Cómo Reconquistar A Un Hombre: Guía Definitiva Y Método Probado

En una sociedad en la cual nos han acostumbrado como mujeres a que siempre tenemos que hacernos del rogar y son los hombres quienes deben tomar la iniciativa y pedir disculpas, encontramos que el panorama de querer recuperar a un chico puede ser muy, muy complejo.

Normalmente no es tan mal visto que un hombre se esfuerce al cien por ciento en recuperar a su damisela. Pero las chicas lo tenemos más difícil.

Sí, sí, ya sabemos que son estereotipos y prejuicios sociales pero ¿qué le vamos a hacer? Aunque estemos conscientes de ello, la realidad es que la mayor parte del tiempo no sabemos cómo actuar cuando queremos reconquistar a un hombre.

Las típicas estrategias de llegar a pedir perdón de rodillas con un ramo de flores puede que les funcionen a ellos. Pero, si es una la que desea recuperar una relación perdida ¿qué hacer? ¿Cómo puedes reconquistar a un hombre que se ha ido de tu vida?

Claramente eso de llevar serenata a las cuatro de la mañana al objeto de nuestro afecto está fuera de discusión. Las estrategias que nosotras tenemos que desplegar son mucho más sutiles. Pero no te preocupes, no por ello son menos efectivas.

Sigue leyendo para obtener una guía pormenorizada para poder reconquistar a un hombre.

Panoramas de ruptura

En primer lugar, es necesario que sepas que esta no es una guía mágica ni nada por el estilo. Pero sí puede resultar muy útil que primero exploremos los tipos de ruptura más generales que pueden presentarse para que sepamos más o menos cuál es tu posición de ventaja o desventaja en este momento.

Vamos a comenzar de las situaciones en las cuales tienes más posibilidades de conseguir una reconciliación, hasta los panoramas más difíciles.

Tú lo dejaste

Ok, puede que tenga el orgullo herido, pero aún  estás en una posición bastante ventajosa.

A menos que lo hayas dejado de una manera demasiado dolorosa e hiriente, lo más probable es que él de hecho esté esperando que en algún momento recapacites, reflexiones, lo extrañes y regreses.

Aunque no hay ninguna garantía de que las cosas serán así, sí hay un buen porcentaje de posibilidades de que esa persona acepte restablecer una relación contigo.

El único punto en contra es que ahora con seguridad va a exigirte más atención y apego y tendrá una inseguridad constante a raíz de la ruptura previa. Misma que puede reflejarse en forma de celos o de dependencia.

Tú lo dejaste por otra persona

Aquí las cosas se ponen más complicadas. Pocas cosas le hacen más daño a un chico que ser abandonado por otro hombre. Si este es tu caso, y dejaste a tu novio para volar en pos de otra relación que finalmente no te convenció.

Tienes que hacer hasta lo imposible porque el chico a quien quieres recuperar no piense que ahora es plato de segunda mesa. Puede que él aún tenga deseos de estar contigo, pero le costará demasiado trabajo dejar ir la idea de que en su momento lo terminaste para poder estar con alguien más.

Sólo imagínate cómo te sentirías tú si estuvieras pasando por lo mismo. Estarías muy paranoica, todo te generaría inseguridad y probablemente te sentirías comparada o te estarías comparando tú misma todo el tiempo.

Por eso, si quieres reconquistar a un hombre a quien dejaste por otra persona, tienes que ir muy lento y dejarle claro que esta vez la relación será definitiva por que ya aprendiste la lección y estás completamente segura de que lo que quieres es a él.

Lee nuestra guía de 4 pasos para recuperar a tu ex

Ambos se dejaron en una pelea

Te sorprenderá saber que de hecho este es tu panorama de reconciliación más favorable. Durante una discusión acalorada muchas veces decimos y  hacemos cosas de las cuales después nos arrepentimos profundamente. Y eso incluye la decisión de terminar en el momento de la pelea.

Si quieres recuperar a un hombre con el cuál terminaste en un escenario similar, lo mejor es que esperes y te asegures que ya se han calmado los  ánimos y que el rencor y el enojo han desaparecido. Entonces, puedes intentar acercamientos tentativos para ver cómo reacciona y si se encuentra en la disposición de hablar.

