in

Cómo quitar un chupetón rápidamente sin que nadie se de cuenta

 

Los chupetones normalmente aparecen como resultado de la ruptura de pequeños capilares cuándo se aplica presión o succión en una determinada zona de la piel.

Generalmente se asocian con una actividad romántica, ya que con frecuencia aparecen en el contexto de la pasión amorosa, cuando una persona besa con demasiado entusiasmo alguna parte de la otra.

Succionar es un impulso natural cuando nos sentimos excitados y atraídos hacia alguien, y la boca es una de las zonas más erógenas del cuerpo.

Aunque los chupetones podrían considerarse de lo más normal, a muchas personas les desagradan, los consideran de mal gusto, o simplemente pueden meterlos en un grave problema.

Si no eres de las personas que muestran sus chupetones con orgullo y por alguna razón te urge deshacerte de uno, sigue disfrutando este artículo.

Para que entiendas qué son, cuánto duran, cómo deshacerte de uno o esconderlo, y también cómo hacer uno, si es que se encuentra entre tus gustos y los de tu pareja.

 

¿Qué es un chupetón?

 

Un chupetón, también conocido como moretón de amor, es un enrojecimiento causado por una mordida, succión, o beso demasiado agresivo, en alguna parte delicada de la piel, normalmente el cuello, los hombros, o los brazos.

Cuando la pasión va un poco más allá de lo normal, los capilares de la piel se rompen, lo que provoca que la sangre que contienen se esparza por el área y genere esta coloración.

Los chupetones son rojos al principio, pero se van volviendo morados y posteriormente marrones mientras van sanando.

Aunque los chupetones pueden darse y recibirse sin importar el género de la persona, resalta un dato curioso: el hecho de que son las mujeres quienes los experimentan con mayor frecuencia.

Esto puede deberse a que la piel de la mujer es más delicada, o a que el varón es sexualmente más agresivo por lo general.

Lee nuestra guía sobre los 19 trucos para enloquecer a un hombre en la cama

¿Cuánto tiempo dura un chupetón?

 

Cuando tienes un chupetón, lo primero que te pasa por la cabeza es preguntarte cuánto va a durar esa marca allí.

Por suerte, los chupetones no son marcas permanentes; ellos se desvanecen con el tiempo del mismo modo en que lo hace un moretón, pues son bastante similares.

Tampoco deja ningún tipo de marca permanente o cicatriz, así que no te preocupes, un chupetón por mucho dura 12 días.

Existen algunas circunstancias en las que un chupetón puede durar más que esto, que pueden deberse a que tu salud en general no sea óptima y tengas dificultades para que tus vasos sanguíneos sanen.

O a que el chupetón fue demasiado agresivo, en cuyo caso definitivamente deberías pedirle a tu pareja que trate de contenerse un poco.

 

¿Cómo deshacerse de un chupetón?

La mayor parte de las personas consideran que los chupetones son motivo de vergüenza o inapropiados, especialmente en el mundo profesional, o el ambiente familiar.

Aunque hayas disfrutado mucho el proceso, si después de un rato de pasión te ves al espejo y tienes el cuello morado, es probable que no desees que todos tus conocidos se enteren de lo que estuviste haciendo.

Por suerte, hay algunas formas de acelerar el proceso de desvanecimiento de un moretón. Aquí te diremos 13 de ellas:

 

1.- Masajea el área

Aplicar un masaje suave al chupetón ayuda a que la sangre acumulada debajo de la piel pueda dispersarse, lo que reduce la coloración.

Para aplicar este masaje, puedes utilizar algún aceite esencial y simplemente colocar dos dedos en el área afectada y sobarla con movimientos circulares en una dirección durante uno o dos minutos, y luego cambiar la dirección por otro par de minutos.

Aunque la presión que debes aplicar es firme, procura no exagerar, pues en ese caso podrías empeorar la situación.

 

2.- Raspado

Este es el método más doloroso para deshacerse de un chupetón, pero puede producir grandes resultados si eliges utilizarlo.

Para hacerlo, jala la piel alrededor del chupetón hasta que esté lo más estirada posible. Puedes hacerlo simplemente tirando con tus dedos hacia afuera y en direcciones opuestas.

Una vez que lo has hecho, raspa el área con el borde de una moneda, como si estuvieras utilizando un cuchillo de mantequilla.

Este método requiere que raspes la piel lo más fuerte que puedas, pero no tan fuerte como para que puedas romper más vasos sanguíneos y lastimarte a ti mismo.

La idea es que la sangre acumulada de la superficie de la sangre se desplace hacia capas más profundas. Después de rasparla, tu piel puede quedar un poco enrojecida y sensible, pero el enrojecimiento se desvanece mucho más rápido, además es mucho menos sospechoso que un chupetón.

 

3.- Compresas frías

Aplicar compresión fría al área afectada constriñe los vasos capilares rotos y reduce el sangrado.

