in

15 cosas que hacen enojar a los hombres

Hay algunos hábitos muy típicos de las mujeres que vuelven locos a los hombres, pero no de la mejor manera. Si quieres evitar molestias, discusiones, o simplemente convertirte en la novia o la pareja perfecta, evita caer en estas 15 actitudes frecuentes que a casi todos los chicos realmente les molestan.

1. Que piensen que son adivinos

Quizá una de las cosas que más les molesta a todos los hombres es tener que andar adivinando lo que pasa por la cabeza de las mujeres. Siendo francos, es muy común que a veces ellas crean que los chicos son adivinos y mágicamente van a enterarse de cuando se sienten tristes, enojadas o desean alguna cosa en particular.

Pero nada más lejos de la realidad. La ciencia ha comprobado una y otra vez que los hombres no son tan buenos como las mujeres leyendo las señales sutiles del lenguaje corporal. Si ellas dicen que “están bien”, pero actúan como si estuvieran afectadas por algo o se dedican a mandar indirectas, el hombre no va a deducir qué es lo que están pensando; simplemente va a confundirse y a frustrarse.

Así que lo mejor que puedes hacer para evitar esta actitud es expresar en palabras muy claras lo que sientes, sin importar que estés enojada, triste o quieras algo. ¡No tengas pena de hablarlo! Tú también tienes derecho de tener emociones y expectativas. 

2. Que hablen de sus intimidades con sus amigos

Todos tenemos amigos para compartir buenos momentos, pero también para apoyarnos en su ayuda y sus consejos cuando pasamos por un mal momento. Es perfectamente normal que si una mujer tiene dificultades con su pareja, recurra a su mejor amiga para platicarle la situación, hacer un poco de catarsis y encontrar juntas una posible solución o un panorama más optimista.

Lo que los hombres en verdad odian es cuando cruzas la línea y compartes con terceros intimidades que son muy de ustedes o cosas muy privadas. También odian que los hagas quedar como los malos del cuento. Al final, es probable que ustedes se reconcilien, pero tus amigas se queden pensando toda la vida que se trata de un mal sujeto, cuando quizá no es así.

Recuerda: no tiene nada de malo que hables de tu relación con tus amigas, pero nunca digas nada que traicione la confianza íntima que se tienen, ni hables mal solo por impulso. Ten presente que el enojo se va, pero las palabras que dijiste se quedan para siempre.

3. Indirectas en redes sociales

Si los hombres son malos captando las indirectas en vivo y en directo, son aún peores adivinando que publicaste esa actualización de estado o esa canción justo para ellos. Y, créeme, les molesta muchísimo que luego tú te enojes porque no reaccionaron como esperabas o no te dieron like

 

Sin embargo, lo peor para ellos es ver que publicas indirectas negativas del tipo: “algunas personas solo saben hacerte daño” o “lista para salir a portarme mal al antro”, porque eso les dice que algo te está molestando y no eres capaz de hablarlo de frente.

 

Recuerda: los hombres desconfían de las mujeres que se la pasan publicando indirectas en sus redes sociales. ¡Evítalo! 

4. Que pasen horas probándose ropa 

No es que a los hombres les moleste como tal acompañar a las mujeres de compras. Lo que no soportan es que la chica se pruebe literalmente toda la tienda y, al final, no se compre nada. 

Ellos son más prácticos y, si necesitan unos tenis, por ejemplo, llegarán a la tienda, agarrarán tres que les llamen la atención, se los probarán, elegirán el que más les guste y punto. ¡A  lo que sigue!

Así que si te apetece pasar la tarde entre probadores, lo mejor es que ese día llames a tu amiga para que te acompañe y ella pueda divertirse haciendo lo mismo, y no a tu galán, quien seguramente terminará muerto de aburrimiento. 

 

5. Que se tarden horas arreglándose

Los hombres entienden perfectamente que las mujeres necesitan un poco más de tiempo para estar listas. 

Mientras que ellos pueden estar perfectos en media hora, las mujeres nos tardamos más porque somos más detallistas eligiendo la ropa y los accesorios, nos gusta peinarnos y maquillarnos, etc. 

