in

6 pasos para salvar tu matrimonio e impedir el divorcio

Mantener un matrimonio es complicado. Es común permitir que la relación con nuestro esposo se deteriore paulatinamente y no es hasta que uno de los dos pide el divorcio cuando nos planteamos la pregunta que debimos pensar hacía mucho tiempo: ¿cómo salvar mi matrimonio?

Aquí están las 6 acciones claras a tomar para empezar a salvar tu matrimonio.

1. Sal del papel de la víctima

Deja de pensar en ti misma como una víctima de las circunstancias o de tu esposo. Si quieres arreglar las cosas, entiende y asume tu rol como parte activa de la relación. No esperes a que él tome la iniciativa, recuerda el compromiso de ambos al casarse y da el primer paso si es necesario.

Es normal que sientas tristeza, rencor o miedo de perder la relación. Debes priorizar la decisión de salvar la pareja, controlar esas emociones y aceptar tu parte de responsabilidad para comenzar a enfocarte en buscar soluciones más allá de atribuir culpas.

2. Encuentra la verdadera causa del problema de su matrimonio

La mayoría de los divorcios se dan por problemas de dinero, infidelidades, celos o violencia. Pero usualmente detrás de esos problemas típicos hay causas no tan evidentes: las verdaderas causas de conflicto.

Por ejemplo, si el problema fue una infidelidad, es importante comprender qué situaciones llevaron a que uno de los dos engañara al otro.

Pero detrás de esos problemas típicos existen causas no tan evidentes que son las verdaderas fuentes del conflicto. ¿No tienen una vida sexual satisfactoria? ¿Alguno dejó de poner atención a las necesidades del otro? ¿Qué encontró en otra persona que no pudo encontrar en casa?

Entiende de dónde provienen sus diferencias para poder comenzar a tomar acciones correctivas.

3. Sé flexible y haz un compromiso con tu pareja 

Todo en la vida tiene solución, aunque quizá no sea exactamente la que tú quieres o esperas. Si solo prestas atención a tu visión del problema, puedes obsesionarte con conflictos menores y agrandarlos hasta convertirlos en obstáculos insuperables.

Hay cosas en las que no debemos ceder, como la violencia. Jamás deberías permitir que tu pareja te haga daño. Pero quizás hay otras cosas a las que das demasiada importancia. ¿Vale la pena tener una pelea a gritos porque olvidó pagar un recibo o porque dejó su ropa tirada en el piso?

Es más inteligente tomar estos pequeños inconvenientes y conversarlos. En lugar de responder siempre con reclamos. Elijan bien las discusiones que valen la pena.

4. Tómense un tiempo separados

Si han pasado por una pelea muy fuerte y tienen sentimientos negativos hacia el otro, es mejor darse un tiempo separados. Discutir al momento, con mucho enojo, los puede llevar a perder el control y empeorar la discusión.

Tomen tiempo para calmarse y ver el problema de forma diferente. Puede ser que solo necesites diez minutos para salir a tomar aire o, en casos graves, necesiten un par de días o semanas separados. Lo importante es que estén calmados y claros cuando intenten solucionar la crisis.

5. Recuperen las cosas que tienen en común

Los matrimonios deben surgir del amor y las cosas en común de la pareja. Es importante que mantengan en cuenta las cosas que los unen, especialmente cuando atraviesan una crisis y hay riesgo de ruptura.

Tómate un minuto para pensar en lo que los llevó a estar juntos y que quizá ya olvidaron. Enfócate en cómo pueden recuperar ese vínculo y mantenerlo en su día a día. Procura dejar de lado la rutina y buscar tiempo para compartir en pareja. ir a la playa, pasear, hacer algo distinto.

6. Cuida de ti misma y mejora tu apariencia

Si sientes que perder a tu esposo te hace sufrir demasiado, debes recordar que tu prioridad debes ser tú misma. Más allá de recuperar su afecto, debes recuperar tu amor propio. Si te amas a ti misma, sabrás lo que mereces y podrás decidir de forma más asertiva sobre tu matrimonio.

