in

7 Invitaciones Para Acercarte Que Recibirás De Una Mujer

Aceptémoslo, aprender a leer las señales que nos mandan las mujeres puede ser verdaderamente complicado. A veces las malinterpretamos, y hacemos movimientos en falso o perdemos excelentes oportunidades de ligue.

Para que no te pase eso, en este artículo te enseñaremos a leer señales que una fémina te puede mandar cuando quiere que te acerques a hablar con ella. Así sabrás que caminas en terreno seguro, y no vas a arriesgarte a pasar un momento incómodo.

Las 7 señales de aproximación de las mujeres

Para que nunca más vuelvas a perder la oportunidad de coquetear con una chica que está esperando que le hables, vamos a enseñarte a detectar como todo un experto las posibles actitudes o acciones pasivas que podría adoptar.

1.- La planta

Quizá es la invitación más evidente, aunque conlleva sus propios desafíos.

Una chica se acerca a donde tú estás -sin importar que se trate de la barra de un bar, una sección particular en la biblioteca o la banca del parque en la que estás sentado- y se planta justo a tu lado, fingiendo tener su atención en otra cosa, pero manteniéndote siempre dentro de su visión periférica.

Suena a pan comido ¿no? Pues no. Esta técnica aún te deja bastante trabajo por hacer. Veamos por qué y cómo.

-Algunas veces la chica se acerca, pero no lo bastante, De tal modo que tú tienes que hacer el segundo movimiento aproximación para hablarle.

Eso es fácil si solo tienes que dar algunos pasos, pero a veces implica evadir objetos, personas o conversaciones que se interponen entre ambos, y en ese lapso puedes perder tu oportunidad.

-Si eres del tipo tímido, aunque una mujer esté “haciendo una planta” evidente junto a ti, quizá tardes un rato en atreverte a hablarle. Ese inter puede hacer que las cosas se pongan raras e incómodas para ambos, y que ella simplemente decida irse de allí.

Si sospechas que te enfrentas a una “planta”, no lo pienses mucho y al menos di “hola” durante los primeros diez segundos.

Esto suele bastar para que la mayoría de las chicas consideren que les estás dando la ventaja y te manden alguna otra señal, como una sonrisa o una mirada significativa.

2.- El vuelo estacionario

Las chicas sin mucha experiencia de ligue, y que están acostumbradas a lidiar con chicos inexpertos, tienden a utilizar esta táctica con frecuencia. También pueden llegar a utilizarla cuando son experimentadas y muy seguras de sí mismas, pero no tienen mucha paciencia.

“Vuelo estacionario” significa que una chica se acerca justo hacia dónde estás, dentro de tu rango de visión, y simplemente se queda allí flotando para ver cómo reaccionas.

Esta es una señal muy obvia, y no hay una sola justificación para que no la aproveches. Lo único que tienes que hacer es sonreír y decir “hola”.

No reaccionar a tiempo puede ser especialmente desastroso con el “vuelo estacionario”, porque es evidente que ambos ya notaron la presencia del otro, y si no actúas es equivalente a un rechazo abierto.

3.- El vuelo exprés

Se parece un poco a la planta o al vuelo estacionario, pero con la diferencia de que es mucho más breve, y te deja mucho menos tiempo para actuar.

Una mujer que aplica un vuelo exprés espera que con acercarse a ti unos segundos o intercambiar una mirada frontal tengas suficientes herramientas como para determinar que quiere que le hables.

Generalmente las mujeres un poco más experimentadas utilizan esta táctica, y esperan enfrentarse a hombres que puedan leerla, y actuar con rapidez experta. Por eso, si no respondes a tiempo, quizá no se sienta ofendida, pero pierda el interés.

Otro de los problemas del vuelo exprés es que es fácil que se confunda con acercamientos casuales que no tienen nada qué ver con el ligue, sobre todo en lugares concurridos.

Quizá la chica efectivamente solo esté pasando por allí, y te haya volteado a ver un segundo porque tú la estabas mirando a ella.

Si ya han intercambiado miradas o sonrisas, el vuelo exprés no deja lugar a dudas. Preséntate y habla con ella antes de que aterrice en otro lado.

4.- La indecisa

Se parece un poco al vuelo exprés, pero es menos frontal. Al igual que con a la estrategia anterior, la chica se acercará y flotará un momento frente a ti, pero en lugar de establecer contacto ocular, demorará un poco más y hará como que está buscando algo o a alguien.

Aunque es una técnica menos directa, es mucho más sencillo acercarte a una chica que aplica “la indecisa” que a una que hace un “vuelo exprés”, porque como parece confundida, o estar en búsqueda de algo, puedes aproximarte con el pretexto de prestarle tu ayuda.