Este método para remover chupetones funciona mejor mientras más rápido lo apliques, y puedes usar algunos cubos de hielo envueltos en una toalla, una cuchara bien fría, o una bolsa de gel en frío.

Deberás mantener la presión y el frío en el lugar por aproximadamente 10 minutos. Los chupetones normalmente no duelen, aunque a algunas personas les causan incomodidad, y el frío también puede ayudar a deshacerse de ella, además de que previene que la piel se inflame.

Evita colocar el hielo directamente sobre tu piel para prevenir una quemadura por frío y cualquier tipo de daño.

Otra manera de hacerlo es dejar una cuchara en el congelador por algunos minutos y luego sacarla y aplicar la parte convexa directamente en el chupetón.

Independientemente del método que elijas, deberás hacerlo varias veces al día para que el chupetón desaparezca rápidamente.

 

4.- Utiliza un cepillo de dientes

Para utilizar este método, vas a necesitar un cepillo de dientes nuevo. Simplemente vas a cepillar el chupetón y toda el área próxima utilizando un cepillo de dientes de cerdas suaves o un cepillo de cabello.

Cepillar el área ayuda a estimular la circulación sanguínea, solo evita presionar demasiado mientras te cepillas, porque eso puede hacer que el chupetón se vuelva mucho más notorio.

Debes esperar unos 15 minutos para ver los resultados, ya que al principio es probable que el enrojecimiento y la hinchazón se esparzan, pero una vez que disminuyan, verás cómo el chupetón se ha decolorado bastante.

Este método no es efectivo para todas las personas, pero con algo de suerte, te ayudará.

 

5.- Compresas calientes

El método de compresas calientes está recomendado para chupetones que son muy difíciles de retirar.

Para usar este método, simplemente moja un pañuelo con agua lo más caliente que puedas y colócalo sobre el área afectada hasta que el agua se enfríe. Repite un par de veces más.

Se supone que el calor que estás aplicando va ayudar a dilatar los capilares sanguíneos y va a permitir que circule sangre nueva en el chupetón y de algún modo “limpie” el desastre.

También existen pequeñas compresas de calor que puedes utilizar, las consigues en la farmacia local y duran calientes más tiempo. Solo ten mucho cuidado de evitar una quemadura en la piel.

 

6.- Frotar con alcohol

Frotar alcohol en un chupetón solamente funciona si tienes a lo mucho un par de horas con él.

El alcohol tiene propiedades que enfrían, desinfectan y ayudan a deshacernos de un chupetón con más rapidez. Así que, si te acaban de hacer uno, una de las mejores cosas que puedes hacer es frotarlo con alcohol lo antes posible.

Aplícalo utilizando una pequeña cantidad de algodón, masajea el área de manera gentil por varios minutos y una vez que termines, asegúrate de utilizar alguna loción humectante, porque el alcohol deshidrata la piel.

 

7.- Menta

La menta tiene un efecto estimulante que ayuda a optimizar la circulación sanguínea. También ayuda a los capilares a sanar más rápidamente.

Para utilizar este método, simplemente aplica un poco de aceite de menta gentilmente en el área afectada. Puede que sientas una sensación fría o cosquilleante después de aplicarlo, pero desaparecerá en unos minutos.

Si no tienes a la mano aceite de menta, siempre puedes utilizar un poco de pasta de dientes o loción para piel con base de menta o mentol. Sigue el mismo procedimiento que con el aceite, y una vez que la sensación de enfriamiento o cosquilleo se haya detenido, retira el producto con un pañuelo húmedo.

Este método es más efectivo mientras más rápido lo aplicas, y no deberías usarlo más de una vez al día porque la menta puede irritar la piel.

 

8.- Aloe Vera

El áloe vera es un hidratante natural bien conocido por sus propiedades anti-inflamatorias y suavizantes. Puede usarse para ayudar a desvanecer chupetones, ya que disminuye la sensibilidad de la piel y promueve la recuperación de los pequeños vasos sanguíneos que se han roto.

Para utilizar este método, simplemente frota un poco de extracto de aloe vera dos o tres veces al día en el área afectada.

Si tienes acceso a una planta de aloe vera, también puedes usar un poco de su sabía de manera directa, o alguna loción con base en esta sustancia.

 

9.- Naranja

Las naranjas son una buena fuente de vitamina C, que es vital para que los moretones sanen y que puede ayudar a desvanecer los chupetones con más eficiencia.

Bebe un vaso de jugo de naranja fresco en cuanto notes el chupetón, ya que esto te ayudará a que sane más rápido, también puedes aplicar un poco de zumo de naranja directamente en el área afectada.

Incrementar tu consumo de cítricos y de vitaminas en general es una buena idea para potencializar la capacidad regenerativa de tu piel.

 

10.- Piel de plátano

La piel de plátano tiene propiedades calmantes y enfriadoras que te ayudarán a desvanecer ese chupetón.