Si no cuidas tu salud -física y emocional-, difícilmente tendrás la energía y la actitud positiva que te hará falta para salvar el matrimonio. Reflexiona sobre la forma en que te tratas y si estás cubriendo tus necesidades: desde comer sano, cuidar tu apariencia hasta alimentar tus pasiones.

¿Qué sentido tendría salvar un matrimonio en el que no puedes ser una persona plena y feliz?

¿Cómo salvar mi matrimonio del divorcio?

No hay una acción única para salvar a un matrimonio desgastado. Requerirás cambios de fondo, paciencia y mucha comunicación desde el amor y la honestidad. Es muy importante que ambos tengan la disposición de mejorar y tengan intención de seguir con su relación.

¿Cómo salvar un matrimonio en crisis? 

El camino más directo hacia la separación es la pasividad. Si hay problemas en la pareja, no tomamos acciones para mejorar la relación y no proponemos soluciones, ayudamos a que termine el matrimonio.

Cuando la pareja está en crisis, es difícil saber la respuesta a los problemas. Pero es importante buscarla. No hacer nada es hacer daño a la relación.

En este artículo veremos seis consejos para salvar un matrimonio al borde de la separación y restaurar la armonía en pareja,

¿Cómo salvar mi matrimonio si él no quiere?

«¿Cómo recuperar mi matrimonio si mi esposo no quiere?» es una pregunta muy común. Es muy difícil salvar un matrimonio cuando una de las partes ya decidió buscar el divorcio. En el caso de los hombres, usualmente se separan porque la vida en familia los agobia o quieren a otra mujer.

Si de verdad crees que la pareja aún tiene arreglo, lo que puedes hacer es darle tiempo para que reflexione sobre su decisión de divorciarse. Enfrentarse a una realidad sin su familia, podría darle una mejor perspectiva para tomar la decisión.

Pero recuerda que no hay plazo que no se cumpla. Si ya has hecho todo lo que estaba en tus manos y él sigue firme con su decisión, lo mejor es dejar ir y continuar con tu vida.

¿Cómo salvar mi matrimonio si ella no quiere?

En el caso de las mujeres, usualmente deciden divorciarse por algún tipo de violencia en el matrimonio, infidelidades o porque no sienten que su esposo esté a la altura de su responsabilidad. Para que una mujer considere la reconciliación, debe ver cambios reales y profundos en la pareja.

Lo mejor que puedes hacer es definir un plazo y demostrar en ese periodo de tiempo que has corregido tus errores principales y las actitudes que la hicieron perder la ilusión del matrimonio.

¿Cómo salvar mi matrimonio según la Biblia?

La biblia dice que cuando una mujer y un hombre se casan, su carne se vuelve “una sola carne” y su espíritu se convierte en un solo espíritu, por lo que la Iglesia Católica no admite el divorcio como una alternativa válida para matrimonios en crisis.

Si eres creyente y quieres salvar tu matrimonio, puedes recurrir al consejo de algún sacerdote o guía espiritual. Muchas instituciones católicas ofrecen retiros y terapias para rescatar matrimonios.

¿Cómo pedirle a Dios que restaure mi matrimonio?

Según la tradición cristiana, la mejor manera de pedir a Dios que restaure un matrimonio es mediante la oración, acompañada por acciones y compromiso.

En lugar de dejar que los problemas crezcan sin atenderlos y después de perder la relación preguntarte «¿cómo rescatar mi matrimonio?», toma responsabilidad sobre tu relación, no dejes crecer tus problemas y pregúntate «¿cómo puedo mejorar mi matrimonio?».

Oración para restaurar mi matrimonio

Esta es una oración a San Antonio de Padua que busca recuperar el amor y la paz en el matrimonio:

Glorioso San Antonio, tú que has ejercido el poder divino de encontrar todo aquello estaba perdido, ayúdame a recuperar la gracia de Dios que recibí en el sacramento del Matrimonio.

Que mi pareja y yo podamos volver a sentir la fortaleza, el ánimo, la esperanza y la fe, que un día nos tuvimos y que hoy se ha visto debilitada debido a los rumbos y decisiones equivocadas que hemos tomado.

