra vulnerable con un amigo, compañero o familiar, toma en serio el tema. De hecho, si te enteras de que habló de lo que siente por ti con un amigo, puedes estar segura de que eres una mujer muy importante en su vida.

11. Les avergüenza menos su sexualidad

A diferencia de las mujeres, acostarse con varias personas al mismo tiempo no suele hacer que un hombre se sienta mal moralmente. Esto se debe a que los han criado con más libertad en su sexualidad, por eso tampoco les avergüenza aceptar lo que quieren y desean en la cama.

Así que pídele al chico con el que sales que sea franco con respecto a sus fantasías y fetiches. Seguro mejorará su vida sexual. Procura seguir su ejemplo y despojarte de esa vergüenza: a los hombres les encanta estar con una mujer desinhibida en la intimidad.

12. Prefieren los retos más que las cosas fáciles

Los hombres valoran mucho más las relaciones con chicas que les costó trabajo conquistar. Los retos superados representan una confirmación de su sexualidad y habilidades de seducción.

Esto no solo aplica para el ligue, sino para todas las áreas de su vida, como el trabajo, los deportes e incluso los pasatiempos. Si quieres que se comprometa con algo, la mejor opción es ponerlo a prueba. 

Así que aunque el chico te guste mucho, no le pongas las cosas fáciles. Deja que se esfuerce en conquistarte. No te entregues rápido, pero tampoco lo desalientes. 

13. Molestan a la chicas que les gustan

Si un amigo con el que te llevas bien cambia su actitud y de pronto es más juguetón o bromista contigo, es muy probable que le gustes. Molestar es la manera más básica de los hombres para buscar atención.

Eso sí: entiende la diferencia el coqueteo o las bromas del acoso y abuso. Un hombre que te aprecia no te lastima.

Así que en lugar de molestarte o irritarte si un chico comienza a bromear mucho contigo, responde la broma y verás cómo de inmediato comienza a ser más amable y atento.

14. Les resulta más fácil ligar que enamorarse

Un hombre puede ligar y salir con muchas mujeres a la vez, pero eso no significa que se enamore de todas. A los hombres les cuesta más enamorarse, porque eso implica renunciar a todas las demás chicas y a la diversión de la soltería. 

La verdad es que los hombres son muy selectivos y esperan siempre que llegue la mujer «adecuada». Cuando esto sucede, no hay vuelta atrás. Así que si tu chico sale contigo y con otras al mismo tiempo, realmente no está enamorado de ninguna, aunque diga lo contrario.

15. Les importa más el físico 

Cuando los hombres están en plan de ligue, la apariencia es lo que llama su atención. Mientras que un hombre puede atraer sexualmente a una mujer por su intelecto, personalidad o sentido del humor, los hombres son diferentes. Solo piensan sexualmente en una mujer que les guste físicamente.

Así que deja las inseguridades de lado. Si un hombre te busca en plan de ligue es porque le atraes. Recuerda que las primeras impresiones valen oro, así que no descuides tu aspecto. 

16. Todos desearían que su pareja fuera más perversa

¿Te da pena ser más desinhibida en la cama? Pues debes saber que la mayoría de los hombres fantasean con que su pareja sea un poco más perversa. Recuerda que ellos son mucho más abiertos sexualmente y les gusta experimentar.

Eso sí: desean que su pareja sea más abierta sexualmente, pero solo con ellos. Así que simplemente deja salir a esa diosa erótica que hay dentro de ti. ¡Te aseguramos que le encantará! 

17. Se sienten bajo mucha presión 

Así como las mujeres muchas veces se sienten discriminadas o menospreciadas por el simple hecho de ser mujeres, los hombres suelen sentir que deben cargar un gran peso solo por ser hombres.

La sociedad exige que sean proveedores del hogar, cabezas de familia, que sean exitosos, soporten todo y… ¡que no lloren! Casi nunca lo expresan, pero los hombres también se sienten mal muy a menudo.

Así que como ya sabes que los chicos también están bajo mucha presión, procura ser más empática y comprensiva.

