in

La Friendzone Explicada: Cómo Los Chicos Entran En Ella Y 3 Pasos Para Salir

 

¿Cómo saber si estás en la Friendzone?

Puede resultar frustrante estar tan cerca de la mujer de tus sueños, ser parte de su vida, conocerla muy bien y que cuando te atrevas a expresarle tus sentimientos, ella te responda con un simple “te veo como a un amigo”.

Si esto te ha pasado, bienvenido a la Friendzone -o la “zona del amigo”-, ese estatus al que van a parar los hombres que no lograron mover sus piezas a tiempo y ahora solo percibidos como una amistad por la mujer que les atrae.

Pero haber caído en la “zona de amigos” no tiene por qué ser tan negativo, pues todo depende del enfoque que le des a esta situación y la forma en que actúes para que consigas arrastrarla a tu terreno, sin que ella lo perciba.

Así como lo lees, sí se puede salir de la condición de “camarada especial” y llegar a convertirse en “el novio ideal”.

¿Quieres saber cómo? Pues te lo presentaremos en tres simples pasos.

¿Cómo entras a La Friendzone o “zona de amigos”?

Entrar en la Friendzone es una de las situaciones más incómodas que te pueden pasar cuando cortejas a una chica. Aunque estés con ella, la acompañes y seas parte de su vida, entras a la Friendzone cuando ella decide que prefiere tenerte como amigo en lugar de darte la oportunidad como pareja.

Atravesar por esta situación, es equivalente a sentir que se camina en el infierno, porque a pesar de estar junto a la mujer que se ama, ella prefiere a alguien más como pareja.

¿Qué es la zona de amigos o Friendzone?

La Friendzone es ese lugar en las emociones de una persona en las que las esperanzas de tener una relación de pareja literalmente mueren.

Todo inicia cuando dos personas del sexo opuesto comparten por algún tiempo y se desarrolla una conexión, física y emocional por las experiencias compartidas.

Algunas veces ambos caminan en la misma dirección, es decir, crece en ellos la reciprocidad en aras de la amistad o en función de un noviazgo. Pero en otros casos  solo uno de ellos se enamora, mientras que la otra persona solo llegó al nivel de amistad entre ambos. Ambos se quieren, pero de formas distintas.

Entonces, podemos afirmar que sin duda la Friendzone es el lugar en el que jamás querrás estar si te enamoraste de una chica.

Este artículo va dirigido específicamente a aquellos caballeros, que se han convertido sin querer en el paño de lágrimas de una mujer muy especial y que incluso han debido observar cómo van tras otro, mientras tu continúas delirando por al menos una caricia de sus manos.

Muchas veces se cree, erróneamente, que a los chicos les gusta ser mujeriegos, tener muchas parejas y muy poca capacidad para el compromiso. Es un estereotipo que busca hacerlos ver más rudos o competitivos.

Pero lo cierto es que los hombres se enamoran tanto, y tan profundamente, como una mujer. Cuando eso pasa, son capaces de solo enfocarse en ella. Cuando solo lo quieren como amigo, no solo duele por amor, también duele por ego y aumenta la desconfianza en sí mismo.

La amistad no es nada malo, al contrario, pero cuando tu aspiración es tener una pareja, pues se queda corta. Entre amigos hay confianza y cariño, pero no hay pasión ni deseo sexual.

Si caíste en esta zona, probablemente ella te valore bastante pero no te dará lo que deseas como hombre y como pareja, a menos que logres cambiar su percepción de ti. Para hacerlo, primero debes entender por qué ella te señaló como un amigo en lugar de darte la oportunidad como pareja.

Lee nuestra guía sobre como salir de la Friendzone con esos 6 sencillos pasos

¿Por qué te encasillaron como el mejor amigo?

Entendamos algo: toda relación de pareja inicia necesariamente con lazos similares a los de la amistad.

Fundamentalmente hay tres causas probadas por las que puedes haber entrado en la Friendzone a pesar de ser atractivo, respetuoso, agradable y de tener el cariño de esa chica.

Conocer estas causas es fundamental para que entiendas qué puedes haber causado tu mismo, cuáles fueron los errores que cometiste y cómo ajustar tu comportamiento para evitar que esto siga pasando.

Cómo salir de la Friendzone

Vamos a plantearlas a continuación. Verás que para poder salir de la Zona de Amigos necesitarás corregir estas tres conductas básicas que te llevan a ella.

1. Aclárale tus verdaderas intenciones

Llevas años tras ella, pero esperando que ocurra un milagro que la haga despertar para que dé el primer paso y se acerque a ti, porque aunque la ames tú no te has atrevido siquiera a expresar tus verdaderos sentimientos.