Ayúdanos a encontrar nuevamente ese amor servicial en el que nos desvivíamos el uno por el otro para hacer feliz al otro. Que esa caridad vuelva a encenderse como una llama inextinguible para que una y alegre los corazones de ambos.

Que podamos encontrar momentos para donarnos el uno al otro en la intimidad de nuestra relación y hacer sentir al otro cuánto apreciamos su presencia y el tiempo compartido.

Oh San Antonio, ayúdanos a encontrar nuevamente el deseo de amarnos sin medidas. Que podamos encontrar el perdón para las situaciones dolorosas que hemos vivido y sanar todas las heridas causadas en momentos de inmadurez e indiferencia.

Amén.

Abajo un video de una oración para salvar tu matrimonio:

¿Cómo salvar mi matrimonio después de una infidelidad?

Si tú fuiste la persona infiel, debes volver a ganarte la confianza de tu pareja con actos, compromiso y transparencia. No solo con promesas. Si tu pareja fue infiel, entonces debes aprender a perdonar si ves cambios en su actitud y esforzarte para volver a confiar.

Libros recomendados para salvar mi matrimonio

Estos son algunos de los libros que te recomendamos leer, porque dan buenas orientaciones sobre qué hacer cuando un matrimonio está en crisis:

El poder del amor, de Javier Abad Gómez

El autor de este libro lo presenta como “una luz de esperanza ante las crisis matrimoniales”. Su texto abarca las causas más frecuentes de los problemas maritales y ofrece una serie de soluciones prácticas para la pareja.

7 reglas de oro para vivir en pareja, de John M. Gottman

Gottman es un afamado terapeuta de parejas, con una obra muy conocida en su área. En este libro se enfoca en 7 consejos que buscan restaurar la paz, amor y armonía en cualquier matrimonio, así lleven mucho tiempo juntos o sean recién casados.

Recuperar mi matrimonio, de Natalia Fernández

Se trata de un e-book que contiene un programa, explicado paso a paso, que permite a las parejas comenzar a comunicarse de manera más asertiva, evitar discusiones innecesarias y solucionar los problemas de fondo que causan sus peleas. También ofrece otros consejos, como aliviar el estrés.

¿Cómo salvar mi matrimonio en 40 días?

Se cuenta la historia de una pareja que lleva siete años de casados entra en crisis y estudia la posibilidad de divorciarse. El padre del esposo se entera y le pide a su hijo que siga al pie de la letra los retos de un libro llamado Desafío de amor para salvar su relación.

Este libro tiene 40 desafíos diarios para recuperar la confianza, reconstruir la intimidad y volver a darle lugar al afecto.

¿Se puede salvar un matrimonio cuando no hay amor?

¿Vale la pena intentar salvar un matrimonio cuando ya no sentimos lo mismo que antes?Primero debes entender que no es lo mismo el enamoramiento que el amor.

El enamoramiento es una fase de la relación. Pura emoción que se desvanece con el tiempo. El amor se construye todos los días con esfuerzo. Si lo que perdieron fue el enamoramiento, pero hay amor, pueden salvarlo.

Si pasa el enamoramiento y notan que no había un sentimiento real, tienen la opción de trabajar y esforzarse por construir ese amor o decidir abandonar la relación. Será posible en la medida en que ambos se comprometan a lograrlo.

¿Se puede recuperar un matrimonio después de tanto daño?

Salvar el matrimonio es una decisión de los dos. Si ambos están convencidos de intentarlo, toman acciones reales y de verdad abandonan actitudes tóxicas y dañinas, una relación desgastada puede renovarse y volver a ser hermosa.

Pero si la pareja solo se compromete con palabras, pero no asumen el compromiso en acciones, solo se harán daño.

¿Cómo recuperar mi matrimonio después de una separación?

Si decidiste divorciarte de tu pareja y después de la separación te diste cuenta que no fue la decisión correcta, debes evaluar la situación antes de decidir buscar a tu ex. Es posible que él haya tomado la ruptura de otra manera y te haya superado, así que es mejor tantear el terreno.

