in

5 estrategias probadas de cómo ser más masculino

Socialmente hablando, no es lo mismo ser un hombres porque se nació con el sexo masculino, que en efecto cumplir con las exigencias sociales y roles que usualmente se asocian a la masculinidad.

Virilidad, firmeza, fuerza son algunas de las ideas que se asocian con lo masculino.

Y no es que seas menos hombre por ser débil o menos «viril», pero es normal que te sientas inseguro por verte distinto. Te tengo una buena noticia: puede afirmarse que la hombría se construye a pulso de experiencias. Es decir, puedes aprenderla y mejorarla.

Para ayudarte en ese proceso, te traemos algunos consejos que te pueden servir en tu vida cotidiana.

Te sentirás y proyectarás una imagen mucho más masculina de que tienes actualmente.

1. Rétate cada día para ser mejor Persona y por consecuencia, mejor Hombre

Dice un refrán “cada día tiene su afán”, y aunque su significado literal se refiere a que no te dejes llevar por la ansiedad, también puede ser una buena frase que recordar para plantearte nuevos retos cada día.

Por naturaleza, el hombre es un ser que busca y disfruta e los desafías, esa ha sido la base de la evolución en las diferentes sociedades a través de la historia.

En la competencia de la especie humana, el más apto tiene, entre otras cosas, mayores posibilidades de procreación y liderazgo. Desde el punto de vista muy primitivo, el más apto es el «macho alfa», capaz de sobrevivir y adaptarse a los cambios.

La naturaleza y la evolución se basan en la supervivencia del más apto, que se logra a través de la capacidad de superación individual, gracias al impulso de ir más allá y romper esquemas algunas veces autoimpuestos.

El resultado es un ser más fuerte tanto en lo físico, como en lo mental. Capacitado para ir hacia adelante y salir victorioso ante cualquier desafío que deba enfrentar.

Es importante que te tomes el tiempo necesario para revisar todas esas cosas que te interesan y has dejado de hacer por miedo, y te animes a crecer. Ese es tu desafío. Para ello puedes realizar algunas de las siguientes tareas:

a) Levántate temprano en la medida de las posibilidades, recuerda que al que madruga Dios lo ayuda.

b) Realiza alguna actividad física que te relaje, por ejemplo sal a caminar, trotar, correr, o escalar. Prueba deportes o actividades nuevas en las que no tengas muchas habilidades. Atrévete a aprender.

c) Anímate a iniciar una conversación interesante con una chica, sin importar si la conoces o no.

Salir de tu zona de confort te hará sentirte más atrevido y exitoso en la vida.

2. Confía en ti mismo y en las decisiones que tomes

Todo varón necesita sentirse buen proveedor de su hogar. La validación de su pareja, hijos y conocidos te harán sentir exitoso y efectivo en tus objetivos.

Debes comprender  que cuando te hablamos de cumplir con tus responsabilidades no nos referimos a que debas hacer todo por ti mismo y solo, muchas veces necesitarás ayuda.

Lo importante es que puedas demostrar que confías en ti, que tienes autoestima, y eres lo suficientemente responsable para cuidar de los tuyos como se lo merecen.

Y aunque algunos no noten tu esfuerzo, e incluso surjan críticas, te recomendamos seguir adelante con tu trabajo. Y tener presente estas recomendaciones:

1) Aprende un oficio y desempéñate en él de la mejor manera.

2) Siempre guarda algo de dinero, quien es precavido gracias a sus ahorros difícilmente se ve en aprietos ante una eventualidad.

3) Sé positivo ante cada circunstancia, porque hasta de las peores situaciones se aprende.

4) Escucha consejos de personas con más experiencia que la que posees.

Lee nuestra guía sobre como ser mas seguro de ti mismo con estos 6 consejos esenciales a prueba del tiempo

3. Aprende a madurar

Madurar no es solamente tener un comportamiento adecuado o relacionado con tu edad.

De hecho, los años de vida que tengas no son determinantes, porque son muchas las personas que se ven obligadas a crecer mental y emocionalmente antes de tiempo por circunstancias en sus vidas.

Crecer y madurar es una cualidad imprescindible para que un hombre sea percibido como masculino.

En nuestros tiempos, debido a que las mujeres asumen más roles que anteriormente habían sido catalogados como aptos para el sexo opuesto, el rol de los caballeros pareciera confundirse para algunos hombres, que se pierden en una especie de adolescencia permanente.

Cuando esto ocurre, el proceso natural para tomar el control de la propia vida y avanzar como verdaderos adultos se percibe como algo distante.

Es notorio que cada vez son más los casos de varones que llegan a los 40 años de edad y que siguen comportándose como adolescentes inmaduros.

