in

¿Cuándo Terminar Una Relación Con Tu Novia?: 19 Señales Que Te Lo Dirán

 

Un día todo es armonía, fidelidad, ilusiones y promesas, te encuentras en una relación de pareja y desde que despiertas hasta que te vence el sueño cada noche, solo puedes pensar en tu chica.

En este punto, la idea de dejarse en inconcebible, ¡tú realmente estás enamorado! En tu mente no cabe la idea de dejarse, crees estar en la mejor relación que jamás has podido tener.

Desafortunadamente, el amor no es tan gentil en todas las relaciones, y no toda felicidad es eterna. Algunos hombres permanecen junto a sus parejas por más tiempo del que de verdad deberían dedicarle a una relación y tal vez por miedo a reconocer que todo acabó, o por el qué dirán, siguen aunque son infelices con su pareja.

Para evitar que tú debas experimentar ese vacío existencial y descubrir muy tarde que debías haber puesto punto final a la relación con tu novia hace tiempo, en este artículo te presentamos las señales que debes atender para darte cuenta cuándo es el momento de seguir adelante y buscar tu propia felicidad, por ti mismo.

¿Es momento de acabar con la relación con tu novia? Descúbrelo a continuación.

Lee también nuestra guía sobre cómo olvidar a alguien que amas sin enloquecer

1. Tu novia no te respeta

¿Tu novia se burla públicamente de ti?, ¿te grita?, ¿te amenaza?, ¿te sientes minimizado cuando estás con ella?

Muchos hombres soportan estar en estas situaciones, con novias que no los respetan, pero probablemente lo toleran por vergüenza de admitirlo ante los demás.

¿Qué pasaría si tú la irrespetas? Seguramente se ofendería, lloraría y todos te señalarían.

No mereces tolerar conductas insanas, ni manipulaciones sin sentido. El amor es también respeto y consideración por el otro. Si eso no es lo que recibes, toma tus cosas y termina esa relación.

2. No son compatibles

Es común que muchos hombres se dejen llevar por la atracción física al decidir iniciar una relación. Tiempo después, cuando emergen los sentimientos, pueden darse cuenta que  la compatibilidad en la cama es lo único que tienen en común con la pareja.

Y si bien es cierto que la atracción sexual es necesaria para mantener una relación, esta es solo un complemento. Si son incompatibles en las cosas cotidianas, no tardarán en surgir las peleas y entonces llegará la infelicidad a sus vidas si insisten en seguir juntos.

Si, por ejemplo, tú eres un hombre al que le gusta salir y divertirse, practicar deportes y viajar, y ella solo lee libros complejos y odia el ruido y las fiestas, ¿crees que será una relación interesante y duradera?

3. Se contradicen

Si hasta la mínima decisión genera una polémica y acaba en discusión, si a pesar de vivir en pareja, ella hace lo que quiere sin siquiera notificarte, o si tienes mil preguntas respecto a su vida y ella las evade, no lograrás soportar este clima de controversias por demasiado tiempo.

Es mejor avanzar y rápido.

Difícilmente ella llegará a confiar plenamente en ti, ni apoyará tus sueños. Esto hará que no compartan sus verdaderos intereses por miedo a pelear, y terminará por hacer más difícil una relación que no debiera existir. No te hagas el tonto y termina con ella.

4. Te necesita

Si te manipula con la idea de que no puede ser feliz sin ti, es la mejor señal de alarma para abandonar esa relación.

No es saludable estar con una persona que es inmadura emocionalmente. Si ella está contigo porque no puede estar sola o se considera que no es responsable de su propia vida, no debes ser tú quien cargue con esa difícil tarea de ser su única fuente de felicidad.

Aunque suene contradictorio, ambos deben ser capaces de ser felices por sí mismos y estar en pareja por decisión propia, porque juntos pueden ser mejores. Si ella depende totalmente de ti, lo que necesita es un terapeuta o un orientador que la ayude a aceptarse, no un novio.

Una relación de este tipo no te favorecerá, no es sana. Si están juntos debe ser porque se aman no porque se necesitan.

5. No hay proyección a futuro

 

Si no te imaginas a su lado en cinco años, bien sea porque no la sientes como una verdadera compañía o porque quieres darte la oportunidad de experimentar con alguien más, entonces avanza sin miedo.

Un noviazgo permite conocer a la pareja y así reconocer si habrá suficiente química como para establecer un hogar en el futuro. Si todavía no eres capaz de proyectarte con ella en el futuro cercano, evalúa las razones de ello y piensa si vale la pena seguir en esa relación.

6. Es demasiado materialista

¿Has notado que en privado ni te determina, pero cuando la invitas a un centro comercial te ama de repente? ¿Mucho más cuando algo llama su atención en una vitrina, o cuando le apetece determinada comida y espera que tu se lo regales?

