¿Se puede usar la hipnosis para seducir a una mujer?

En principio, sí se puede usar la hipnosis para seducir a una mujer. Pero no se trata de la hipnosis que se ve en los espectáculos de magia. Se trata de lo que se llama hipnosis conversacional.


La teoría de la hipnosis conversacional sostiene que las personas no entran en trance solamente cuando son hipnotizadas. Todos los seres humanos entramos y salimos de trance varias veces al día. Como cuando estás haciendo alguna actividad y repentinamente te distraes. Tu atención se dirige a algún pensamiento y te abstraes de tu alrededor por un momento. Y luego vuelves a la realidad.

Para estos hipnotistas, entras en trance tantas veces al día que ni siquiera te das cuenta de ello. La idea de la hipnosis conversacional es propiciar que una persona entre en un estado de trance para poder darle sugestiones u órdenes.

 

Cómo usar la hipnosis para seducir: las órdenes encubiertas

Esta técnica proviene de la PNL y se fundamenta en la hipnosis conversacional. Se trata de ocultar en tu discurso una orden que produzca en la mujer un cierto estado emocional. Un ejemplo puede ser “Piensa cómo es el estar con un hombre que te hace sentir mucha seguridad”.

Sin embargo, mientras más descubierta sea la orden, puede encontrar más resistencia. Por ello, para dar una orden encubierta necesitas de las frases ardilla. Estas frases tienen como único propósito insertar las órdenes encubiertas en el discurso, como por ejemplo “¿Alguna vez has hecho…, ¿Qué pasaría si…

La idea de usar estas técnicas es poder conmover a la mujer y que ella asocie una serie de estados emocionales a tu presencia: deseo, pasión, comodidad, atracción, diversión. Para utilizar la hipnosis para seducir, tienes que guiar la conversación para hacerla sentir estos sentimientos y se sentirá conectada emocionalmente contigo.

Enlace Patrocinado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *