in

8 Trucos Probados Para Robarle Un Beso A Un Chico

Ese pequeño acto de besar,  puede cambiar el rumbo en la historia de dos personas.

En el pasado era impensable que una mujer diera el primer paso, ¡pero afortunadamente los tiempos han cambiado!

Si un chico te atrae demasiado, puedes robarle un beso y esperar a ver qué sucederá luego. ¡Aquí te enseñamos cómo hacerlo!

1. Espera el mejor momento del día para acercarte y darle un beso

Tampoco querrás que todos te vean robándole un beso al muchacho… ¿o sí?

Por eso, intenta esperar al final de su jornada laboral, retornos a su residencia o cualquier momento en el que esté desocupado.

Si haces lo contrario, lo mantendrás distraído durante todo el día y podría incomodarse.

2. El lugar es importante

Un beso es expresión de amor y será un gesto que ambos desearán recordar.

A los chicos difícilmente les roban un beso, ya que por norma son ellos los que los dan en primera instancia.

Procura que estén rodeados de un ambiente idóneo para tal fin, donde puedan hablar luego y así recordar el hecho con gracia.

3. Cuida tu aliento

Tus intenciones seguramente son las mejores y no dudamos de que lleves mucho tiempo esperando para poder besarlo, pero no procedas sin antes estar segura de que tu aliento está fresco.

Para nadie es agradable que se le acerquen con olor a comida, licor o nicotina. Ahora imagina cuán incómodo resulta que te llenen del sabor de cualquiera de estas tres cosas.

Lleva un enjuague bucal contigo y úsalo cada vez que creas que tienes oportunidad de robar un beso.

4. Coquetéale con tu mirada

¡Los besos se les dan a las personas que nos gustan! Puedes facilitarte el proceso si optas por flirtear con tu mirada cada vez que te sea posible.

Esto significa que lo observes —sin llegar a ser invasiva— y luego apartes la mirada a otro lugar.

Él notará que lo observas y comprenderá que en ti hay algún ápice de sentimiento diferente al de otras chicas, por lo que cuando tengas el coraje de acercarte directo a sus labios, difícilmente opondrá resistencia.

5. Lee entre líneas

El mayor temor de una mujer que anhela robar un beso es que el chico la rechace. Aprende a leer entre líneas sobre cada situación.

Por ejemplo, si él tuvo un mal día, se nota que está disgustado o cuando te le acercas y empiezas a invadir su espacio personal él retrocede, ¡mejor ni te atrevas a proceder!

Un beso robado nada tiene que ver con un beso forzado, ya que lucirías desesperada y a los hombres no les gusta que los presionen ni que los acosen.

Por muchos deseos que tengas por probar un beso de sus labios, respira hondo y sigue esperando a que su temperamento se aplaque o se genere alguna situación que te favorezca.

6. Camina lentamente hacia él

Este paso resulta importante, porque si en tu afán por cumplir con el objetivo entras en pánico y vas demasiado rápido hacia él, pensará que te resbalaste e intentará detenerte, con ello arruinaría tus planes y quedarías como una tonta.

Una amiga intentó robarle un beso al hombre de sus sueños y este se encontraba sentado junto a un par de sus amigos (gran error). Ella intentó pasar lo más rápido posible a su lado y no solo estropeó el momento, sino que en el camino golpeó sin querer a uno de los amigos de su galán.

Dirígete con tranquilidad hacia el lugar en el que se encuentre y aproxímate a su rostro. ¡Ambos disfrutarán el instante!

7. Emplea trucos

A todas nos intimida robar un beso, mucho más si carecemos de experiencia. En estos casos, resulta muy útil valerse de algún truco para poder generar un clímax que resulte ideal. Por ejemplo:

1. Dile que tiene algo en su mejilla

Esta es una forma simple de acercarte a él con la plena seguridad de que no se apartará, porque entendió que tú deseas quitarle lo que sea que tiene en la cara.

2. Interrúmpelo cuando esté hablando

Te resultará si se conocen desde hace algún tiempo y te has ganado su confianza. Supongamos que intenta explicarte algo o que le pides ayuda con tu teléfono, cuando él se te acerque lo suficiente para tal fin, gira tu rostro hacia el suyo… ¡y disfruta del momento!

3. Solicítale ayuda para alcanzar algo que está sobre ti

En el instante en el que se te acerque para colaborarte, le dices “gracias”… ¡y lo besas!

8. Dale tiempo

No todas las personas son afectuosas por naturaleza y luego de besarlo él tiene que comprender que no se trató de una broma de tu parte.

Si ya tuviste el coraje de acercarte, esperaste el momento indicado y lo besaste, ¡no puedes huir avergonzada del lugar!

Tal vez él te corresponda de inmediato el beso o tal vez diga: ¿Y esto por qué fue?

Según como sea su reacción (incomodidad, gozo o vergüenza), puedes decirle alguna frase simple y genuina como: ¡Me provocó!, ¡lucías tentador! O también puedes simplemente mirarlo a los ojos y sonreír. Con este gesto comprenderá que gustas de él.

Conclusión

Recuerda que un beso robado no es garantía de que congeniarás más adelante con ese chico ni mucho menos lo hará acercarse para pedirte que seas su novia.

Hay una posibilidad de que ello suceda, ¡pero nada es concluyente! En cualquiera de los escenarios no debes sentirte mal, ya que al menos lo intentaste.

Si el muchacho deseaba que lo besaras, él te facilitará la situación permaneciendo más tiempo alejado de sus amistades y acercándose a ti cada vez que le sea posible.

Sea cual sea el resultado, disfruta el instante. ¡Buena suerte!

 

Recuerda comentarnos cómo te fue. Comparte este artículo en tus redes sociales.

 

Ver También:

Loading...

Cómo Enamorar A Una Chica Con Novio

¿Cómo Tienes Que Acercarte A Una Chica Según Las Chicas Del Internet?