Por eso, un chico no va a molestarse si tardas un poco más que él en arreglarte, pero todo tiene su límite. Cuando llevas una hora cambiándote el look frente al espejo, lo único que él pensará es que eres demasiado vanidosa, insegura e indecisa. 

 

6. Que se retoquen el maquillaje cada cinco minutos

Si vas a hacer una escala en el baño, está perfectamente bien que aproveches para retocarte un poco el labial o pasarte un poco de polvo por el rostro. 

Pero si cada vez que te retocas el maquillaje tardas como si lo estuvieras haciendo desde cero, y además lo haces a cada rato, en realidad lo que él interpreta es que estás perdiendo tiempo valioso de ambos por hacerte cosas en la cara que, además, según él, no hacen ninguna diferencia real en tu apariencia. 

Es muy fácil saber si eres de las que caen en este hábito. Revisa lo que cargas normalmente en la bolsa: si la llevas llena de maquillaje y cargas hasta con la plancha de cabello, es un hecho que ya cruzaste la línea de la practicidad. 

 

7. Que actúen de modo infantil e inmaduro

Todas las chicas saben que actuar un poco como niñas de vez en cuando puede volver locos de ternura a los hombres, pero como en todo, el equilibrio es el truco. Si eres de las que se comportan como unas chiquillas para todo y hacen dramas infantiles por cualquier cosa, entonces esa actitud, lejos de enternecerlos, solo les molestará a los chicos y pensarán (¡con justa razón!) que eres una inmadura. 

Mostrar tu lado vulnerable en los momentos correctos es algo increíble, pero utiliza ese aspecto de tu personalidad como una herramienta para crear vínculos afectuosos, y no como un arma para conseguir lo que quieres mediante un berrinche.

 

8. Que se pongan en el papel de víctimas

Por un lado, los hombres disfrutan mucho cuando tienen la oportunidad de ser los héroes del día y salvar a su damisela en peligro, pero… por otro lado, odian que te pongas en el papel de la víctima de manera recurrente solo para que ellos te estén salvando una y otra vez. 

Créeme, ellos saben distinguir cuándo realmente tienes un problema o necesitas ayuda, y cuándo lo que pretendes es que ellos solucionen situaciones con las que, si quisieras, podrías lidiar a la perfección.

Ponerse en el papel de víctima también incluye soltar a llorar cada vez que tienen una discusión por algo. Recuerda: son dos adultos resolviendo un conflicto; no tienes por qué sentirte atacada y vulnerada todo el tiempo.

 

9. Que asuman que el hombre tiene que hacerlo todo 

Los caballeros casi siempre están encantados de ir por ti, abrirte la puerta, llevarte a un sitio que te guste, pagar la cuenta, regresarte a tu casa, tomar la iniciativa y ¡espera! ¿De verdad ellos tienen que hacerlo todo? 

A los hombres les gusta ser atentos, pero les molesta mucho darse cuenta de que la chica no pone nada de su parte. Así que, recuerda, si él ya pagó la cena, tú invita el postre. Si él tuvo la cortesía de pasar por ti, déjalo elegir la película. Para que las relaciones de pareja sean exitosas, siempre debe haber reciprocidad. 

 

10. Que los comparen con otros chicos

Obviamente a todos, hombres y mujeres, nos molesta que nos comparen con alguien más. No importa que se trate de habilidades, atributos físicos o estilo de vestir: cualquier comentario que nos haga quedar en desventaja nos hará sentir mal. Esto es especialmente cierto cuando ese alguien es una expareja o alguna amistad que puede ser un potencial rival de amores. Incluso, comentarios tan inocentes como “mi ex siempre tenía su carro limpio” o “mi exsuegra cocinaba delicioso”, dejan entrever que aún te acuerdas del pasado con cierta nostalgia. 

Pero, aunque no lo creas, a los hombres no solo les molestan las comparaciones negativas ¡sino también algunas de las positivas! Por ejemplo, si le dices que es mejor amante que tus exparejas, tú puedes pensar que le haces un cumplido, pero en realidad solo lo pondrás a pensar en las otras personas con las que te has acostado y eso puede, irónicamente, generarle sentimientos de celos e inseguridad.

