in

10 trucos psicológicos para ligar y coquetear a tu CRUSH, hacer que te desee y vaya detrás de ti

Si sientes que eres mala para coquetear o ligar, te tengo la mejor noticia, ligar y coquetear se puede aprender, y lo puedes aprender hacerlo de forma efectiva.

Hay varias formas científicamente probadas de cómo ligar, y ninguna de ellas es muy difícil de hacer, inclusive para la mujer más tímida. Una parte si importa lo que dices, pero también es muy importante la forma como lo dices

Imagina estás en un bar en la noche, estas usando tu ropa favorita, te sientes excelente ese día y cada vez que intentas ligar con alguien tienes resultados horribles. Puede que solo tenga un pequeño error en tu forma de ligar y esto te lleva a los malos resultados. Mucho tiene que ver tu lenguaje corporal y como dices las cosas, veamos los 10 trucos psicológicos para ligar.

Número 1: Haz contacto visual

Hacer contacto visual con la persona que nos gusta le hará saber que puede acercarse a hablar de forma segura, sin arriesgarse a un rechazo. 

Como en todo, en el juego de miradas también debe existir un equilibrio. No seas demasiado fugaz y huidiza porque le mandarás señales confusas, pero tampoco te le quedes viendo fijamente con cara de obsesión. Lo más importante es que tú tengas el control y la confianza de decidir cuándo comienza el contacto visual y cuando acaba. Recuerda que es un juego.

¿Sabías que cuando miramos a alguien que nos resulta atractivo sexualmente, nuestras pupilas se dilatan de forma involuntaria? Busca esa señal en los ojos de tu interlocutor, es algo que no podrá evitar si siente atracción recíproca.

¿Qué es lo peor que puede pasar? ¿Que no te corresponda? Entonces, tendrás que ver por qué no lo hace y así sabrás si vale la pena seguir o no con el plan de ligue.

 

Número 2: Sonriéle mucho

Los psicólogos y demás especialistas en rasgos extralingüísticos ya han estudiado el poder que tiene la sonrisa para crear vínculos poderosos entre la gente.

La sonrisa es una carta de presentación para hacerle saber al otro cuán agradables y solidarios somos; al mismo tiempo que dejamos al descubierto nuestro sentido del humor.

De hecho, un estudio de la Universidad Británica de Columbia demostró que los hombres se sintieron mucho más atraídos por aquellas mujeres que se mostraban sonrientes.

Mientras que los hombres buscan mujeres con sonrisas coquetas y femeninas, las mujeres por el contrario suelen buscar hombres con sonrisas que proyecten confianza y dominio de la situación, incluso un poco de rebeldía. 

Fíjate muy bien cómo responde a tu sonrisa la persona que quieres ligarte. ¿Le causa sorpresa? ¿la pone nerviosa? ¿te sonríe de vuelta? Todas estas son pistas muy valiosas que te ayudan a saber qué tantas oportunidades tienes realmente de ligar con él o ella.  

Intenta que sea la sonrisa quien ilumine tu rostro, por más guapa y arreglada que te veas, aunque hayas invertido demasiado tiempo en tu arreglo personal, si tienes una cara de seriedad  esto no funcionará, a los hombres les va a llamar mil veces la atención una chica que siempre este sonriendo a alguien que tenga la cara larga y sonría poco, una sonrisa siempre va a equilibrar los estados de ánimo y relajara la tensión que exista en ese momento

 

Número 3: Hazlo reír

El sentido del humor denota varias cosas, entre ellas inteligencia, creatividad y sociabilidad, virtudes que para la mayoría de la gente son sencillamente irresistibles y forman parte de eso a lo que llamamos “carisma”. 

Hay que saber hacer reír a las personas para que las conversaciones se relajen y el coqueteo fluya a flor de piel.

Si el sentido del humor no es lo tuyo y siempre dejas que los demás hagan los chistes, entonces desde ya te avisamos que se trata de una habilidad que debes cultivar si quieres incrementar drásticamente tus oportunidades de seducción. 