Es muy probable que esto ocurra porque está enamorada de tu dinero, y no de tu personalidad. La mejor manera de comprobarlo es proponerle compartir los gastos, dividir las cuentas y hacer más equitativa la relación. Si eso le molesta, es definitivamente una alerta roja a la que debes prestar atención.

Si eres de los que regala cosas caras para agradarle a una mujer, no te quejes cuando te topes con chicas interesadas. Recuerda que una relación debe ser para compartir entre los dos, y no solo de un solo bando cumplir todos los caprichos que la otra persona exija.

7. Ya te engañó alguna vez

En un noviazgo queda sobre entendido que debe haber fidelidad entre ambos. Si establecieron una relación basada en la monogamia y ella te ha engañado, deberías terminar con la relación.

No se trata de ser extremista, se trata de orgullo y de respeto. Si lo hizo una vez, es muy probable que vuelva a hacerlo.

Es un error estar junto a una mujer que te ha engañado a ti, o que lo ha hecho en relaciones anteriores. Una vez que se ha cruzado la barrera de la fidelidad, es más fácil volver a hacerlo sin sentir remordimiento.

Lee nuestra guía sobre cómo actúa una mujer después de la infidelidad: 15 señales de que te engaña

 

8. Habla demasiado

¿Es de esas mujeres que habla y habla pero no escucha? Básicamente es una máquina que escupe palabras y que siempre consigue argumentos para tener la razón, pero no tiene tiempo para callar y escuchar tus ideas.

Si de verdad ella te amara, escucharía tus preocupaciones y argumentos en cada situación.

No se trata de hacer un monólogo siempre, sino de conversar, es decir: ¡dos personas hablando!

9. Tiene adicciones

Si es de esas chicas que tienen problemas con las drogas, el alcohol, medicamentos antidepresivos o cualquier otra sustancia adictiva, ¡piénsalo dos veces para estar con ella!

Si una mujer en su juventud requiere de antidepresivos o alcohol para sentirse segura de sí misma y feliz, a medida que avance en edad requerirá aumentar la dosis para poder sobrellevar cada día de su vida.

Es mejor que le recomiendes un grupo de ayuda en lugar de pretender volverte su apoyo, al principio creerás estar preparado para amarla y acompañarla, pero luego se te volverá una carga. Piensa en tu futuro y si eso es lo que quieres tener.

10. Te sientes mejor sin ella

¿La extrañas cuándo ella no está? Responde con honestidad.

Si te da igual cuando pasas tiempo sin verla o hablar con ella, o te alegras y te sientes más cómodo cuando desaparece de tu lado y te sientes soltero nuevamente, es porque no eres feliz a su lado.

Cuando se está muy enamorado, se extraña a la pareja y existe una constante preocupación por su seguridad y felicidad.

Si tu relación es tan tóxica que quieres salir corriendo cuando ella está muy cerca de ti, o solo esperas el momento para irte o que se aleje de tu lado, lo mejor es que termines con ella porque ya estás anidando sentimientos negativos.

11. Nada de sexo

Si el sexo cada vez es más escaso, tanto que no recuerdas la última vez que compartieron cama, es muy seguro que hay infelicidad en esa pareja.

El sexo es una parte fundamental de la relación, y si no se sienten interesados en hacerlo puede ser una señal de que ya no sienten atracción sexual o que se han acostumbrado tanto el uno al otro que, aún sin odiarse, han perdido la chispa del noviazgo y se han convertido en solo amigos.

Por la razón que sea, no tener sexo es definitivamente una señal de que la relación ha terminado.

12. Ya no la amas

Algunos hombre se mantienen en pareja aunque ya no se sientan enamorados, mucha veces basándose en la amistad, o por la idea de tener sexo regularmente.

Esto podrán mantenerlo por un tiempo, pero eventualmente se sentirán miserables y buscarán alternativas para llenar el vacío de una pareja sin amor.

Una relación debe tener la llama de la pasión y el amor entre ambos. Si no lo sienten, entonces es mejor separarse y buscar la felicidad en otra parte y con otras personas.

13. Proyectos propios

La relación se ha vuelto rutinaria, y cuando piensas en realizar proyectos propios para sentir algo de plenitud, ella no los acepta.

Sientes que ella es infeliz e intenta hacerse infeliz a ti también. O, por el contrario, eres tú quien no puedes soportar verla avanzar en otros aspectos de su vida.

La pareja está para acompañar, ayudar e impulsarse mutuamente. Si uno de los dos obstaculiza el camino del otro, terminarán estancándose ambos y siendo infelices.

Si no apoya tus sueños, proyectos y te los sabotea, es hora de decir adiós a esa pareja.

14. Cosas por cambiar

Si consideras que tiene muchos errores que debe corregir, por ejemplo “es floja, se levanta tarde, no es aplicada con los estudios, no se toma el tiempo pertinente para arreglarse cada día”.

