Cómo Actúa Un Narcisista Enamorado

Los narcisistas anhelan el amor romántico perfecto, así como la adoración absoluta. Muchas veces las personas creen que los individuos narcisistas solo se aman a sí mismos, tal como Narciso en el mito griego, que se enamoró de su propio reflejo.

Pero en realidad es lo opuesto. El narcisista generalmente lucha con una autoestima frágil y con sentimientos de vergüenza muy intensos.

El pensamiento grandioso que estos demuestran, así como el clamor por atención y admiración, son mecanismos de defensa que los ayudan a mantener ocultos todos esos sentimientos dolorosos.

Es como si con esta actitud se dijeran a sí mismos: “¿Cómo puedo tener algo de qué avergonzarme cuando otras personas me admiran y aman tanto?”.

Los narcisistas necesitan reforzar y aumentar su ego y esto lo logran a través de la supuesta admiración que los demás sienten hacia ellos y sobre todo por la envidia que creen que estos le tienen.

Algunos narcisistas pueden incluso llevar esto a un nivel más elevado haciendo que los demás se enamoren de ellos. Y es que debido a que estas personas se nutren de quienes los desean, aprenden a despertar estos sentimientos en otros.

Para ello hacen que su objetivo se sienta importante y altamente valorado. Le profesan amor constantemente para que se sientan especiales. También suelen ser muy amables, dar regalos, hacer piropos y dedicarse a dar placer al otro en la cama.

El narcisista trabaja el ego de la otra persona, lo mima y siembra la semilla del amor. Pueden ser muy encantadores, coquetos y seductores.

Son de esas personas que adularán a cualquiera descaradamente si quieren algo de ellos. Este comportamiento no siempre es consciente e intencional.

De hecho, algunas veces los narcisistas se engañan a sí mismos sobre de sus verdaderas intenciones emocionales, tanto así que pueden llegar a creer que realmente se han enamorado.

 

Estar ‘enamorado’

El narcisista busca el amor romántico perfecto, el idealizado y poco realista, del tipo que vemos en las películas o del que se lee en los libros. El enamoramiento puede sentirse como una droga porque causa una sensación como de sentirse en las nubes.

También es capaz de cegar temporalmente a las personas, bien sea respecto a sus propias fallas e imperfecciones o incluso en cuanto a las insatisfacciones que puedan sentir en otras áreas de su vida.

El enamoramiento hace que las personas se sientan como si fueran el centro del universo y que sus vidas son perfectas. Nada se siente mejor mientras dura.

Por ello es comprensible que los narcisistas tengan ese deseo tan fuerte de buscar este sentimiento, ya que el estar ‘enamorado’ satisface la mayoría de sus necesidades narcisistas.

Lee sobre como encontrar el amor verdadero

¿Qué significa el amor para un narcisista?

Cuando un narcisista dice que está enamorado de alguien, lo que quiere decir es que ama la historia que puede contar sobre su ex a su siguiente pareja.

Podrá hablar de lo hermoso que fue todo, cuán intenso fue, que eran una pareja excepcional, tal como sucede en las historias de películas. Pero no solo esto.

Cuando un narcisista admite estar enamorado, lo que quiere decir es que ama la forma en que se siente cuando está con esa persona. Se ama a sí mismo a través de la pareja. Le encanta verse a través de esos ojos. Y le fascina imaginar cómo lo ve esa persona.

Este ‘amor’ le permite tener a alguien nuevo a quien contarle sus historias, tener a quien expresarle sus opiniones y compartir sus teorías profundas y creencias sobre las cosas importantes de la vida.

Un narcisista enamorado lo que ama es tener a alguien guapo que le acompañe, tal como si se tratara de un nuevo atuendo. Le encanta la forma en la que la otra persona se siente con él. Y sobre todo le encanta la forma en la que se siente cuando esa persona está con él.

También ama el no estar solo y el tener a una persona a su disposición a tiempo completo. Asimismo le gusta saber que él es el objeto de la obsesión del otro y que es lo que lo mantiene despierto toda la noche.

Pero sobre todo, un narcisista enamorado querrá ser el dueño del tiempo de la otra persona. Ser su sol, su órbita, es decir, que su mundo gire en torno a él. Quiere mantener a esa persona atraída hacia sin importar si esta quiere irse. Le encanta hacer de esa otra persona su prisionero.

 

El amor ‘perfecto’ no dura

A diferencia de los cuentos de hadas, el amor romántico ‘perfecto’ no puede durar para siempre.

Con suerte, este evoluciona hacia algo más realista y duradero, donde las dos personas descubren y aceptan las virtudes y las fallas del otro.

En ese proceso llegan a apreciar las buenas cualidades que tiene cada uno, pero también a aceptar las características que pueden resultar decepcionantes.

Sin embargo, los verdaderos narcisistas no pueden tolerar este tipo de experiencia. Para ser emocionalmente honestos y abiertos con su pareja, también tendrían que tener una relación auténtica con ellos mismos.

Tendrían que aceptar la vergüenza y la baja autoestima que siempre han querido mantener a raya.

Cuando la persona de la que dicen estar enamorado trata de acercarse a ellos de esta manera, sienten que los presionan emocionalmente y se apartan porque dicen que esa persona es “demasiado exigente”.

Es allí cuando los sentimientos previos de amor perfecto y romántico comienzan a desvanecerse junto con la idealización de su pareja y por ende el narcisista se desenamora.

 

¿Te has enamorado de una persona narcicista antes? ¿Cuál ha sido tu experiencia? No olvides compartir este artículo en tus redes sociales.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario