in

8 Características de las personas frías, calculadoras y sin sentimientos

Todos tenemos sentimientos, aunque la intensidad y la manera de expresarlos varían muchísimo entre un ser humano y otro. También hay gente más propensa a los sentimientos que los alejan de los demás, por encima de los sentimientos que acercan y generan empatía.

Aquí están las ocho características principales de una persona fría, calculadora y sin sentimientos, y cómo actuar ante una:

1. Son manipuladoras

Una de las características de una persona fría es que tiende a usar a los demás para su propio beneficio. Siempre analizan su entorno discriminando quién y cómo les puede ayudar en algún aspecto.

Por ello, a veces son muy manipuladores según la ocasión y necesidad, convirtiendo a la gente en objetos para alcanzar un propósito más fácilmente.

2. Anteponen una barrera entre ellos y su entorno

Lo hacen para evitar que otros se puedan acercar. Las personas frías no tienen problema en demostrar desdén por las relaciones tanto laborales como de amistad.

Dejan en evidencia esa barrera que aprenden a colocar ante cualquier persona que se les acerque. La finalidad de esta actitud es protegerse contra un posible daño; les cuesta trabajo confiar.

3. No olvidan sucesos negativos

Algunos hechos del pasado pueden marcar significativamente a una persona, influenciando en su comportamiento y manera de relacionarse con los demás. Haciendo que siempre estén a la defensiva.

Por ello, una persona fría tiende a tener muy presentes sucesos negativos del pasado. Ese rencor permanente es un motivo importante para conservar su actitud distante y neutra.

4. Son calculadores

Lo primero para ellos es lo objetivo y lo racional, y quizá en segundo plano estén los sentimientos y relaciones personales.

Siendo una de las características de una persona fría lo analítico y discriminativo, parecen introvertidos pero en realidad siempre están calculando posibilidades.

Son más observadores que conversadores. No se relacionan con todo el mundo y su zona de confort es aquella en la que sus cualidades puedan destacarse.

5. Son desconfiados

Es común que las personas frías no confíen en los demás y esto puede ser producto de algún acontecimiento pasado.

Normalmente son así pues temen que les hagan daño, o por resguardo a no darle algún tipo de poder emocional a una persona cercana a su vida.  

6. Son reservados

No cuentan sus acontecimientos o inquietudes personales, se guardan sus sentimientos y sólo los expresan cuando sienten que su coraza se está quebrando, esto lo demuestran con molestia y sarcasmos.

Nunca quieren dar su brazo a torcer ni expresar ningún tipo de emoción natural, pues su ideal consiste en evaluar su entorno y a sí mismo de forma neutra y desapasionada.

7. Pueden ser conflictivos

Aunque en términos generales esto no suele suceder, su frialdad los hace hacer o decir cosas hirientes, no les importa generar conflictos en su entorno.

Puede que no lo hagan por maldad, pero no miden las consecuencias de sus actos o palabras en la sensibilidad de los demás.

8. Son dominantes

Las personas frías quieren tener todo y a todos bajo su control. Una de las características de una persona fría es que viven con ansias de poder y dominio en todos sus ámbitos de vida, sobre todo en el trabajo y las relaciones de pareja.

Además, debido a esta insaciable ansiedad de control son capaces de mentir ante cualquier situación, solo para beneficio propio.

¿Cómo tratar a una persona fría y sin sentimientos?

Lo primero que debes discriminar es que una persona cerrada no es lo mismo que una persona fría. La primera es introvertida, actúa con pena; la segunda es cautelosa y maquinadora.

Sin embargo, debemos tener claro que este tipo de personas son como son porque no saben exteriorizar sus sentimientos. Es difícil creer que haya personas incapaces de amar y recibir afecto.

La cuestión está en descubrir qué hace a una persona fría y sin sentimientos y por qué no puede expresar sus afectos como la mayoría. Muchas veces esto se debe al miedo:

  • Miedo a ser rechazado
  • Miedo a ser dañado
  • Miedo al amor

Asumir un comportamiento frío y sostenido puede definir nuestra personalidad y por ende, el cómo vamos a ser catalogados en la sociedad y en nuestros círculos más íntimos.

Ser frío y sin sentimientos nos aleja de la vida bonita, de los amigos, del amor. Esta actitud puede revertirse sólo si la persona está dispuesta a cambiar e internalizar que su actitud no es sana ni para sí mismos ni para los demás.

Como dijo Einstein, no existe la oscuridad sino la ausencia de luz. Por ende, si una persona fría y calculadora acepta el amor y exterioriza lo mejor de sí, seguramente dejara atrás ese ser que se esconde de sí mismo y de los demás.

¿Cuáles son las características de una persona fría y sin sentimientos?

Las personas frías y sin sentimientos no nacen ¡se hacen! Es posible que esta personalidad sea producto de la falta de cariño y comprensión durante la etapa de crecimiento. O quizá, se deba a una pérdida temprana o una experiencia muy dolorosa.

Lo más notorio en este tipo de personas es su carencia afectiva, de aquí que sean tan fríos y en apariencia, desconsiderados y ajenos a lo que otros puedan padecer.

Su actitud es mostrarse acorazados para evitar que cualquier elemento del entorno trastoque su vida o influya en su modo de ser.

¿Qué es la frialdad emocional?

La frialdad emocional hace referencia aquellas personas distantes de trato y emociones, dejando así una imagen fría y poco agradable ante los demás.

Que, a su vez, desencadena otras actitudes, como lo son la mentira, el dominio externo, la manipulación, entre otras.

Así, una persona que posea una actitud de frialdad emocional, nunca demostrará sus sentimientos. Y buscará a las personas por el beneficio que pueda obtener de ellas.

¿Qué significa ser una persona muy fría?

Desde el punto de vista psicológico es una persona que no permite que ninguna circunstancia o suceso altere su personalidad.

Es decir, que sin importar la gravedad del momento una persona fría, siempre será más analítica y objetivo, que subjetiva ante el problema.

¿Qué significa ser una persona distante?

Es aquella persona que puede anteponer sus necesidades en una situación dada. Dicho de otra forma, una persona distante es aquella reservada de emociones y personalidad.

La cual, a pesar del momento, no exterioriza sus sentimientos, y que busca siempre ver la vida desde un panorama objetivo y analítico.

¿Hay personas frías de sentimientos?

Claro que sí, pero es importante resaltar que una persona con una personalidad de este tipo debe atravesar momentos muy dolorosos y difíciles que le hagan tomar esta actitud.

Llegando a tal punto de no ver un valor significativo en una persona o sus acciones. Pues siempre pensará que lo decepcionarán.

¿Qué significa la personalidad fría según psicología?

A nivel psicológico una personalidad fría y distante es un rasgo característico de malos tratos y procesos dolorosos de vida. Que, a su vez, conllevan a un trastorno psicológico.

Que, según el sistema de creencias de la persona, puede o no seguir afectando en gran magnitud su vida. Y sus relaciones efectivas en el futuro.

Típicas frases de personas frías

  • No me importa
  • Haz lo que quieras
  • No sirve / estás equivocado
  • No me gusta la gente
  • Nadie tiene por qué meterse en mi vida

 

Ahora ya sabes como identificar esta personalidad; en base a las ocho características de una persona fría y sin sentimientos.

 

Ver También:

 

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 poses para foto de perfil que harán verte hermosa

La principal razón por la que un hombre te mira fijamente y serio