Esto no va a ocurrir. Y no porque no seas valioso o porque no puedas atraerla. Sencillamente ella no va a aparecer de la nada, después de tiempo de amistad, a declararte su amor si ni siquiera tiene idea de tus verdaderas intenciones.

¿Cómo se supone que deba saberlo si no has hablado claramente sobre tus sentimientos?

Tal vez hubiese bastado hace tiempo con solo decirle directamente lo que sentías. Aquella primera vez que ella te comentó cuánto te quería como amigo, quizás debiste responderle con tus sentimientos reales, decirle que la vez como a una mujer.

O quizás ni siquiera debiste dejar que llegara tan lejos la amistad, sino comenzar a coquetearle en cuanto te diste cuenta de que te gustaba, para que ella te tomara en cuenta como una opción de pareja.

Si te gusta, debes decírselo. Lo peor que puede pasar es que te diga que ella no te quiere de esa forma, y en todo caso eso te dejará el camino libre para enfocarte en otra mujer, en lugar de continuar albergando emociones y esperanzas.

Y si quieres mantener la amistad, siempre está esa posibilidad. Pero eso sí, que sea por tu decisión y no porque no te atreviste a intentar.

2. Le temes al rechazo

El miedo es algo natural y por demás necesario para la evolución de la especie, porque nos obliga a detenernos y evitar que caigamos en problemas innecesarios.

Pero el miedo a una mujer que amas no solo no tiene sentido, sino que te hace daño. Por miedo evitas vivir, ser feliz, te pierdes la oportunidad de encontrar a una gran pareja.

A nadie le gusta que lo rechacen, pero ese miedo no puede paralizarte. De hecho, juega en tu contra, porque si te atreves a declarar tus sentimientos pero tienes una actitud negativa, seguramente proyectarás inseguridad y eso lo notará ella. Y la inseguridad no es atractiva.

Hasta que no cambies tu enfoque por una visión más positiva, que mejore tu autoestima, esa chica especial acabará siempre en brazos de quien tuvo el arrojo de acercarse, invitarla a salir y hacer lo que tú no te intentas por estar aferrado a la posibilidad de un rechazo.

Lee nuestra guía sobre como declararse a una mujer y no ser rechazado

3. No te crees sexy

Las mujeres aprecian las cualidades físicas de los hombres, tanto como ellos lo hacen cuando deciden ir atrás una chica. Necesariamente la primera atracción es visual, física, y es importante para poder iniciar una relación.

Pero curiosamente muchos hombres considerados menos agraciados físicamente consiguen parejas despampanantes y casarse con mujeres verdaderamente hermosas.

¿Es cuestión de suerte? ¡Nada de eso! Lo que esos hombres tienen es capacidad de seducción. No todo se trata de la imagen, también tienes que tener habilidades, ser interesante, caballeroso.

Los hombres que mantienen parejas estables no solo deben ser guapos, sino ser capaces de seducir, y mantener la seducción, a sus mujeres demostrándoles que poseen encanto, simpatía, modales, educación, decencia, respeto, carácter y potencial para ser esposos y padres ideales.

Son capaces de mostrar que tienen más aributos que solo el físico.

¿Quieres pasar de ser su amigo a ser su pareja? ¡Entonces estimula su simpatía hacia ti!

Esto no lo conseguirás lamentándote por los rincones por no haber nacido en cuna de oro, o ser más alto, delgado o galán. ¡Sino creyéndote sexy!

Para eso es fundamental la confianza. Cree en ti, cuida tu imagen, alimenta tu autoestima. Un hombre seguro de sí mismo es interesante y atractivo. Eso es lo principal para lograr seducir a cualquier mujer.

¿Cómo evitar caer en la zona de amigos?

La respuesta se dice fácil, aunque no es sencilla en la práctica: rechaza su amistad.

Seguramente te sorprenderá esta opción, sobretodo porque ella te gusta y quieres estar cerca de ella. Pero si quieres realmente una relación con esa mujer, entonces debes enfocarte en conseguirla, no es ser solo un amigo.

Si deseas algo más, debes convertirte en una persona deseable sexualmente ante sus ojos. Para eso, debes ser un hombre, literalmente. Mostrar tu lado más masculino, confiado y seguro, ser varonil y crear tensión sexual entre los dos.

No se trata de que la intimides o la hagas sentir incómoda, pero sí debes crear esa tensión que abre la grieta entre amistad y pasión entre ambos.

