Cómo Ser Seductora: 15 Secretos Para Conquistar A Alguien

Las mujeres siempre buscarán tener a su lado al hombre de sus sueños, ese que las complazca, que las mime, y que les facilite la vida. Lograrlo no es tarea fácil, para conquistar a un hombre se necesita pericia y gracia.

Una mujer seductora es aquella que posee actitudes que hace que sea imposible que otro la ignore. Sin embargo, seducir es un arte que se basa en la influencia, en la manera en que consigues dominar de cierta manera el comportamiento ajeno.

No solo nos referimos a la seducción con razones que conllevan al placer sexual, sino a cualquier forma de control mediante el cual se logra encantar a otra persona con sutileza.

La seducción te permite ser capaz de conseguir que los demás actúen conforme a tus intereses, que sean más amables hacia ti, o te tengan más consideración. Es una forma de dominio que debe pasar desapercibido a los ojos de otros, de lo contrario su incidencia se torna incómoda, y pierde por completo su sentido.

Para algunas mujeres es algo con lo que nacen, y para otras, un campo nada explorado ni aplicado, que más bien se percibe como técnicas de manipulación que emplean para ser llevadas a la cama.

Lo cierto es que todas en algún momento hemos sido seductoras, y también seducidas.  La aplicación de tus atributos personales es la clave del éxito.

Ten presente algo importante, requerirás algunas condiciones para llegar a ser una seductora, la principal es la confianza en ti misma. Luego el minucioso estudio de la situación en la que vas a aplicar esa “confianza” y  por supuesto, personas que se dejen seducir.

El arte de la seducción es complejo, pero no inalcanzable. Si te interesa influir en el sexo opuesto sin que ellos lo perciban, te recomendamos llegar hasta el final de este artículo.

Seleccionamos las tácticas de seducción más comunes y efectivas que podrás a aplicar para someterlos a tu voluntad. Después de leerlas tu visión sobre el tema dará un vuelco.

Lee nuestra guía sobre cómo seducir a un hombre sin que lo note

1. Usa escote

Cuando se muestra parte de la clavícula y el cuello, algo se desata en la mente de los hombres. Por más que seas una mujer “todo terreno” sin un ápice de temor por lo que quieres, le das la sensación al sexo opuesto de vulnerabilidad.

Y a los hombres instintivamente les gusta sentirse poderosos y protectores.

Ellos no entenderán por qué actúan con más respeto y consideración hacia ti.  La clave está en destacar esta área del cuerpo con el cabello arreglado sobre un hombro, blusas semi-escotadas o algún collar corto que destaque tu cuello.

 

2. Hazte pasar por tímida

Quieres que un chico te recuerde, hazte pasar por tímida así no lo seas. Es muy sencillo, cuando le hables mira varias veces al suelo y luego regresa tu mirada hacia sus ojos.

Parecerás insegura, esa mirada de borreguito extraviado enloquece a los muchachos. Les da indicios inconscientes de querer cuidarte y seducirte, aun cuando realmente eres tu quien los seduce a ellos.

 

3. Agranda tu mirada

También deberás hacer que tus ojos parezcan más grandes. Unos ojos grandes dan la sensación de ser más infantil, más jovial, y los hombres siempre buscarán complacer y proteger a esa mujer que parezca más niña de lo que realmente es.

La inocencia los enloquece. Por muy experimentada que seas, ese aire de candidez le hace creer al hombre que estás perdida en el mundo, y él debe ser quien te conquiste y te proteja.

 

 4. Ignóralos

¿Quieres que alguien se empecine en saber todo de ti y te busque? Entonces dale toda la atención posible y luego sin previo aviso empieza a ignorarlo.

Si desvías la atención que le dabas a un chico, lo dejarás totalmente confundido y eso le motivará a buscarte, preocuparse por ti, e intentar comprender tu cambio de actitud repentino.

Ahora será él el que te busque e intente seducirte, para que le devuelvas la atención que tenía de tu parte.

 

5. Sonríe

Tal vez es lo más hermoso y simple que una mujer puede dar a otro, y también lo más gratificante: la sonrisa.

Una sonrisa habla de ti, proyecta tu entusiasmo, buen ánimo, afabilidad y confianza en quien eres. También le indica al hombre que te agrada y que disfrutas de su presencia. ¿Y a quien no le gusta saber que es agradable en la vida de otros?

Una sonrisa sutil cuando conversas con alguien y le miras a sus ojos, te hace accesible. De ahí que aun cuando esta estrategia es muy simple, debe tenerse extremo cuidado al aplicarla.