Para que una reconciliación así sea posible y valga la pena, es necesario que ambos acepten los errores que cometieron, no sólo tú.

Sería muy malo que con tal de regresar le permitieras seguir en una postura que te está haciendo daño, porque entonces seguramente las cosas se repetirán y ambos terminarán más heridos y distanciados.

En este caso, lo mejor que puedes hacer es exponer con firmeza que quieres regresar, pero que eso requerirá un gran compromiso por parte de ambos, no sólo tuyo.

Él te dejó

Y es aquí donde las cosas comienzan a ponerse de color de hormiga. Pero no te desanimes, que no todo está perdido. Cuando un hombre termina contigo, por lo general está bastante seguro de hacerlo.

Para las mujeres, por alguna razón, es más sencillo terminar con un novio. Y cuando un hombre termina con una chica, es porque tiene una muy buena razón.

Si esta razón no es otra persona (panorama que exploraremos más adelante), entonces necesitas tener muy clara cuál fue la razón por la cual terminó contigo.

Y aquí no se trata de que lo reconquistes prometiéndole que vas a cambiar eso por lo cual te terminó. Lo tienes que reconquistar demostrándole que ya lo has cambiado. O al menos, dándole un argumento bastante sólido de que estás en el camino de hacer las mejoras necesarias.

Por ejemplo, si tu chico te dejó porque tú no te tomabas la molestia de compartir algunos de sus gustos, antes de que intentes regresar con él, lo mejor será que te des a la tarea de explorar estos pasatiempos y le puedas demostrar que eres capaz de preocuparte por sus intereses.

Él te dejó por otra persona

Y por último, tenemos el peor de los panoramas. El que no quisiéramos nunca tener que enfrentar. Pero pasa, y con mucha frecuencia, así que vamos a hablar de él de cualquier forma. Sí un hombre te deja por otra mujer, seguramente estarás muy herida y enojada.

Si aún así deseas regresar con él, puede deberse a dos cosas; o tienes un severo problema de autoestima, o realmente crees que pudiste dar más de ti en la relación.

Y él encontró a alguien que sí lo llenaba como tal vez no quisiste hacerlo en su momento (esperemos que te encuentres en la segunda categoría).

Sin embargo, aquí tenemos un grave problema, y es el de la ética. Imagínate que acabas de encontrar a un sujeto maravilloso que es todo lo que siempre habías deseado en la vida.

El único problema es que tiene pareja. Pero después de algunas salidas, él se da cuenta de que la indicada eres tú y decide terminarla para poder estar libremente contigo.

Seguramente han pasado por cosas muy duras, y lo último que querrías es a la ex merodeando por allí, intentando recuperar a tu hombre.

A menos que estemos hablando de una telenovela de intrigas y mujeres fatales, lo mejor es que cuando esto ocurre dejes las cosas por la paz y sigas adelante. Claro, siempre tienes otras opciones y aquí no somos quienes para juzgar.

Por eso, vamos a continuar explorando cuáles son los posibles panoramas de reconciliación según el estado de ruptura en el que se encuentren.

Panoramas de reconciliación

Amén de quién haya terminado a quién, también es importante considerar que las personas pueden quedar en buenos o en malos términos, y pueden seguir solteras, o haber conseguido otra relación.

Es importante que tomes en cuenta también este factor, junto con los anteriores que acabamos de ver, para que te des una idea más global de si vale la pena invertir todo el tempo y el esfuerzo que va a tomar intentar recuperar a un hombre.

Lee nuestra guía sobre como saber si tu ex te extraña y quiere volver contigo

Quedaron en buenos términos

Sería lo mejor que te podría pasar. Independientemente de cuál haya sido la causa de la ruptura, el hecho de haber quedado en buenos términos te da la oportunidad de establecer algún tipo de contacto sin ser rechazada.

Digamos que quedar en buenos términos siempre es una especie de as o de comodín a tu favor que debes de usar con sabiduría. Esto es, no aproveches que aún se hablan para estarlo acosando.

Más bien deja que las cosas tomen su rumbo con naturalidad y cuando llegue el momento oportuno, comienza a desplegar las técnicas de seducción y de re-conquista que vamos a ver más adelante.

Quedaron el buenos términos pero él ya está con alguien más

Como ya habíamos mencionado, si el chico al que quieres reconquistar ya está con otra persona, tal vez quieras plantearte una vez más si de verdad vale la pena intentar retomar esa relación. Y sobre todo, si eso puede hacerse de manera justa, ética y sin lastimar o afectar a terceros.

A menos que te conste que la persona con la cual está no cubre sus expectativas y tú sí podrías, o cualquier otra razón poco común que te haga decidir que si es viable reconquistar a ese hombre sin quedar como la mala del cuento, mejor no lo intentes.

Lo que sí puedes hacer es cultivar la amistad a la que te permiten llegar esos buenos términos a los que llegaste con él al momento de la ruptura. Nunca sabes lo que podría pasar en el futuro, y si te mantienes cerca, quién sabe.

Aunque, claro, hacerlo podría desembocar en que perdieras valiosas oportunidades de conocer y salir con otras personas.

Lee nuestra guía sobre cómo recuperar a tu ex novio  si ya tiene a otra novia

Quedaron en malos términos

Si quedaron en malos término, tal vez esto se debió a que antes de terminar tuvieron una gran discusión. O a que alguno de los dos hizo algo que lastimó profundamente al otro. Como eres la persona que quiere recuperar la relación, asumiremos que fuiste tú quien cometió el error.

Aunque claro, esto es sólo una suposición. En este sentido, lo primero que tendrías que hacer es encontrar la manera de acercarte él en primera instancia sin obtener de vuelta una postura de rechazo.

Para ello, como ya comentamos, lo mejor es que no te apresures y te asegures de que has dejado pasar suficiente tiempo como para que el enojo o el dolor se hayan disipado.

Al menos de manera parcial. Una vez que ya dejaste pasar este lapso, intenta acercarte de manera sutil y no invasiva. Tu objetivo es que el hombre al que quieres reconquistar tenga claro lo antes posible que te arrepientes de tu error y que no volverá a cometerse.

Ponte en su lugar y piensa qué necesitarías tú para aceptar la posibilidad de negociar de nuevo los términos de su relación. Tu primer objetivo, sin embargo, no es restablecer el noviazgo, sino sanar la amistad.

A partir de allí, ya que estén en buenos términos otra vez, podrás comenzar a plantearle poco a poco el escenario de una reconciliación.

Quedaron en malos términos y él ya está con alguien más

No te vamos decir que no hay nada que puedas hacer. Pero sí ya es de pensarse tratar de recuperar a un hombre que ya estableció una relación con alguien más, aunque hayan quedado en buenos términos.

Hacerlo cuando además quedaron enojados, o él sigue muy molesto, es casi una misión suicida. Si aún así quieres recuperar a ese chico, primero es muy importante que aceptes ante ti misma las razones. Tal vez no sean las razones correctas por las cuales deberíamos intentar volver con alguien.

Puede ser que te sientas sola, o que pienses que no vas a encontrar a alguien tan bueno. O simple y llanamente que no puedas superar la costumbre de estar con esa persona, aunque se tratara de una relación sumamente destructiva.

Piensa si verdaderamente “reconquistarlo” implicaría una ventaja para ti, y en todo lo que podrías perder en el camino. Al final del día, la estrategia es la misma. Tienes que dejar que pase un tiempo para que se calmen las aguas.

Intentar retomar una buena amistad y a partir de allí ver si aparece alguna buena oportunidad que puedas aprovechar. Lo dejamos a tu criterio.

Aunque no está de más recordarte que hay muchísimos peces en el mar, o sea, otros hombres maravillosos a los que puedes conocer. Y tal vez obsesionarte con uno solo no sea lo mejor para ti.

Reconsiderando si de verdad vale la pena retomar esa relación

Ahora, independientemente del escenario de la ruptura y de los términos en los cuales haya terminado la relación, aunque hayan sido los mejores, es importante que hagas un análisis pormenorizado y honesto de las razones por las cuales sientes que necesitas recuperar a ese hombre en particular.

Hay muchas razones válidas para querer regresar con un chico. Tal vez lo terminaste o te terminó en un momento de enojo que realmente ya ha pasado. A lo mejor cometiste un error del cual te arrepientes y que estás sinceramente dispuesta a enmendar.

O quizá ya cambió una actitud por la cual no pudieron seguir juntos felizmente. Sea como sea, antes de emprender la misión, pregúntate lo siguiente:

¿Eras feliz?

¿Qué sentido tiene intentar recuperar una relación en la cual no eras completamente feliz? Si tus recuerdos o tus momentos con esa persona se caracterizan por ser muy buenos en su mayoría, si había un gran entendimiento, una gran química y un gran compromiso de parte de ambos ¡adelante!

Pero si realmente alguno de los dos no estaba del todo cómodo estando juntos entonces ¿por qué lo quieres reconquistar?

A veces estamos tan acostumbradas a una relación co-dependiente, destructiva, o que simplemente no es lo que verdaderamente queríamos, que sentimos que no podemos aspirar a nada más en la vida. Pero esto es un error. Y un error muy común además.

No intentes reconquistar a un hombre que no te hizo feliz o que necesita que cambies muchas cosas de tu personalidad o de tu esencia para poder estar bien contigo. Simplemente no vale la pena.

¿Hay posibilidades reales de regresar?

Dicen que todo es posible en esta vida, y es verdad. Los milagros ocurren todo el tiempo, y hasta los panoramas más negros tienen su rayita de esperanza. Así que posibilidades va a haber siempre. Pero no puedes andar por la vida dependiendo de una posibilidad mínima.

Si el hecho de que reconquistes a una persona implica un par de milagros muy poco probables, quizá deberías comenzar a distraerte con otras cosas y no arriesgarte a perder un montón de tiempo y energía en algo que no tiene remedio.

Aceptar las pérdidas es una parte importante de madurar y de crecer como seres humanos. Dejar ir lo que no es para nosotros, además, nos quita un enorme peso del corazón y del alma.

¿Había chantaje?           

El chantaje es uno de los elementos más nocivos de cualquier noviazgo. ¿Por qué? porque puede colarse en cualquier relación y es un gran maestro del engaño y del camuflaje.

El chantaje puede disfrazarse de amor con mucha facilidad y hay relaciones que llegan a puntos absurdos de chantaje sin que ninguno de sus miembros sospeche tan siquiera que se encuentran en un callejón sin salida de actitudes pasivo agresivas.

Una relación que viene y va con chantaje de por medio, sin importar lo maravillosa que seas tú y lo genial persona que sea él, no vale la pena. Hay personas que en pareja, sin necesidad de ser malas personas, tienen un gran talento para sacar lo peor del otro.

Por ejemplo, cualquier amenaza de abandono, o de hacerse daño, o cualquier intento de causar lástima o un sentimiento de culpa, es chantaje. Y es muy, pero muy fácil dejarnos llevar por él.

Lee nuestra guía sobre las 10 señales para saber si tu pareja te quiere dejar

¿Había violencia?

Si tu repuesta es sí, entonces deberías saber que si reconquistas a ese hombre, probablemente la siga habiendo.  Cuando dos personas se pierden el respeto de esa manera ya es muy difícil re-encauzar las cosas de una manera sana.

No importa si se trató de violencia emocional, verbal o física, ni quién de los dos la haya ejercido sobre el otro. Cuando queremos reconquistar a un hombre que nos ha violentado o al cual hemos violentado, generalmente las razones no son muy optimistas.

Tal vez te sientas aburrida, sola, o demasiado dependiente de esa persona. Pero por tu bien, deberías admitir ante ti misma que regresar a una dinámica así no va a ser la solución a tus problemas. Todo lo contrario.

 Cosas que no hay que hacer

Ahora que hemos explorado todos los posibles panoramas de la ruptura, junto con las verdaderas razones por las cuales quieres reconquistarlo, vamos a hacer una lista brevemente de las acciones y actitudes que nunca deberías tomar, pues tendrán el efecto opuesto al que tú estás deseando obtener.