18. Sienten que valen lo mismo que la mujer que pueden conseguir 

Para los hombres, la mujer que tienen a su lado es un reflejo de lo que ellos mismos valen.

Por eso, los hombres ambiciosos buscarán mujeres atractivas y que representen el estilo de vida que quieren llevar. Los hombres que valoran la familia buscarán una mujer maternal; y los hombres intelectuales querrán a una mujer culta y conversadora.

Así que debes identificar qué es lo que más valora el hombre que te gusta y convertirte en un buen reflejo de eso.

19. Necesitan tiempo a solas

Los hombres necesitan más tiempo a solas que las mujeres. Literalmente a solas: sin compañeros de trabajo, sin amigos, sin hijos y sin pareja.

Aunque sea algunos momentos al día o un par de horas a la semana, frecuentemente los hombres necesitan reorganizar sus ideas en calma y en silencio.

Así que dale tiempo a solas de vez en cuando. No signifca que no te quiera ni que ya no disfrute tu compañía, solo que necesita un rato consigo mismo. 

20. No notan los detalles

Los hombres son menos receptivos a los detalles que las mujeres. Por eso le cuesta notar cuando cambias ligeramente tu corte o color de cabello, o cuando usas una nueva camisa que se parece a las que ya tienes. 

No es que no pongan atención o que no les importe, simplemente su cerebro está configurado para omitir estas pequeñas variaciones.

Así que si quieres que un hombre se dé cuenta de algo sutil, no esperes a que lo descubra por sí mismo. Díselo de forma directa: ahorrarás tiempo y recibirás ese cumplido que mereces.

21. Necesitan que les pidan las cosas de manera explícita

Las ambigüedades y las indirectas no suelen funcionar bien con los hombres. Por ejemplo, si le dices a tu chico: “hay que sacar la basura”; podría asumir que como tú lo comentaste, la vas a sacar tú. 

Así que simplemente sé más explícita y directa cuando quieras algo. Por ejemplo, en lugar de decir: “me gustan esos aretes”, puedes decir: “¿recuerdas que no sabías qué regalarme para mi cumpleaños? Esos aretes son una buena opción”.

22. Les cuesta diferenciar entre un rechazo y un reto

Cuando son rechazados por una mujer que quieren conquistar, los hombres tienen muchas dificultades para identificar si es un rechazo definitivo o si es solo la chica «haciéndose la difícil».

Por eso muchas veces siguen insistiendo cuando no deberían, o se dan por vencidos cuando la chica quiere que insistan un poco más.

Así que si vas a rechazar a un hombre, sé muy clara y dile que no estás interesada. Si quieres jugar al “estira y afloja”, tienes que mandarle señales mucho más evidentes que solo decir “no”.

23. Quedan indefensos ante la ternura

Un hombre siempre tratará de agradar a una mujer que le gusta y será capaz de desvivirse por una que realmente le provoque ternura. Esta emoción despierta en ellos un impulso irresistible de cuidado y protección.

Muchas mujeres sienten que provocar ternura es sinónimo de que son débiles, pero la capacidad de mostrarnos vulnerables y genuinas es en realidad un atractivo para los chicos.

Así que si quieres el apoyo incondicional de un hombre, muéstrate vulnerable y permite que vea tu ternura. 

24. Son más exigentes para aceptar una relación exclusiva 

La mayoría de los hombres no tienen problema en relacionarse con una o varias mujeres de forma casual. La verdad es que disfrutan probando cosas nuevas. 

Para que un hombre acepte entrar en una relación monógama, la chica tiene que gustarle más que cualquier otra de las que conoce. 

Así que si quieres una relación sentimental exclusiva con un hombre, tienes que ofrecerle algo que no encontraría en ninguna de las otras. 

25. Prefieren la conexión sexual que la emocional

Entre una mujer con la que tenga una gran conexión emocional y una mujer con la que tenga gran conexión sexual, un hombre elegirá casi siempre a la segunda. Inconscientemente, la prioridad de los chicos es la reproducción. 