Así que sé divertido y deja a un lado la seriedad siempre que el momento lo amerite. Ten presente que esa persona que te gusta —y que te quieres ligar— debe conservar un recuerdo agradable de ti.

No te reprimas en desplegar tus estrategias humorísticas, siempre y cuando no te excedas para evitar provocar rechazo en lugar de atracción.

 

Número 4: Usa el lenguaje corporal en espejo

El lenguaje corporal comunica de forma mucho más efectiva que las palabras, sobre todo en situaciones de coqueteo o de tensión. De hecho, muchas veces podemos conocer las verdaderas intenciones de alguien no en sus palabras, sino en la forma en que se mueve y nos mira, así como en el tono de su voz. 

Estudios han demostrado que uno de los métodos infalibles de coqueteo es reflejar las acciones de la persona que nos gusta; de allí que hablemos del lenguaje corporal espejo.

¿No te pasa que con el tiempo terminas inconscientemente copiando ciertas actitudes o frases de tus amigos? Esto sucede porque estás con personas que te agradan y que te atraen.

Cuando estás en plan de ligue, copiar las actitudes de la persona que te gusta le mostrará que le prestas atención, que te interesa y estás cómodo(a); que te involucras con lo que piensa y siente.

Esta estrategia también te será útil para conocer a quién le atraes. Así que ya sabes, si alguien te refleja en sus propias actitudes, seguramente le atraes lo suficiente y es una manera de hacerte saber que es capaz de corresponder a tus sentimientos.

 

Número 5:  Varía tu tono de voz

En principio, nos referimos al tono de la voz. Y esto, indiscutiblemente, va dirigido a las féminas.

Estudios del MIT han demostrado que los hombres se sienten irresistiblemente atraídos por las mujeres que durante la conversación varían su tono de voz; de suave a fuerte y, cuando así lo propicia la ocasión, tienden a hablar de forma seductora con una tonalidad suave, ronca y delicada.

Seamos honestos: las mujeres son empedernidas seductoras cuando de manipular el tono de voz se trata.

Ahora bien, en el caso de las mujeres, el mismo estudio demostró que ellas se sienten muy atraídas por aquellos hombres que, durante la conversación, mostraron atención al intervenir con frases como “Sí”, “Bien”, “Ya veo” … Esto no solo les hace ver que tienen el dominio de la charla, sino que además los caballeros las están comprendiendo y siguiendo en el hilo de la conversación.

 

Número 6 : Vístete de rojo

¿Sabías que los equipos deportivos que se visten de rojo tienen un poco más de posibilidades de ganar?  La psicología del color ha estudiado ampliamente el poder de dominancia que tiene esta tonalidad.

Datos interesantes, resultado de estudios realizados en hombres y mujeres, han demostrado que quienes se visten de rojo indiscutiblemente son percibidos más atractivos por el sexo opuesto que quienes se vistan de azul, por ejemplo.

La asociación probablemente viene porque es un color vinculado con el deseo sexual y la lujuria, o quizá provenga de nuestro inconsciente colectivo y evolutivo, que nos recuerda que algunos mamíferos como los babuinos hembras, se les forman parches rojos en su piel justo cuando están listas para aparearse. Increíble, ¿no?

Está de más decir que, independientemente del color de tu piel, el color rojo tiende a favorecernos a todos, ¿o no es así?

Y, si eres mujer, no dudes en usar ese labial rojo que incita a besar.

 

Número 7: Muestra interés y luego muéstrate distante

Es innegable: lo que no podemos tener con facilidad se nos vuelve irresistiblemente tentador y todo un reto.

Así que olvídate de parecer necesitado o necesitada de afecto, porque esto puede provocar justamente que la otra persona pierda el interés inicial que tenía en ti si se lo pones todo demasiado fácil. 