Si no está interesada y viste una señal donde no la había, simplemente te dirá “no gracias” y se irá. Pero si está haciendo una movida, se mostrará gratamente sorprendida y te hará la plática.

5.- Murmuros y suspiros

Este es uno de los mejores panoramas a los que puedes enfrentarte porque las chicas que utilizan este truco evidentemente quieren entablar contacto contigo.

Si alguna vez has tenido junto a ti alguna mujer que parezca estar hablando sola, o está loca o quiere llamar tu atención.

El escenario típico es este:  ella está lo suficientemente cerca como para que la escuches, pero no se dirige a ti. Simplemente suspira ruidosamente, murmura o dice cosas en voz alta como ¡Dios, qué fiesta tan aburrida!” o “Este autobús está tardando mucho en pasar”.

Siempre lo hará mirando hacia otro lado primero, pero con toda seguridad volteará a verte a continuación para revisar si sus palabras tuvieron algún efecto en ti.

Normalmente, cuando una chica hace eso, tú te sientes en la necesidad de decir algo por educación, aunque no se haya dirigido explícitamente a ti, pero como no lo sabe, podría ser descortés no hacerle la plática. Por eso usan esta estrategia cuando un sujeto les gusta mucho. Es arriesgada pero efectiva.

6.- La damisela en peligro

También conocida como la estrategia de solicitar ayuda, aunque realmente no la necesiten. Una mujer que quiere platicar contigo puede apelar al caballero que todo hombre lleva dentro y acercarse a pedir ayuda con alguna cosa insignificante.

Puede pedirte que le tomes una fotografía con sus amigas (aunque haya tenido que cruzar una habitación repleta de otras personas para pedírtelo precisamente a ti), que le des la hora (aunque tenga su celular en la mano), que le recomiendes algún bar cercano (esperando quizá que te unas al plan) o que le des lumbre.

Estos son solo algunos ejemplos, pero la diversidad de pretextos para “pedir ayuda” es virtualmente infinita, así que mantén las antenas bien alerta para diferenciar entre una excusa para acercarse a ti, y una solicitud de ayuda genuina.

Por lo general, una solicitud de ayuda que viene acompañada de una sonrisa, y que además es sobre algo que cualquier persona podría hacer, es más bien un pretexto para entablar conversación contigo.

7.- La sonrisa

Dejamos esta para el final porque es el truco más clásico. Básicamente, la chica hace contacto visual contigo, desvía la mirada y sonríe para sí misma. O simplemente te mira mientras sonríe descaradamente.

Esta es una invitación directa y hasta ruidosa para que te aproximes. Hazlo de inmediato si ella te gusta y no quieres ofenderla. Pero recuerda no ir corriendo hacia como si fueras un cachorro. Hazlo con elegancia y sutileza, y prepara en el camino una buena frase de introducción.

¿Por qué ellas no se acercan a ligar?

No es una regla sin excepciones, pero por lo general las mujeres prefieren estrategias de coqueteo más pasivas que los hombres. Esto no implica tanto hacer movimientos de acercamiento, como mandar señales que indican que acercarse es seguro.

O sea, lo que ellas piensan es “yo no voy a hacer el primer movimiento, pero voy a dejarte libre el camino para que tú te atrevas a hacerlo”.

A veces quisiéramos que simplemente se acercaran a decir “hola”, y nos ahorraran todo ese trabajo de interpretación, pero considera que, si para los hombres es grave, para las mujeres ser rechazadas es trágico, así que la mayoría no se va a arriesgar.

Si te la pasas esperando algún mensaje claro y directo de coqueteo para por fin actuar, probablemente necesites una silla porque vas a esperar bastante.

Pero si aprendes a leer correctamente los mensajes sutiles que te envían, tendrás mucha ventaja sobre los demás hombres, pues será como si algunas tuvieran una especie de aura de luz verde a su alrededor que te indica que te puedes acercar sin riesgos.

¿Cómo mandan señales de aproximación las mujeres?

Todo buen pescador sabe que mientras más cerca coloque el anzuelo de los peces, más probable es que alguno lo muerda. Pero también sabe que el anzuelo tiene que aparentar estar allí de manera causal y circunstancial, no a manera de trampa.

Las chicas, por su parte, saben que ellas mismas son el anzuelo y que mientras más puedan acercarse al hombre que les interesa sin que sea evidente que se están acercando con ese propósito, será más fácil que él caiga en la trampa y por cuenta propia se presente y trate de entablar conversación.