Solo necesitas un trozo de piel de banana fresca más o menos del mismo tamaño que tu chupetón. Colócala con la parte húmeda hacia adentro y deja que actúe por 10 o 20 minutos.

Si haces esto dos o tres veces al día, verás cómo la marca disminuye con rapidez.

 

11.- Crema de cacao

La crema de cacao es un agente muy efectivo para tratar chupetones y otro tipo de moretones, ya que promueve el crecimiento del tejido de la piel y es un excelente humectante.

Simplemente aplica un poco de manteca de cacao en la piel después de una compresa caliente para incrementar su efecto. Tampoco olvides masajear un poco el área después de aplicarla.

 

12.- Vitamina K

La vitamina K previene que la sangre se coagule en una zona y puede utilizarse para tratar chupetones.

Sus propiedades anti-coagulantes ayudan a que tu cuerpo reabsorba la sangre derramada en la zona, lo que hace que la coloración se desvanezca más rápido.

Existen lociones y cremas ricas en vitamina K qué puedes aplicar en la zona afectada dos o tres veces al día hasta que la marca se desvanezca completamente.

Consumir alimentos ricos en vitamina K o tomar suplementos también puede ayudarte bastante.

 

13.- Pomada de árnica

La pomada de árnica se utiliza para tratar todo tipo de moretones, golpes y raspaduras en la piel. Además de sus propiedades calmantes, ayuda a desinflamar y promueve que los capilares rotos de la piel se regeneren.

 

¿Cómo esconder un chupetón?

Aceptémoslo, por muy efectivos que sean los métodos que acabamos de enlistar, ninguno de ellos es capaz de quitar un chupetón de un momento a otro y a veces lo que necesitamos, aparte de ayudar a que se desvanezca, es esconderlo.

Las mejores formas de hacerlo son:

 

a) Maquillaje

Probablemente, utilizar maquillaje sea la forma más común a la que las personas recurren para esconder un chupetón.

Del mismo modo en que cubres las imperfecciones en tu rostro con el maquillaje, puedes utilizar un poco para esconder la coloración en tu cuello o en tus hombros.

Es importante que sepas que para esconder un chupetón necesitas corrector verde, que es el color que realmente puede contrastar con el rojo del chupetón para difuminarlo.

Para esconder un chupetón con maquillaje, primero aplica corrector de tonalidades amarillas, difumina, y luego utiliza corrector verde o verdoso.

Una vez que hayas eliminado la coloración roja, utiliza maquillaje líquido del mismo tono de tu piel para cubrir el área.

Por último, aplica algo de polvo fijador. Recuerda revisar tu maquillaje con frecuencia y retocarlo cuando sea necesario.

 

b) Cúbrelo con ropa

Es una de las soluciones más evidentes.

Los cuellos de tortuga y las bufandas son verdaderos salvavidas cuando queremos esconder un chupetón que tenemos muy a la vista en el cuello. Otras opciones menos evidentes son las gargantillas, los collares, y los aretes largos.

También puedes cubrir el chupetón con un curita o un parche, y fingir que te quemaste con la tenaza mientras te peinabas.

 

c) Déjate el cabello suelto

Otra estrategia evidente, pero realmente efectiva.

Si tienes el cabello largo y quieres esconder un chupetón, simplemente déjalo caer suelto para que disimula un poco esa zona.

Para esconder adecuadamente un chupetón, procura combinar dos de los métodos que acabamos de revisar.

 

¿Cómo dejarle un chupetón a otra persona?

Una vez que ha sido víctima de un chupetón, quizá estás buscando venganza. Pero definitivamente debes asegurarte de que a tu pareja no le moleste, antes de que la ataques con uno.

Los chupetones no son dolorosos, siempre y cuando no te excedas demasiado.

Si en algún momento notas que a tu pareja ya no le produce placer, detente de inmediato. Además, si vas a dejar un chupetón, al menos procura que sea en un sitio fácil de disimular.

En primer lugar, debes saber que para dejar un chupetón realmente no necesitas succionar demasiado; dependiendo del tipo de piel que tenga la otra persona, bastará con un mínimo o una presión moderada.

De cualquier forma, siempre sé considerado, una cosa es marcar territorio de forma juguetona y otra muy distinta, lastimar.

Succionar es la manera más sencilla de dejar un chupetón, pero también puedes usar un poco los dientes. Algunas personas disfrutan bastante las mordidas suaves en el cuello.

 

Quizá el chupetón no sea tan evidente instantes después de que has aplicado la presión, pero seguramente aparecerá al poco tiempo, conforme la sangre se vaya acumulando en el área.

¿Te han dejado un chupetón? ¿Qué piensas de esta práctica? ¡Comparte tu opinión con nosotros!

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo perdonar una infidelidad: 12 pasos que tienes que hacer

24 mitos sobre el divorcio que te impiden dejarlo atrás