Así que procura cultivar una conexión poderosa tanto en lo sexual como en lo emocional. Para una relación sana, siempre es bueno tener ambas cosas.

26. Son menos exigentes con su físico 

Mientras que las mujeres tienden a destacar sus propios defectos, los hombres tienden a ser más benévolos con su opinión sobre sí mismos.

No le dan tanta importancia a unos kilitos de más ni a unas cuantas imperfecciones en el rostro.

27. Son menos rencorosos 

Los hombres pueden ser más agresivos e irritables que las mujeres, pero son menos rencorosos. Normalmente, una vez que resuelven un problema dejan atrás cualquier sentimiento negativo en lugar de arrastrarlo hasta la próxima discusión. 

 

5 cosas que hacen los hombres cuando están solos

Aceptémoslo, nadie se comporta en privado como lo hace en público. Hay cosas de hombres y cosas de mujeres que preferimos mantener en privado. Los momentos a solas son aquellos que aprovechamos para hacer esas actividades que nos darían vergüenza frente a los demás. 

Hay un montón de cosas que hacen los hombres y las mujeres no saben cuando nadie más los mira. Aquí te dejamos cinco de las más comunes:

1. Mirar pornografía

Aunque lo nieguen (y pocos lo hacen), la mayoría de los hombres ven más pornografía de la que las mujeres se imaginan. Para muchos es una actividad usual cuando están solos. 

2. Soñar despiertos

Los hombres pueden pasar horas soñando despiertos y dejando que su mente divague libremente entre fantasías de todo tipo, no solo sexuales. Aunque a muchos les da vergüenza reconocerlo, imaginar es una actividad recurrente para los hombres.

3. Cultivar sus pasatiempos culposos

No todo son deportes extremos y lucha. Si a un chico le gusta declamar poesía, hacer repostería o mirar luchas de zumo, pero por alguna razón siente pena de admitirlo, suele ocupar sus ratos libres para practicar esas actividades de forma solitaria. 

Todos tenemos gustos que consideramos culposos, aunque no lo sean. Si quieres conocer bien a un chico, averigua lo que hace cuando cree que nadie lo observa.

4. Cantar y bailar en ropa interior

Quizá el mismo chico que nunca se atreve a cantar en el karaoke, en el fondo sea todo un rockstar y no tenga reparos de ponerse a gritar su canción favorita en la sala, siempre y cuando nadie lo vea. 

5. Acicalarse 

Los hombres son más vanidosos de lo que creemos pero, como no les gusta demostrarlo, aprovechan los momentos a solas para cuidar su imagen personal con actividades como recortarse la barba, depilarse las cejas, arreglarse las uñas, etc.

10 actividades que solo pueden realizar los hombres

En realidad existen muy pocas actividades que hacen los hombres de manera exclusiva. La mayoría tienen que ver con cuestiones estrictamente biológicas (como orinar de pie). Aquí un listado de 10 cosas que el hombre puede hacer y la mujer no:

1. Sentirse cómodos con el silencio 

Cuando aparece un silencio entre dos o más personas, las mujeres tratan de llenarlo con palabras. Esto ocurre porque son mucho más verbales que los hombres e interpretan esos momentos como oportunidades para seguir creando vínculos.

En cambio, los hombres se sienten cómodos en silencio cuando no tienen nada qué decir. Esto provoca que muchas veces las mujeres piensen que ellos están molestos.

2. Bañarse en cinco minutos

A diferencia de las mujeres, la mayoría de los hombres no tienen que preocuparse por aplicar tratamientos en el cabello, rasurarse las piernas o ponerse loción. Por eso si dicen “una ducha de cinco minutos”, en realidad tardarán solo eso. 

3. Estar listos en diez minutos

No es que sean más rápidos que las mujeres, pero en general tienen que hacer menos cosas para alistarse antes de salir. Suelen ser más rápidos al elegir su atuendo, simplemente porque suelen tener menos ropa entre la cual elegir. 