Este detalle es muy importante por una razón que no puedes dejar de considerar: cualquier interacción social implica oferta y demanda, y ser el primero en acercarse te pone en una situación de desventaja inmediata.

En otras palabras, si tú te acercas a ella, el mensaje implícito que estás mandando es que sientes una atracción de algún tipo.

En ese momento exacto, tú ya declaraste al menos parte de tus intenciones, y ella no, lo que le da cierta ventaja en la interacción. Aunque no te rechace y muestre interés, siempre serás tú quien se acercó primero.

Los hombres pueden lidiar con eso. Las mujeres no tanto. Han sido educadas para procurar estar siempre del lado ventajoso de la oferta y la demanda.

Una mujer a la que le atraes comenzará a mandarte señales para que te acerques cuando siente que no has notado su presencia o que ya notaste su presencia pero que no te atreves a acercarte.

Es importante que consideres que una mujer mandándote señales para que te acerques no es una con la que ya tienes un ligue garantizado. Lo más probable es que solo le gustes de forma superficial, y quiera una oportunidad para averiguar qué tan interesante o divertido eres.

Así que no se trata de que detectes las señales, y al acercarte cometas el error de ser indiscreto o ir muy rápido.

Importancia de leer las señales de aproximación de una mujer

Aunque no lo creas, además de el hecho evidente de que si no lees adecuadamente las señales perderás esa oportunidad, está la triste realidad de que puedes perderlas todas con esa chica en particular.

Si te invita con señales sutiles a que te aproximes, y tú no las captas y no te atreves, ella no pensará que no te diste cuenta, sino que las rechazaste porque no te interesa. No solo no volverá a intentarlo, sino que se convencerá a sí misma de que no le interesas o no estás a su nivel.

Si luego de eso intentas hablar con ella, es probable que se muestre fría, recelosa y a la defensiva. Tú no lo sabes, pero ella siente que ya la ofendiste una vez, y está dispuesta a hacerte pagar por ello.

Quizá simplemente te rechace de la forma más estruendosa que pueda para que todos se den cuenta.

Como vez, el tema no solo es importante para ligar, sino para evitar malos ratos. Tienes que responder a una invitación tácita de la manera más rápida que puedas antes de perder la oportunidad o hacerla enfadar.

¿Cómo saber si es realmente una invitación para que te aproximes?

La parte más complicada de todo este asunto es averiguar si realmente te están haciendo una invitación de acercamiento o no, porque las mujeres también hacen todo eso por otras razones que nada tienen que ver contigo.

Malinterpretar una mirada o una actitud como una señal puede llevarte directo hacia un rechazo y tener feas consecuencias en tu auto confianza, pero son cosas que pasan y ningún hombre sobre la tierra está exento de equivocarse de vez en cuando. Así que tómatelo con calma.

Si te esmeras con tu arreglo personal y tu actitud es abierta, o sea, proyectas disponibilidad sexual, es muy probable que las mujeres que no quieren ligar contigo se cuiden de mandarte señales equivocadas, y que aquellas que sí quieren te hagan invitaciones tácitas para que te acerques.

¿Cómo responder a una invitación de este tipo?

Todo depende del contexto. Frases como “¿qué tal va tu noche?”, “creo que ya se te enfrió ese café” y “hola ¿quieres que suspiremos juntos en lo que pasa el autobús?” son buenas maneras de responder a una invitación de acercamiento.

También puedes responder de acuerdo con el tipo de estrategia que ella esté utilizando para llamar tu atención. Puedes ofrecerle una goma de mascar o un pañuelo, invitarla a que se siente o, si no estás muy seguro de que se trata de un acercamiento, dedicarle una enorme sonrisa, levantar las cejas y ver cómo reacciona.

Si no quiere ligar contigo, evitará mandarte otra señal equivocada. Si quiere hablar contigo, se acercará todavía más.

 

En resumen, las mujeres, incluso las más tímidas, mandan señales a los hombres que les gustan para indicarles que pueden acercarse a ellas sin peligro a ser rechazados. Aprender a interpretarlas te abrirá muchas puertas de ligue en la vida.

Mantenlo natural y casual. No dejes que el nerviosismo te gane, pero, sobre todo, no dejes que ella vea lo emocionado que estás por hablarle, porque eso te haría perder gran parte del atractivo inicial.

 

Queremos escucharte, ¿qué otras señales te han mandado las chicas para que te acerques a platicar con ellas? ,¿cuáles son las mejores estrategias para romper el hielo?

Y por favor no olvides compartir este y todos nuestros artículos en tus redes sociales.

 

Ver También:

Loading...

25 Señales Para Saber Si Un Hombre Está Celoso

8 Cosas Que Siempre Debes Mantener En Secreto