Si notas que él tampoco es feliz, contáctalo, expresa lo que sientes y si ambos están de acuerdo, tomen un tiempo para compartir, mostrar que han cambiado y podrán superar los problemas que los separaron. Solo entonces, si hay disposición de los dos, pasen a la reconciliación.

¿Funciona un matrimonio después de una separación?

Un matrimonio funciona siempre que haya amor, respecto, buena voluntad, esfuerzo y compromiso de ambas partes, sin importar las circunstancias previas.

¿Cómo saber cuándo un matrimonio ya no tiene solución?

En teoría, siempre debe existir la esperanza, pero puede decirse que no tiene arreglo cuando hay situaciones de violencia, cuando no hay disposición de uno de los dos para mejorar o cuando ambos sienten que son más felices separados

¿Cómo saber si un matrimonio debe terminar?

Un matrimonio en el que existe violencia de cualquier tipo, física, psicológica, emocional, económica o sexual, y la parte que la ejerce no acepta su responsabilidad y no está dispuesta a cambiar, es peligroso y tóxico. Lo mejor es que termine.

¿Cómo saber si mi matrimonio se acabó?

Lo importante es sentarte a hablar de frente con tu pareja. Deben ser honestos, hablar sobre los problemas, si están dispuestos a solucionarlos y lo que sienten. Es una decisión que ambos deben tomar y comprender.

Frases para salvar un matrimonio

Estas son algunas de las cosas que puedes decirle a tu pareja cuando quieren rescatar su relación:

– Sé que tenemos problemas y que las cosas han sido más difíciles de lo que pensábamos. Sin importar las pruebas que nos ponga la vida, yo siempre querré estar a tu lado y hacer lo que pueda para hacerte feliz.

-Para salvar un matrimonio se necesitan dos corazones dispuestos a perdonar. Pongo el mío frente a ti, ¿contaré con el tuyo?

-El matrimonio nos ha traído un montón de dificultades, pero recuerda: no soy yo contra ti, no eres tú contra mí, somos los dos, juntos, contra el problema.

Reflexiones para salvar un matrimonio

El matrimonio es el barco que llevará a buen puerto a nuestra familia a través de la tormenta. Pero ningún barco sin cuidado y sin mantenimiento resistirá los golpes del mar. Lo mismo sucede con cualquier relación. Si no la cuidas, la pierdes.

¿Qué hacer cuando tu matrimonio se está destruyendo?

Lo peor que puedes hacer es ignorar las primeras señales de problemas para no enfrentarlos. Hablen sobre la crisis y busquen soluciones prontas a lo que sienten. Los matrimonios que mantienen una comunicación honesta tienen más fortaleza para superar sus problemas.

Carta a mi esposo para salvar nuestro matrimonio

Si quieres escribirle una carta a tu esposo para que reconsidere su decisión de divorciarse, no olvides:

  • Dejarle claro que estás dispuesta a poner todo de tu parte para que ambos vuelvan a ser felices en casa.
  • Recordarle todos los motivos por los cuales te enamoraste de él.
  • Proponerle opciones para arreglar las cosas, antes de pensar en divorciarse.
  • Comprometerte a dejar los problemas y reclamos en el pasado para comenzar “de cero”.

Pláticas para matrimonios en crisis

Muchas organizaciones civiles o religiosas ofrecen pláticas con mensajes para matrimonios en conflicto. Otra alternativa que no tiene nada qué ver con la religión es la terapia de pareja con un profesional en psicología. Ambas opciones pueden funcionar si están dispuestos a intentarlo.

¿Cómo salvar una relación que está a punto de terminar?

¿Cómo salvar mi matrimonio si siento que todo está a punto de acabar? Si te sientes así, no esperes a que sea él quien llegue con la solicitud de divorcio. Confróntalo y explícale que quieres hacer algo al respecto. Comunicarse a tiempo puede evitar la ruptura definitiva.

 

Esperamos que estos consejos y respuestas para salvar un matrimonio en crisis te ayuden a superar esta etapa tan difícil en tu pareja. Recuerden que con amor, respecto y compromiso, todo es posible.

 

Ver también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo ligar en una discoteca con un chico, aunque seas tímida

20 cosas que hacer en una pijamada para que sea la mejor noche de amigas