1.- Acosarlo

 

No sólo los hombres acosan a las mujeres. También existen mujeres súper acosadores (y hombres que acosan a otros hombres, por no dejarlos fuera). El acoso puede ser leve, moderado o grave. Ninguno de los niveles de atosigamiento es aceptable, pero vamos a revisar un mero ejemplo de cada uno de ellos:

Acoso leve: Por lo general se limita a mensajes de texto chantajistas y consecutivos con peticiones desproporcionadas de atención o afecto.  El acoso leve es el primer peldaño para que pierdas buena parte de tu atractivo, porque a nadie le gustan las personas que se ven algo desesperadas.

Acoso moderado: Este por lo general ya implica, además de los susodichos mensajes, llamadas insistentes y en horarios no adecuados. Así como mensajes poco claros o francamente fuera de lugar en redes sociales.

El acoso moderado no sólo te hace perder cualquier muestra de interés de parte del otro, además comienza a encender las alarmas de huída definitiva.

Acoso grave: Incluye los dos anteriores más una buena dosis presencial. O sea, buscarlo físicamente en su lugar de trabajo o estudio y hacer escenitas públicas. Este nivel de acoso te acerca a un orden de restricción.

2.- Utilizar intermediarios

Otro error muy frecuente. Mandar a tu amiga a preguntarle a su primo por qué  te está ignorando o a mandarle un mensaje es una pésima idea.

Este tipo de asuntos deben de tratarse siempre de frente, por eso es tan importante estar en buenos términos con la persona para poder decirle lo que sentimos. Utilizar intermediarios también incluye el hecho de inventar chismes de cualquier clase buscando generar alguna reacción particular.

3.- Mandar indirectas (o directas) en redes sociales

Pocas cosas nos hacen ver tan mal como ventilar nuestra vida privada en redes sociales.

Cuando todo tu círculo de amigos y conocidos en común comienza a ver que te dedicas a mandarle indirectas o a quejarte en tu muro de algo relacionado con él, créeme que vas a lograr atraer su atención, pero de una forma muy negativa.

Antes de arriesgarte a que te bloqueen de redes sociales, recuerda siempre mantener una clara división entre lo público y lo personal.

4.- Chantajear

El chantaje intenso, como amenazar a otra persona con hacernos daño si nos deja o no regresa con nosotros, no solamente es una acción desesperada sino además no tiene ningún futuro.

Puede que en un principio te funcione moderadamente. Pero la otra persona no estará actuando por convicción, sino por miedo, lástima o culpa. Y una relación que se basa en cualquiera de esos tres sentimientos no tiene sentido.

5.- Amenazar

Esperamos que nunca decidas llegar a estos extremos, pero nunca está de más mencionarlo. Si las amenazas son parte de tu estrategia para reconquistar a un hombre, puedes estar segura de que te dirá adiós para siempre.

Pasos para reconquistar a un hombre                                

Ahora sí, vamos a ver estrategias más puntuales para reconquistar al hombre de tu vida. Toma nota y construye tu propio plan personalizado para derretir de nuevo su corazón:

Lee  también nuestra guía de cómo conquistar a un hombre

1.- Averigua qué posibilidades tienes

Lo primero es no embarcarnos en una misión sin sentido.  Necesitas un buen margen de probabilidades para que valga la pena desplegar una estrategia de reconquista.

No hay un algoritmo definitivo, se trata de que analices tu experiencia y de que tu intuición te guíe. Pero puedes utilizar los panoramas de ruptura que exploramos al principio de artículo para determinar más o menos qué pronóstico tiene tu caso.

2.- Proyecta la mejor imagen de ti misma

Sabemos que suena superficial, pero es la realidad. Tienes que dejar a un lado la depresión y la desidia y volver a arreglarte cada día con el mismo empeño con el que te arreglaste en su primera cita.

De esta manera le demostrarás que sigue importándote y recordará todos esos sentimientos que le provocaste la primera vez que te vio o que salió contigo.