Es esa tensión la que hace que a cualquier persona se le acelere el pulso, le suden las manos, titubee al hablar, se sonroje y no pueda dejar de pensar en el otro cuando le produce atracción. Llamar su atención, despertar interés y ganas de estar juntos.

¿Cómo lograr generar tensión siendo hombre?

Para empezar, debes tener mucha seguridad, y para eso hace falta autoestima. Si crees en ti mismo, proyectarás esa imagen ante los demás y serás más atractivo.

Esto no significa que dejes de ser quien eres, sino que hagas gala de tu masculinidad.

A las mujeres no les gustan los tipos con poca determinación, es por ello que los que demuestran ser de “apariencia fuerte” suelen ser más atractivos.

Aunque nos cueste reconocerlo, porque en teoría son los que más nos lastiman, los hombres más rudos o seguros de sí mismos nos atraen como miel a las abejas.

¡Estar ante un varón de apariencia fuerte es excitante!

Si una mujer se te acerca es porque ve en ti algo que le atrae o le produces tensión.

Lo mismo sucede cuando has decidido aproximarte a una mujer por su belleza física, su tono de voz, su carácter, en fin, lo haces porque hay algo en ella que la hace sobresalir del montón.

Lee nuestra guía paso a paso sobre como dejar de ser intenso en tus relaciones

¿Qué debes hacer?

De ahora en adelante aprende a liderar tus interacciones o conversaciones con el sexo opuesto. Haz que tus palabras sean seductoras, ayúdala cuando la veas en aprietos y te pida apoyo. Sé el caballero que la rescate si hace falta.

Invierte en tu propio cuerpo, en hacerlo más masculino, haciendo ejercicios para modelar mejor tus músculos. Cultiva tu mente para ser más inteligente e interesante y, si es necesario, genérale algo de celos para que sienta más deseos de estar a tu lado.

Y no olvides hacer contacto visual y manejar tu postura física según cada situación, esto te hace apto para cualquier conquista por difícil que sea.

Despreocúpate por perderla

La ansiedad es una de tus peores enemigas. Si permaneces estresado con la idea de perderla para siempre, acabarás siendo tan complaciente con ella que te verá como “su mejor amigo”, justamente lo que quieres evitar.

O, en su defecto, producto de esa ansiedad te verás limitado a declarártele por temor a que se ofenda y decida alejarse de ti.

¡La vida está llena de riesgos y decisiones! Si te atreves a declararte, es posible que ocurra alguno de estos escenarios:

1.- No querrá volver a hablarte.

2.- Se tome tiempo para pensar que puede que tú seas “el amor de su vida”.

3.- Diga: “¡Al fin me lo propones!”.

Es poco probable que si realmente es tu amiga, piense en la idea de no hablarte al saber que la pretendes y en caso de que ella no te corresponda. Perder la amistad es una posibilidad poco probable.

En cambio, pudiera ser que ella siente lo mismo o comience a ver de forma distinta tu compañía y haya posibilidades de que el amor crezca entre ambos. Quizás ya ella estaba esperando ese cambio.

Entonces, ¿todavía crees que tienes algo que perder? Ni tu dignidad, ni tu hombría, ni tu amistad estarán en entredicho por atreverte a quererla.

¿Cómo huir de la zona de amigos?

Es más difícil evitar entrar a la zona de amigos, que salir de ella. Una vez que has entrado allí, debes tomar algunas acciones para poder cambiar nuevamente la percepción de esa chica sobre su amistad.

Para salir de ella tienes que corregir las actitudes que te metieron allí de una vez.

En primera instancia, lo más común es que siempre estés disponible para esa chica.

Seguramente eres incapaz de negarte a ayudarla a estudiar, ir de compras, hacerle un favor, acompañarla en una salida nocturna, prestarle dinero, responder inmediatamente un mensaje de texto, ayudarla a solucionar un problema trascendente, en fin, la lista es larga.

Gracias a tu actitud, ella te ve como una persona excesivamente confiable, que jamás la lastimará y que la alentará a conseguir lo que necesita, incluso el amor de alguien más. Eso es muy bonito, pero significa que te toma por sentado.

De ahora en adelante aprende a relajarte cuando tu teléfono muestre que ella te está llamando o escribiendo.

Simplemente no le manifiestes que es tan importante para ti (aunque tú sabes que sí lo es) y no estés disponible todo el tiempo. En otras palabras, ¡hazte extrañar! Ese es el primer paso.