Por favor, no le sonrías a cualquier hombre, solo a quienes se han ganado parte de tu confianza con sus acciones. Algunos hombres suelen confundir las sonrisas de una mujer con señales sexuales inapropiadas.

De hecho, jefes abusivos con el sexo opuesto, y depredadores sexuales que han sido aprehendido han manifestado en sus confesiones que las mujeres a las que han atacado les habían sonreído, y que esa señal significaba que les estaban dando “permiso” para proceder a tocarlas y abusarlas.

 

6. Causar deseo de seducción sexual

Debes morder tus labios sutilmente mientras miras a ese chico que te gusta, y por supuesto esto funciona solo si el otro te está mirando.

El gesto debe ser rápido pero preciso, aunque no lo creas, tal situación activa en el cerebro del hombre deseos de observarte.

 

7. Cuida tu apariencia física

Una mujer debe estar siempre de punta en blanco. No necesitas comprar ropa demasiado cara, ni ser fanática de las marcas para lucir bien.

Cuidar la apariencia personal consiste en usar una colonia agradable, evitar maquillarse de más, mantener el cabello bien cepillado y usar ropa acorde con tu cuerpo y edad.

No olvides mantener las uñas de tus manos y pies limpias y bien pintadas, las manos son una señal de feminidad.

Lee nuestra guía sobre cómo ser más coqueta y seducir a cualquier chico que te guste

8. Sé simple

No hay nada más encantador que la sencillez de una mujer. Cuando estás segura de ti misma, y sabes defender tus derechos, tratas con gentileza a todas las personas y marcas tu propio estilo sin imitar a nadie más.

 

9. Camina como modelo

Siempre camina con el talón y luego punta, y con las piernas lo más juntas posible. Si no sabes hacerlo deberás observar a las modelos en la televisión.

Una correcta forma de caminar, permite el balance correcto de las caderas y por ende del pompis. Los hombres tendrán que voltear a verte, no podrán contenerse.

 

10. Voz seductora

Tu voz puede convertirse en tu mayor atractivo. Si usualmente hablas como si estuvieras regañando a los demás, te gusta gritar para llamar la atención o eres tosca en las palabras que empleas, ¿realmente crees que podrás seducir a un hombre?

Las palabras dichas en tono neutral (acorde con el lugar en el que te encuentres) y los términos dulces y sutiles son más agradables al oído, que aquellas palabras altisonantes que hasta en la voz de un hombre son desagradables.

Controla tu vocabulario, recuerda que eres una dama que aspira codearse con personas importantes y así conocer al hombre de su vida. ¿O qué tipo de hombre esperas conocer si no cambias tus parámetros actuales?

 

11. Mantén una buena actitud

Si usualmente te la pasas insultando a todos a tu paso, o con cara de depresión como que se te acabara de morir un familiar, conseguirás que todos se alejen de ti.

Cuando una mujer mantiene una actitud positiva más allá de las circunstancias que le toquen vivir, cuando consigue siempre las palabras correctas para motivar a su equipo de trabajo. Cuando tiene la capacidad para alentar a quien está pasando por un mal momento, será atractiva aun si ella no posee atributos físicos demasiado exóticos.

Lo que sucede es que la actitud correcta hace que las personas correctas lleguen a donde te encuentres.

Es como una miel que atrae la felicidad. Y los hombres siempre preferirán una mujer que sea optimista y los motive, a una que a pesar de ser demasiado atractiva siempre esté malhumorada.

 

12. No muestres más de lo necesario

Ser seductora nada tiene que ver con ser exhibicionista. Aprende a ser rectada con tus escotes y con el largo de tu falda y lo apretado de tus pantalones.

No necesitas mostrar todo a la vez, o parecerás demasiado fácil y accesible para todos. Con esto lograrás ahuyentar a los hombres que de verdad valen la pena.

Si usas escote, haz que el mismo tenga un límite adecuado como para que no parezcas vulgar; igual pasa con la minifalda, la idea es mostrar pero manteniendo un equilibrio.

Si usas pantalón, recuerda que la ropa interior no debe sobresalir por encima de la pretina. Si estás mostrando escote, no uses falda, y  si llevas minifalda, cúbrete bien el pecho.

 

Recuerda que tu actitud lo es todo. Para ser seductora primero debes gustarte a ti misma, solo así conseguirás gustarle a los demás.

Y recuerda compartir esta información en tus redes sociales, para que más personas conozcan y disfruten con nuestros artículos.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario