in

4 consejos para elegir las páginas para ligar

¿Te has dado cuenta de que en la web hay una gran variedad de páginas para ligar, pero no sabes cuál elegir? Esta sensación es muy frecuente entre las personas que se inician en el ciberligue.

No vale la pena meterte en la primera página que encuentres. Te conviene más ser selectivo, de acuerdo con lo que estés buscando.

A continuación, te presentamos unos consejos para que puedas elegir el sitio más adecuado para ti.

  • ¿Qué es lo que quieres? Aunque puedes usar cualquiera de estas páginas para ligar, hay algunos sitios web que se usan más para relaciones ocasionales y otros para relaciones más serias. Por ejemplo, si solo buscas algo  ocasional puedes ingresar a la aplicación de facebook Cupid, o  Gleeden o a Sexyono, pero para una relación más significativa podrías acceder a Meetic o a amor.com
  • ¿Hay chicas de tu localidad? Algunos sitios web como amor.com te permiten hacer una búsqueda de personas en tu país antes de inscribirte. Entra a varios sitios de contacto y encuentra una que tenga muchas chicas de tu ciudad.
  • ¿Estás dispuesto a invertir dinero? Hay páginas que requieren de un pago, mientras que otras son gratuitas. Toma en consideración que si conoces a una chica en un sitio pago, posiblemente espera tener una relación seria.
  • ¿Sitios de contacto o redes sociales? Quizás después de pensarlo un poco no estés muy interesado en inscribirte en alguna página de contactos, sino que prefieras usar el Facebook o el MSN. Pero tendrías que enfrentarte al problema de cómo contactar a mujeres desconocidas. Sin embargo, puedes usar las páginas para ligar con el propósito de tener el primer contacto con la chica. Luego pueden chatear por Facebook o MSN hasta que ella se sienta tan segura como para organizar un encuentro.

Written by Rafael

Amo expresarme a través del arte escrito. Me gusta el rock n roll y el tequila herradura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 consejos para ligar chateando

Más que una frase para ligar: el juego interno