Tengo dos amigos que caminan justo en direcciones opuestas en este aspecto.

Uno de ellos se niega a salir de la casa de sus padres, ya que estos lo mantienen y proveen de todo lo que necesita sin que él deba mover un dedo, así que disfruta de una cómoda habitación, automóvil, comida y dinero haciendo muy poco a cambio. No se gana lo que tiene.

Y por otro lado está otro amigo de apenas veinte años, quien ha aprendido a equilibrar el tiempo entre un trabajo nocturno y sus estudios universitarios en ingeniería, para así ayudar a comprar los medicamentos de su padre y contribuir con los gastos de su hogar.

Como si fuera poco, ayuda a su madre en las labores de la casa, sin quejarse o alegar que es algo “para mujeres”.

¿Cuál de ellos crees que es más atractivo ante los ojos de una mujer? ¡Correcto! El que ha dejado de lado las niñerías, y se comporta responsablemente.

Tristemente, aunque mi amigo (el que no hace nada por crecer) consigue ligar constantemente, sus relaciones no duran más de un par de meses y su familia está en constante conflicto con él.

Si te identificaste con el primero de los casos, es momento de crecer y madurar. Para ello puedes optar por mudarte lejos de la protección de tus padres, que a su vez es un gran reto como persona.

Ser hombre no se trata solo de actuar rudo, valiente o fuerte. Se trata de ser responsable y maduro en todos los aspectos de tu vida.

Lee nuestra guía sobre los Machos Omega: Características Y Rasgos

4. Lucha por lo que amas

El hombre es por naturaleza luchador, esto es algo que trae en los genes.

En las pinturas rupestres  los hombres primitivos se reflejaban a sí mismos enfrentándose con animales feroces para obtener alimento, vestido y para proteger a sus seres amados.

Así que perseguir un propósito de cierta manera es un instinto, un comportamiento intrínseco a ti.

Erróneamente nuestra sociedad ha tergiversado la idea de masculinidad, con una imagen de alguien que emplea los músculos para golpear y la cabeza solo para pensar en sexo.

Cuando realmente no hay algo más masculino que aquel que posee metas claras, sabe respetar a los demás y aprende a resolver conflictos razonando.

Por ello desafíate más, practica deportes para equilibrar tu fuerza bruta y antes de discutir es mejor que razones exponiendo puntos de vista adecuados a cada situación.

5. Cultiva tu mente

En lugar de perder el tiempo con videojuegos, lee más, estudia e innova. Cuando te planteas un problema y buscas formas de resolverlo, tu mente actúa en modo de resolver y te ayuda a ser más creativo.

Esto es lo que ha permitido a la humanidad avanzar, para incluso llegar al espacio. Por lo que es mucho más útil que en lugar de consumir, empieces a crear.

La satisfacción que sentirás cuando hayas elaborado con tus propias manos algún artefacto o cuando logras completar un proyecto que desarrollaba, te motivará para hacer nuevas y mejores cosas a futuro.

Es por esto que existen tantos chicos con destrezas inigualables en distintos campos como el científico, artístico, culinario, médico, informático, mecánico, entre otros.

Solo necesitas crear un plan de acción, apasionarte lo suficiente para seguir, aprender y desarrollarte. Verás cómo logras impresionar a todos con los resultados.

Conclusión

Ser masculino no es una característica de los superhéroes, sino más bien un atributo que cada uno desarrolla según sus propios deseos.

Los hombres suelen madurar mucho después de lo que lo hacen las chicas, pero comprender que no eres un niño que todo lo merece es un paso importante para reconocer que tu vida depende de ti mismo.

Tendrás que salir de tu zona de confort para estar a la altura de muchas situaciones que se te presentarán, pero la buena noticia es que cuando maduras te sientes bien contigo mismo y consigues las fuerzas que necesitas para ir por más.

Ayuda a otros, estudia más, practica deportes, sé un buen proveedor, respeta a tu pareja y a tu familia y tu potencial se desarrollará sobre la base de la disciplina y la confianza.

Como ventaja adicional serás admirado, querido y respetado a donde vayas y con quien te encuentres.

¿Te pareció interesante esta lectura? Entonces puedes compartirla en tus redes sociales para que tus amigos puedan aprovechar estos consejos. También recuerda que nos gustaría conocer tus dudas y opiniones al respecto, para nosotros es todo un placer poder responder cada una de tus inquietudes.

Ver También:

Escrito por: Genesis Naveda

Apasionada por la comunicación, la interacción con el público y los nuevos retos. Interesada en el constante crecimiento personal y desarrollo profesional. Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los 35 mejores cortes de pelo para hombre

+500 frases para estados de instagram