Errores en el lenguaje corporal de seducción de los hombres

En el artículo 6-consejos-para-tener-un-lenguaje-corporal-para-seducir hablábamos de qué debía hacer un hombre para tener un lenguaje corporal de seducción. Sin embargo, al intentar llevar a la práctica estos nuevos gestos se producen errores que rompen el encanto y causan en las chicas una impresión indeseada.

No debes preocuparte si esto te ocurre alguna vez, es una parte normal del proceso. No te estreses, lo más importante no es que adquieras un lenguaje corporal de seducción por las chicas, sino que lo cambias para sentirte mejor contigo mismo.

Recuerda que, tal como explicaba Paul Ekman, los gestos no solo son expresiones de un estado de ánimo sino que cuando se realizan producen estados de ánimo. Entonces, atraer mujeres es solamente una consecuencia –y una de las menores– de modificar tu lenguaje corporal. Estás cambiando tu actitud para sentirte más a gusto contigo mismo y con los demás.

Te presentamos entonces los errores más frecuentes al practicar el lenguaje corporal de seducción:

  • No cruces los brazos. Durante el cortejo los hombres realizan gestos para parecer más alfa. Este es uno de ellos. Sin embargo, esa posición no los hace lucir más masculinos sino más cerrados a los demás. Si estás con una mujer, abre tus brazos y dirige tu pecho hacia ella después que te envíe alguna señal no verbal de interés. Literalmente, te estás abriendo y, si se siente interesada y cómoda contigo, ella también se abrirá a ti.
  • No te inclines demasiado. Mantén la columna en la vertical. Es natural que te inclines ligeramente para escuchar a los demás, pero no repitas mucho este gesto. Más bien, algunos seductores recomiendan inclinarse ligeramente hacia atrás. Ese gesto te hace parecer muy poco necesitado de la atención femenina y así luces más alfa.
  • Toma más espacio. Los líderes y hombres alfa suelen tomar más espacio para sí. Este gesto es un indicio de autoconfianza y de que te sientes cómodo. Al sentarte reclama un poco más de espacio para ti con tus brazos y piernas.
  • Usa tus manos. Los gestos de tus manos refuerzan las ideas que comunicas verbalmente. Recuerda que los hombres alfa son grandes comunicadores. Acostúmbrate a no poner las manos en los bolsillos ni a hablar con las manos ocupadas.
  • No sonrías demasiado. Sonríe cuando te presenten a alguien o hayan dicho algo gracioso, de modo que los otros vean que eres una persona relajada y de buen ánimo. No obstante, sonreír demasiado cuando no viene a cuento te hará lucir necesitado de la aprobación de los demás.
Loading...

Agrega un cometario