4. Ir de compras sólo por lo que necesitan

¿Hay que comprar leche y pan? De acuerdo, un chico irá al supermercado directamente a los pasillos del pan y la leche, y de allí directo a pagar a la caja. Una mujer probablemente recorra pasillo por pasillo y aproveche para comprar otras cosas que necesitará en la semana. 

5. Orinar de pie 

Este punto no necesita explicarse mucho. La buena noticia es que existen dispositivos de silicón que también le permiten a las chicas hacerlo. Así que aunque estrictamente hablando no es tan cómodo, tampoco nos quedamos del todo atrás. 

6. Andar sin camisa

Por desgracia, vivimos en una sociedad que es sexista en muchas cosas, como el hecho de que un chico pueda andar sin camisa sin que nadie se incomode, sobre todo si es en la playa o está ejercitándose. Si una mujer hace lo mismo es muy probable que escandalice a todos. 

7. Ser caballeroso

La caballerosidad es algo que se espera de los hombres, mientras que de las mujeres se espera que sean unas damas. Pero tanto los caballeros como las damas son personas muy atentas y educadas, aunque lo expresan de formas diferentes.

8. Salir solo con lo que cabe en sus bolsillos

La cartera, el celular, y las llaves, punto. ¿Qué mujer puede salir de casa sólo con eso y sentirse cómoda? Las hay, pero son la excepción y no la regla. 

9. Desayunar pizza fria y cerveza

¿Sobró pizza y cerveza tibia de ayer? Pues para un hombre ya está el desayuno. Una mujer, por muchas razones, siempre va a preferir un desayuno más nutritivo o saludable o, al menos, más sabroso. 

10. Enseñar con el ejemplo cómo ser un buen hombre

Las mujeres pueden enseñar cualquier cosa, pero sólo un varón puede mostrar con el ejemplo cómo se supone que debe llevarse un buen hombre por la vida. 

5 cosas que las mujeres pueden hacer y los hombres no

Como ocurre con los hombres, las mujeres también tienen exclusividad en algunas actividades:

1. Concebir

Es cuestión de biología. Solo las mujeres pueden saber lo que se siente tener una nueva vida en el vientre. Sin embargo, los avances de la ciencia son tales que quizá en un futuro los hombres también puedan encargarse de la gestación. ¿Te imaginas cómo sería? 

2. Estar en varias cosas a la vez

El cerebro de las mujeres está diseñado para hacer varias actividades al mismo tiempo, a diferencia del de los hombres, que tiene un rendimiento mucho mejor cuando se concentra en una sola cosa.

3. Distinguir muchos colores

Las mujeres perciben muchos más matices de colores que los hombres. Mientras que ellos ven los siete colores básicos y algunas variaciones, las mujeres pueden identificar cientos de tonos distintos entre uno y otro.

4. Adivinar cómo se siente alguien a primera vista

Otra de las habilidades características de las mujeres es que están mucho mejor equipadas para detectar emociones y sentimientos. 

Muchas veces los hombres necesitan pistas para saber cómo se siente alguien. Las mujeres en cambio pueden adivinarlo con sólo leer la expresión en su rostro.

5. Ir al baño juntas

Para los hombres ir al baño en grupos es algo impensable: se trata de un momento en el que quieren la mayor privacidad posible. Pero las mujeres prefieren ir acompañadas, así pueden ayudarse con el bolso, ponerse al día con los chismes e incluso cuidarse unas a otras.

 

Ahora que comprendes mucho mejor todas esas cosas que no sabías de los hombres, ¡es momento de ponerte en acción! Aplica estos consejos para mejorar su comunicación y ganarte al chico que te encanta.

¿Tienes tips para conocer más sobre los chicos? ¡Queremos conocerlos! Déjanos tus consejos en la caja de comentarios y no olvides compartir este artículo para que todas tus amigas en redes sociales aprendan a conocer a los chicos en sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 señales de que eres más guapa para los hombres de lo que piensas

Cómo hacer una descripción de Tinder para mujeres