La recomendación es siempre disfrutar del momento presente con la personas que tienes en frente y dejar de pensar en si los demás son mejores o peores. 

 

11. Que hablen mal de sus amigas

Una mujer que habla mal de sus amigas y su familia, normalmente también habla mal de su pareja. Así que si te la pasas diciendo pestes de las personas a las que se supone que quieres, es de lo más normal que él sospeche que, cuando no está, tú dices cosas horribles de él a tus amistades.

Recuerda que la congruencia y la honestidad son dos de los atributos que más valora un hombre en una mujer. 

Aunque tengas motivos de sobra para quejarte de alguien, lo correcto es que mejor cortes esa relación de amistad, en lugar de mantenerla de manera hipócrita. Si no es el caso, entonces honra a tus amistades y habla siempre bien de ellas, aunque tengan defectos. Finalmente, ¡todos los tenemos! Además, las personas con las que nos juntamos reflejan mucho de lo que somos.

 

12. Que desprecien sus gustos

Está bien si no te gustan los deportes, los videojuegos o los documentales de la Segunda Guerra Mundial; pero si tu chico o el chico que te gusta es fanático de alguna de estas cosas, no tienes ningún derecho de criticarlo o despreciarlas. Recuerda: que algo no te llame la atención no quiere decir que sea tonto, inútil o inferior a tus gustos.

 

Si realmente quieres ganarte el corazón de un chico, lo mejor que puedes hacer es abrirte un poco a esos pasatiempos y tratar de comprenderlos; si no puedes, al menos debes respetarlos y hacerle saber que siempre le apoyarás en lo que le gusta hacer. ¡Quién sabe! Quizá termines tú también volviéndote fanática de algo que antes no te gustaba.

 

13. Que acaparen todo el espacio con sus cosas

Si ya diste el paso de vivir con un hombre, o tienen una relación en la que frecuentas su departamento y dejas algunas de tus cosas allí por practicidad, recuerda que ellos odian abrir el clóset y encontrar que acaparaste el noventa por ciento del espacio con tus chamarras; o entrar al baño y no poder encontrar su rastrillo entre tus doscientos productos de belleza y cuidado facial.

Que tú tengas más cosas que él no significa automáticamente que te corresponda un mayor porcentaje del espacio, especialmente si ese espacio era originalmente suyo. Por eso, lo mejor es que siempre acuerden cómo acomodarán sus cosas para no invadir al otro y respetar en todo momento esos acuerdos. 

 

14. Que sean controladoras con sus hábitos

Para algunas mujeres la diferencia entre una pareja y un hijo es borrosa, y son justamente aquellas que se sienten en el derecho de imponer sus opiniones a cosas tan básicas y personales como los hábitos del otro. Por mucho que lo hagas con la mejor de las intenciones, a cualquier hombre le molestará que trates de decirle cómo vivir su vida, si tiene que comer menos colesterol, hacer más ejercicio u ordenar su clóset. Se supone que ya es un adulto, ¿no?

Claro, puedes poner límites con respecto a las cosas que sí te afectan. Si te molesta que beba demasiado, en lugar de prohibirle que tome o que salga con sus amigos, puedes decirle que no quieres estar con alguien alcohólico y dejar que él tome su decisión. Si no se lava los dientes tan seguido, puedes expresarle que te molesta que no tenga la cortesía de tener una buena higiene dental. Pero esto es diferente a que trates de decirle qué hacer y de modificar todas sus rutinas.

 

15. Que sean posesivas y no les den espacio

Finalmente, algo en lo que todos los hombres coinciden es que odian cuando las mujeres son demasiado posesivas y no les dan espacio para hacer sus cosas, estar consigo mismos o salir con sus amigos. 

Que estés en una relación con alguien no significa que deban estar juntos todo el tiempo. Tampoco que tienes derecho a exigir atención 24/7 y mucho menos de revisar sus cosas personales, como los mensajes del celular. Así como tú necesitas tiempo para ti y no tienes por qué compartir el 100 % de lo que haces con él, él también requiere de su espacio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

labiales para morenas gris topo mate gry taupe lipstick labial

15 labiales ideales para mujeres de piel morena

24 Señales de que tu mejor amigo está enamorado de ti