Además, verte bien te hará sentir más segura de ti misma, y cuando nos sentimos seguras, tenemos más posibilidades de actuar asertivamente y vernos atractivas.

3.- Dale una buena razón para volver

Esta razón la tienes que construir a partir de la razón por la cual terminaron.  Por ejemplo, si fue a raíz de una infidelidad tuya, tienes que encontrar la forma de demostrarle que ahora eres la mujer más fiel del mundo.

O si lo terminaste por que no tiene dinero, es necesario que comprenda que ahora el asunto económico ya no te importa.

Una gran manera de hacerlo es escribiendo una carta a mano donde te sinceres por completo y le expliques el por qué y el cómo has cambiado, y de qué manera eso hace que de nuevo sea viable establecer una relación contigo.

4.- Sé sutil (teoría de las mareas)

La teoría de las mareas nos enseña lo siguiente: que la mejor manera de conseguir algo es la forma más discreta.

Imagínate que estás caminando por la playa y el oleaje es muy suave. Seguramente no tendrás problema en dejar que las olas te mojen un poco los tobillos.

Si la marea comienza a subir de forma muy sutil, probablemente no te des cuenta y termines con el agua hasta la cintura. Pero si el mar comienza a volverse agresivo de pronto, lo más probable es que te retires de la playa sin dejar que te moje ni un poco.

Lo mismo ocurre con el contacto. Debe ser sutil e ir creciendo de forma paulatina para que el hombre al cual quieres recuperar no sienta deseos de replegarse.

5.- Respeta sus decisiones

Este es uno de los puntos más complejos, pero es necesario. Si de momento él no quiere verte, hablarte o regresar contigo, debes respetar esa decisión y quizá volver a intentarlo más adelante. Esto demuestra que te importa lo que él opina y que respetas su sentir.

6.- Intenta retomar la amistad

No intentes lazarte de lleno a sus brazos de nuevo. Comienza como deberían empezar todas las grandes historias de amor: con una gran amistad.

Ser la mejor amiga del chico al que quieres reconquistar es la mejor forma de que a la larga se dé cuenta de que tiene todo lo que necesita contigo y vuelva a enamorarse de ti.

7.- Bríndale seguridad

Al igual que las mujeres, los hombres necesitan seguridad, y muchas veces terminan una relación porque sienten que no la tienen. Debes de ubicar cuál es el punto débil de tu chico, o lo que más miedo le da, y asegurarle con tus palabras y tus actos de que contigo puede estar tranquilo.

8.- Enséñale el panorama de un futuro juntos

No se trata de hacer promesas que no vamos a cumplir. Pero no tiene nada de malo tentar un poco al hombre al que quieres recuperar mostrándole todas las delicias que puede esperar si regresa a tu lado.

Puedes llegar con un delicioso plato de comida casera para que sepa, por ejemplo, qué tipo de ventajas tendrá si decide establecer un futuro junto a ti.  Claro, procura cumplir todo lo que prometes.

9.- Negocia

Negociar significa que ambos se sienten uno frente al otro y se digan abiertamente lo que quieren y lo que no están dispuestos a ceder.  Intenta llegar  un acuerdo como adultos.

Puede no sonar muy romántico, pero si establecemos contratos muy pormenorizados cuando hacemos cualquier transacción importante ¿por qué no habríamos de hacer algo similar en un marco tan trascendente en nuestra vida como lo es una relación?

10.- Mantenlo auténtico.

Por último, debes saber que la peor estrategia que puedes utilizar para reconquistar a un hombre es mentir o aparentar ser alguien que no eres. De momento casi siempre funciona, claro está, pero más temprano que tarde sale a relucir la verdad y provoca que dos personas se vuelvan miserables.

Existen un montón de “trucos baratos” para reconquistar a un chico, pero si lo que quieres es una relación de verdad, debes hacerlo desde la honestidad y el amor.

No olvides escribir en los comentarios tus opiniones y comparte este artículo para ayudar a más chicas como tú y como yo que antes no sabíamos cómo hacer para recuperar a nuestro chico.

Recursos para Conquistar a un Hombre

Loading...

Agrega un cometario