Por el contrario, si te muestras distante (sin ser descortés o desagradable), la persona que te gusta dudará de si sientes algo por ella. Entonces, inconscientemente buscará una forma de acercarse a ti para averiguarlo. Todos queremos gustarle a los demás y haremos lo que sea por averiguar si lo logramos. 

Esta actitud te volverá más deseable y, por ende, le gustarás más a ese chico o chica que te trae suspirando a cada rato.

 

Número 8:  Comprále una taza de café

Si amas el café vas amar este consejo.

Un estudio psicológico demostró que cuando tomamos una bebida caliente con alguien, nuestra percepción de esa persona mejora considerablemente, pues a nuestros ojos se vuelve más afectuosa y generosa. El mismo estudio demostró que tomar una bebida fría produce un efecto totalmente opuesto.

 

Así que la tradicional idea de ir por un café o por un chocolate caliente, después de todo, no está nada mal. Es una excusa muy, pero muy buena para hacer que tu imagen cambie positivamente ante la persona que te gusta…

 

Número 9: Toca a la otra persona

El contacto físico es signo de dominancia y, por otro lado, también denota cercanía.

Varias investigaciones realizadas a grupos de mujeres y de hombres en entornos sociales diversos, han demostrado que el contacto físico sutil, suave y natural es atractivo y muy persuasivo, además de que evidentemente muestra proximidad con el otro.

Recuerda: debe ser un toque suave, no agresivo, porque el efecto sería el opuesto.

Hay muchas formas de conseguirlo: un apretón suave de manos, un toque en el hombro, deslizarte en el asiento y rozarle accidentalmente… Cuando haya suficiente cercanía, toca suavemente su cara con cualquier pretexto. Esto, sin dudas, generará intimidad.

No olvides que estos “roces” deben ir acompañados de sonrisas y miradas naturales.

Así que, si eres hombre, cuando vayas a la disco, prueba acercarte a la chica que te gusta, rozarle suavemente por el codo y pedirle que baile contigo. Créeme, son muy pocas las posibilidades de que te diga que no.

 

Número 10: Muéstrate con mucha confianza y seguridad

Este es un hecho contundente: la confianza y la seguridad atraen. Las personas que demuestran seguridad y confianza en sí mismas con su lenguaje corporal, son quienes tienen mayores probabilidades de éxito en sus conquistas.

 

La dra. Moore de la Universidad de Webster señala que tras observar a distintas personas en bares y otros lugares, quienes conectaban más eran los que coqueteaban eficazmente con su lenguaje corporal.

 

Es decir, quienes sonreían, quienes miraban y quienes se acercaban con seguridad y sutilmente al otro eran los que conseguían seducir más rápido que aquellos que gozaban de un mejor físico.

 

La mayoría piensa que la confianza es un derivado natural de tu atractivo, es decir, que tienes confianza porque eres bonita, pero en realidad es al revés.

 

Las personas que confían en sí mismas proyectan de forma instantánea su valor verdadero, se hacen ver seguras, confiables, estables. Es eso lo que te hace atractiva ante los hombres.

 

No lo olvides: la clave es la confianza que proyectes con tu lenguaje corporal. 

 

 

¡No te enrolles más pensando en si eres bonita o no, o en si eres guapo o no! Está científicamente comprobado que el atractivo físico no es garantía para ligar con facilidad.

 

Por el contrario, el comportamiento y la actitud corporal de la persona es la que realmente atraerá miradas y desatará una conexión increíble con los demás. Así que pon en práctica estos 10 trucos psicológicos y verás que en poco tiempo vas a ligarte a cualquiera.

 

Eso sí: no olvides que lo más importante es que en todo momento seas tú misma, mantengas tu esencia y personalidad, pero al mismo tiempo, debes hacerte consciente de que tu lenguaje corporal puede ayudarte mucho en la tarea de ir a la conquista de esa persona especial que te gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 formas de saber que él ya sabe que te gusta

14 señales de que un hombre te esta utilizando y es tiempo de terminarlo