in

¿Cuál Es La Diferencia Entre Hombres Y Mujeres En Una Relación?

Aunque somos de la misma especie, las mujeres y los hombres somos tan diferentes en algunos aspectos que a veces pareciéramos seres que venimos de planetas totalmente distintos. Seguramente has escuchado que “los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus”, especialmente cuando de relaciones amorosas se trata.

¿Cuáles son las principales diferencias de lo que piensan las mujeres y los hombres de una relación?

La forma en que vemos el amor, las costumbres de una pareja y cómo debería ser la comunicación distinguen a ambos sexos. Mientras las mujeres valoran más los sentimientos, los hombres lo hacen con las habilidades, por ejemplo.

Muchas veces, los conflictos surgen por malentendidos, conocernos y aceptar nuestras diferencias es un paso importante para poder mantener relaciones amorosas estables y con una buena comunicación, que es la base de éxito de cualquier pareja.

¿Quieres saber cómo? En este artículo te comentamos las principales diferencias entre ambos sexos, para que aprendas a comprender a tu pareja y manejarte mejor en la próxima discusión que tengan.

1. Entre sentimientos y habilidades

A los hombres les hace falta recibir reconocimiento y halagos por sus habilidades y acciones, mucho más que por sus sentimientos. Las mujeres, por su parte, tienden a preocuparse porque sus sentimientos sean reconocidos.

Eso es una contradicción directa en las dos formas de entenderse como parte de una relación. Mientras al chico le emociona ser apreciado por lo que hace, por su capacidad de resolver problemas, demostrar valor y fuerza física; la chica le da un mayor peso a la comunicación de la pareja y la expresión de las emociones.

Es común entonces que ante un problema, el hombre intente ir directo a las soluciones sin pedir ayuda, mientras que la mujer querrá que ambos trabajen juntos para encontrar la solución. En una discusión, es más probable que el chico quiera cortar la conversación mientras que la chica seguramente querrá hablar de forma extensa sobre el problema.

2. Juegos mentales vs. peleas irracionales

Salir con una persona puede convertirse en una especie de campo de batalla en la que ambos participantes usan sus propias estrategias y juegos mentales para conquistar, pero también para vencer al otro. Ninguno sabe a ciencia cierta quién va a ganar o a perder. Como se están conociendo y toma tiempo adaptarse, es común que la pareja pase del coqueteo a discusiones en cuestión de minutos.

Como te comentamos anteriormente, cuando se enfrentan a un problema, cada uno tendrá una reacción diferente. El hombre buscará solucionarlo de forma individual, sin pedir ayuda, aunque esto haga más difícil el proceso. La mujer, por su parte, buscará conversar sobre el conflicto y encontrar soluciones en conjunto.

Si la comunicación entre ambos no se da, la mujer muy probablemente lo tomará de forma negativa, como un cisma en la relación que puede llevar a discusiones y problemas. Si el chico no se expresa, ella intuirá que ocurre algo grave, y es en esos momentos cuando entran en juego las dudas, celos, inseguridades y discusiones sin sentido con el otro.

En otras palabras, pueden asumir que el problema es mucho más grave de lo que imaginan o que sencillamente su compañero no confía suficiente en ellas para buscar apoyo.

¡Las suposiciones son terribles para una relación de pareja! Si ambos consiguen comunicarse asertivamente, podrán evitar peleas innecesarias.

3. Ellos y ellas se comunican de maneras diferentes

¡Es como si se tratara de dos idiomas distintos! Los hombres son puntuales y literales, pero las mujeres son más poéticas, dramáticas y expresivas con sus sentimientos.

En líneas generales, los hombres suelen organizar sus ideas antes de expresar opiniones, son más reflexivos, organizados y simples al comunicarse. Van directo al grano. Las mujeres, por el contrario, tienden a expresar muchas ideas para explicar una sola, apelan a las anécdotas y sobretodo a las emociones cuando conversan.

4. ¡No te necesito!, ¿o sí?

La idea de compartir nuestra vida con otra persona es muy agradable y se ha convertido en un ideal social de vida. Sin embargo, la verdad es que los seres humanos podemos sobrevivir solos, sin necesidad de una relación amorosa. De hecho, la única cosa para la que dependemos de un compañero del sexo opuesto es para la reproducción.

Es normal entonces que los hombres tengan un instinto de solucionar de forma individual y las mujeres también valora en gran medida su propia independencia.

Lo ideal es que ambos integrantes de una pareja asuman y respeten su individualidad, pero aprendan a compartir en pareja. si tienes un compañero, es importante bajar la guardia y llegar a acuerdos que tomen en cuenta los intereses y decisiones de ambos. Comunicarse y negociar es parte importante de alimentar una relación exitosa y saludable.

5. Dar y recibir

Siguiendo con la idea anterior, el principio de una relación saludable es justamente compartir y dividirse las cosas. Dar y recibir en la justa medida.

Cuando estás en una pareja, compartir debe ser la base de todo. Las cosas buenas, los problemas, las deudas y decisiones deben ser tomados en cuenta por ambos y así buscar soluciones en conjunto. Si algo te afecta física, económica o emocionalmente, tu pareja debe sentir interés y merece que le comuniques las cosas.