Lee nuestra guía sobre como superar las inseguridades en una relación

Claves de seducción

La afinidad que se genera en la otra persona es determinante para que surja el amor. Pero que una mujer sienta deseos por ti, no quiere decir que las cosas van a funcionar como lo esperas.

Para dar la estocada final y conseguir que te vea como un novio potencial te recomendamos tres acciones básicas:

1. Estar menos disponible

A nadie le gustan las personas que se menosprecian o se minimizan para obtener algo de atención. Lo escaso siempre vende, tienes que hacerte desear.

En el momento en que dejes de estar presente todo el tiempo para hacerla sentir bien con ella misma.

Tu ausencia hará que ella valore más tus acciones, te extrañe y sienta el impulso de llamarte para tenerte a su lado. Si dejas de atender el teléfono continuamente y tampoco le dices dónde estarás para que te encuentre, despertarás su interés y probablemente sus celos.

Su incertidumbre se convertirá en miedo y preguntas que pueden llevarla a reevaluar la relación de amistad y cuestionarse el motivo de sus sentimientos hacia ti.

2. Ten una vida propia

¡Tu vida no debe girar alrededor de ninguna chica! Si ella te va a querer, pues entonces lo hará, mientras tanto ocúpate de ti, de tu imagen personal, de cultivar tu intelecto y aspirar a nuevas metas.

No pierdas el tiempo esperando a otra persona. Podría suceder que después de tanto esperar, ella finalmente te acepte y descubras que la idealizaste y verdaderamente no es la persona que tú esperabas. ¡Esto podría resultar muy decepcionante!

Conocí a un muchacho que vivía muy enamorado de una de mis amigas, pero ella no aceptaba ser su novia a pesar de saber su interés. El muchacho tenía potencial para ser jugador profesional de fútbol y un equipo quería ficharlo, pero para ello debía mudarse de ciudad.

Al saber esto, mi amiga armó todo un berrinche y entre lágrimas le suplicó no irse, como condición para salir con él y ser su novia. Él rechazó la oferta que le cambiaría la vida y que no volvería a repetirse jamás.

Creo que no pasaron dos meses antes de que se decepcionara por completo de su novia, quien le dijo que tan solo lo veía como un amigo y se sentía aburrida a su lado.

Moraleja: ¡No hagas a un lado tu felicidad por otra persona! Si alguien está destinada a amarte, lo hará sin imponer condiciones, ni limitar tus posibilidades de superación personal.

¡Vive para ti mismo! Incluyendo a quienes te acepten tal cual eres y a la vez apoyando de manera asertiva a los que te rodean.

Al final del día, cuentas únicamente con el que se refleja en el espejo. Entonces, no anheles a quién no te quiere, ni te merece.

Conoce a otras chicas, sal con ellas, diviértete, viaja y practica deportes. La vida es demasiado corta como para mortificarse demasiado por la atención de alguien.

3. Desarrolla alguna habilidad

Si sabes realizar actividades rudas como construcción, metalurgia, plomería, electricidad, entre otras, te verás atractivo.

Desarrollar una habilidad te ayudará a encontrar una pasión, darle un sentido a tu vida y crecer como persona.

4. Cambia tu forma de pensar

¡No la veas como tu amiga! Es el primer paso para modificar tu comportamiento al tenerla cerca.

Ella percibirá ese cambio de actitud de tu parte y tendrá más claro el panorama contigo.

Despídete con un beso de verdad, abrázala como si ya fuera tu pareja y déjale claro que ella no es solo una amiga más, es la mujer que te interesa para compartir tu vida.

Tus acciones deben ir de acuerdo con tus objetivos. Si la tratas como amigo, así te verán. Mantente en su mapa, sé una opción para ella.

En conclusión

Es mejor estrellarse con la posibilidad de que ella no te quiere o no te merece, a seguir ocultando sentimientos que solo aumentan y te hacen sentir más infeliz por no exteriorizarlos.

Cuanto antes descubras lo que ella verdaderamente siente por ti, sea o no amor, más pronto podrás recuperarte y tomar decisiones para seguir adelante con tu vida.

Sin importar cómo lo enfoques, de todas maneras es ganancia para ti: porque o ganas su amor o mantienes su amistad.

Pero debes tener coraje para afrontar el camino a tomar.

Recuerda que nos encantaría saber si esta información te ha resultado útil para salir de la zona de amigos de una vez y para siempre. Cuéntanos tus experiencias y déjanos tus dudas. Estaremos atentos a responderte y apoyarte.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo Cerrar Ciclos En Tu Vida Y Seguir Adelante

Los Mejores Cortes De Pelo Para Hombre Según El Rostro