Y si le dices algo al respecto, se enoja y asegura que así fue como la conociste y así es como le gusta ser. Tiene algo de razón.

Estar en pareja implica ceder en algunos aspectos, para que la convivencia sea llevadera y ambos crezcan juntos. Sin embargo, si todo en ella te molesta y sientes que debe cambiar demasiado, ¿qué haces en ese noviazgo?

Ambos deben quererse, respetarse y aceptarse como son. Si tú sientes que debes cambiarla, y ella se niega a ceder para vivir con mayor felicidad, lo mejor es que den punto final al tiempo juntos.

15. No le gusta trabajar

Si no es una mujer que sienta entusiasmo por trabajar y mejorar su situación económica, y además espera que seas tú quien la mantenga económicamente, esto debería ser un gran llamado de atención.

Aún si estás en la posición económica para llevar todos los gastos, en una pareja lo ideal es que haya un equilibrio y compañía. Deben funcionar como un equipo, retarse e impulsarse para ser mejores.

Si ella no quiere mejorar por sí sola o progresar en la vida, es muy probable que termine por estancarte o frenar tu crecimiento. Además, No es justo que solo uno de los dos lleve los gastos. Si llegara a faltarte el dinero, ¿estaría ella dispuesta a asumir toda tu responsabilidad?

16. Falta de comunicación

Si no hay comunicación, no conseguirán fundamentar una relación. La comunicación permite que se disipen dudas, que se establezcan criterios claros para avanzar sanamente.

Si tu novia no te habla, le avergüenza comunicarte sus necesidades y deseos, es casi imposible continuar a su lado de forma positiva. Tú no eres un adivino y no tienes manera de saber lo que hace falta en la relación si no pueden establecer conversaciones reales sobre sus vidas.

Además, ser parte de una pareja también implica una complicidad e intimidad entre ambos, que sin comunicación es imposible lograr.

17. Promete pero no cumple

Si constantemente olvida sus compromisos, te deja embarcado cuando planean salir juntos o no es capaz de recordar siquiera las promesas que te ha hecho, déjala ir porque tú no eres su prioridad.

Pase lo que pase, ella hace a un lado todas tus buenas intenciones, te promete cambiar pero no cumple, promete asistir pero no lo hace.

No es justo que te mantengas en una relación si solo tu haces el esfuerzo por cumplir y hacer feliz a tu pareja.

18. No desea hijos

¡Quieres en el futuro tener al menos un hijo que consolide la unión, pero ella se niega?

Es posible que ambos tengan diferentes planes de vida, y ella tiene derecho a no querer hijos (así sea por vanidad) tanto como tú tienes derecho a querer formar una familia. Si ese es el caso, terminar es la mejor opción.

Que alguno de los dos ceda en este punto es un sacrificio muy grande. Renunciar a la idea de una familia, o forzarse a tenerla cuando no se quiere, puede derivar en reclamos a futuro por el hecho de tomar un camino de vida muy distinto al deseado. Es probable que terminen guardándose rencor, infelices y tratando de cobrar al otro sus decisiones.

Es mejor evitar eso y formar una pareja con una persona que sí tenga sueños similares.

19. Odia a tu familia

Llevan tiempo saliendo, pero se niega a conocer a tus padres en un simple almuerzo de fin de semana.

Es probable que a idea de mezclarse con tu familia la incomode. Esto puede ser normal si le causa nervios, pero si se debe a que menosprecia a tu gente, este es un punto definitivo para una ruptura.

Lo que se aspira cuando se inicia o se tiene una relación es que sea lo más favorable para ambos. La familia es muy importante en la vida de cualquier persona, no vale la pena mantener por mucho tiempo un noviazgo con una mujer que no te llena a plenitud y no valora a las personas que más amas.

 

Si crees que aún amas a tu pareja, pero tienes inseguridades respecto a ella, ¡háblenlo! Si ni aun así te sientes seguro, puedes acudir con un terapeuta de parejas.

Si no estás feliz contigo mismo, no vas a hacerla feliz en el futuro.

Al final de cuentas, tú tienes la decisión en tus manos, reflexiona lo que deseas y de ser necesario elabora una lista con todo aquello que te ha molestado o generado dudas sobre continuar.

La amistad es un tesoro muy preciado que puedes compartir con ella, en lugar de arrebatarle y arrebatarte la oportunidad de ser feliz.

Si te gustó este artículo, ayúdanos a difundirlo en tus redes sociales. También nos encantaría conocer tus dudas respecto al tema, sugerencias y cualquier otro comentario.

 

Ver También:

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo Terminar Una Relación: 7 Formas De Hacerlo Correcto Y Amigablemente

Cómo Dejar De Ser Celosa Después De Una Infidelidad