Como la costumbre es que cada uno tiene su propia vida y acción, es normal que al principio cueste mucho ajustarse a esta dinámica de compartir las cosas, lo que lleva a discusiones.

La próxima vez, antes de reclamarse mutualmente, mejor enfóquense en buscar soluciones como equipo. Es más productivo y valioso para la pareja.

6. Hombres y mujeres independientes

Para adaptarse al otro, cada parte de la pareja debe ajustar su comportamiento sin comprometer en el proceso sus valores, ideales, individualidad e identidad.

Mientras la mayoría de los hombres se sienten libres y confiados cuando resuelven por sí mismos sus problemas, las mujeres suelen esperar que sus compañeros las ayuden sin que ellas se lo soliciten.

Recuerda esta diferencia la próxima vez que tu pareja se vea en una situación en la que necesite ayuda. Ponte en sus zapatos y toma en cuenta sus sentimientos cuando decidas la forma de actuar, no esperes que él o ella quieran lo mismo que tu pedirías si estuvieses en la misma situación.

7. Aparente insensibilidad masculina

Los chicos desaparecen cuando sienten que su independencia puede ser amenazada de alguna manera. Esto también aplica con su capacidad de resolver por sí mismos sus problemas. Es por ello que suelen tener más problemas para lograr intimidad y compromisos en relaciones estables.

Con los hombres hay que avanzar poco a poco, para poder generar confianza suficiente para compartir como pareja, pero haciéndolos sentir que siguen siendo autónomos y libres dentro de la relación.

En el momento de una discusión, puede ocurrir que el hombre decida alejarse de la situación cuando siente que sus emociones toman el control, y luego vuelve una vez que las haya controlado. Eso los hace quedar como desinteresados e, incluso, insensibles a los sentimientos de su pareja. No todas las mujeres comprenden esto.

Algunas optan por perder las esperanzas en la relación, al no saber manejar el temperamento de sus compañeros y no comprender su perspectiva.

8. Ahogo emocional femenino

En contraposición a la capacidad de “evasión” de los hombres, las mujeres pueden llegar a ser tanto o más conflictivas cuando no consiguen que sus parejas las entiendan.

De ahí derivan actitudes tóxicas y negativas, como el acoso a la pareja, recriminación de cada error que cometen e intentos de controlar sus vidas y decisiones. Esto aumenta la presión en la relación y en ella misma, porque estas acciones pueden causar depresión, estrés, problemas para dormir, entre otras graves consecuencias psicológicas.

El apoyo entre las parejas es fundamental. Si hay comunicación, ambos podrán comprender mejor su rol en la relación y  podrán trabajar en fortalecer la confianza de uno con el otro. No se trata de que la felicidad dependa de la otra persona, sino de que en conjunto logren compartir lo suficiente para tener una relación estable que aporte de forma positiva a sus vidas.

La mejor manera de comenzar es estar atento a la pareja, ver cómo se comporta y preguntarle cuando notan cambios en su forma de ser. La comunicación es la clave.

9. El amor se transforma y cada uno lo vive diferente

¡El amor cambia con el tiempo! Porque las personas maduramos, aprendemos y envejecemos.

Lo que puede ser importante en la juventud, pierde sentido en la edad adulta. Incluso en cuestión de meses una relación puede dar un giro radical. Las fallas personales, inseguridades, egoísmos, incapacidad para comunicarse, destruyen una relación independientemente de que haya empezado en un tono positivo.

Es ante estas cuestiones que ambos deben decidir si terminan con el compromiso o si solucionan sus fallas. Se cree que los hombres tienen mayores problemas para el compromiso y que usualmente son los que siguen adelante más rápido después de una ruptura que las mujeres, pero eso depende de cada pareja y su historia.

El amor maduro es solidario, supera el frenesí de los primeros meses y va más allá de la atracción sexual entre ambos. Se trata de amor verdadero, confianza y comunicación. Esa es la base para una relación duradera.

En conclusión

Independientemente de cómo inicie una relación entre dos personas, las discusiones son inevitables en una pareja. No solo por los cambios que implica la convivencia, sino por esas diferencias que tenemos hombres y mujeres de forma natural.

Como te señalamos, la mejor manera de sobrellevar esas situaciones es con una buena comunicación. Conócete bien como persona, toma el tiempo de conocer a tu pareja y entiendan ambos que tienen formas distintas de ver la vida y reaccionar a las situaciones de pareja. Juntos, encontrarán mejores formas de avanzar que de manera individual y egoísta.

¿Cómo lo manejan tú y tu pareja? Queremos conocer tus experiencias y anécdotas. También estamos atentos a responder tus preguntas, por eso dejamos a tu disposición nuestra caja de comentarios, para que expreses todo lo que necesites.

Recuerda que puedes compartir esta información en tus redes sociales. ¿Quién sabe? Quizás es el consejo amoroso que necesita alguno de tus amigos.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo Salir Con Una Chica Tímida

Cómo Dejar De Obsesionarse Por Un Hombre De Una Vez Por Todas