Cómo Mantener Una Conversación Con El Sexo Opuesto

Los primeros encuentros pueden derivar en situaciones incómodas, especialmente entre hombres y mujeres, pero, para que evites algunas “torpezas” en tus discursos, te brindamos los trucos más recomendados por expertos para disfrutar de conversaciones amenas.

Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus, dicen por ahí. Pero, justamente uno de los primeros obstáculos cuando vas a una primera cita, es pensar en esas diferencias con la otra persona, en los “pros” y “contras” de un “algo” futuro. Entonces llegas con prejuicios y reflejas tus inseguridades. 

Por otro lado, puede que estés muy optimista ante una nueva relación, pero tu nivel discursivo te puede catapultar directamente al fracaso.

Entonces, para que tu cita no se convierta en una sala de interrogatorio policial o en ese instante agobiante del día, te ofrecemos una pequeña guía de expertos para principiantes, con el que podrás conseguir una conversación exitosa con el sexo opuesto.  

¿Miedo al fracaso o deseo de la conquista? Lo que más necesitas ya lo tienes, actitud, sino ¿cómo llegaste hasta aquí?

¿Tienes ganas de aprender? Prepárate a conocer las técnicas más infalibles que te ayudarán a iniciarte no solo como un buen orador, sino también como una persona exitosa para “persuadir” a tus oyentes sin mucho esfuerzo.

Cómo hacer que un encuentro sea interesante sin mucho esfuerzo

Tu primera cita comienza a ver para todos lados, revisa su móvil, espera a encontrarse a otras personas, pero menos seguir hablando contigo… ¡qué situación tan incómoda! ¿Crees que vuelvan a verse?

Lo primero que debes cuidar es tu apariencia o vestir algo que te haga sentir cómodo, eso influirá mucho en tu naturalidad ante las cosas, manteniendo una actitud más positiva, tanto en calidad de hablante como en la de oyente.

Presta atención a todo lo que diga, para ganar el respeto de tu acompañante debes demostrar la importancia de su presencia, de esta forma tu interlocutor se sentirá más receptivo a lo que digas.

¿Qué temas son buenos de abordar?

Con respecto a los temas que puedes tocar en una conversación existen tantos como tu imaginación te lo permita, solo debes cuidar: el tipo lenguaje, el constructo imaginario y cualquier tipo de juicio o acusación que pueda sensibilizar el carácter de tu acompañante.

Para una primera cita interesante comienza por una anécdota, algo gracioso que hayas vivido, dejando a un lado tediosas explicaciones científicas, cosas descabelladas u opiniones que pueden llegar a ser irritantes.

Lee sobre el arte de la conversación

Alargar la conversación: la forma discreta de entrar en confianza

He aquí los 3 pilares fundamentales para mantener comunicación:

1-. Preguntas abiertas: hablar de forma espontánea sobre lo que te pregunten, respondiendo siempre con una pregunta hacia tu interlocutor ayuda a mantener un buen feed-back.

Preocúpate solo por pasar un momento distinto y agradable, un buen indicador es la risa, mientras más lo haga más tiempo querrá invertir en ti.

2-. Formula preguntas que “inspiren” respuestas: es probable que a lo largo de la conversación se toquen temas de intereses personales como: hobbies, bandas favoritas, proyectos futuros, etc.

Por lo que debes procurar hacer preguntas que lleven a la persona a dar una explicación un tanto entusiasta, con el fin de brindarle camaradería.

Inspírate con interrogantes de tipo: cómo nace su fascinación a tal deporte, qué puede representar para él o ella tal cosa, si le gustaría conocer algún lugar específico y por qué.

3-. Dale importancia a su presencia, y lo que diga: cuidado con este punto, una cosa ser atento y afirmativo, y otra exagerar que todo te parece perfecto. Debes aprovechar el tiempo que tendrás para conversar de “todo un poco”. Hazle saber que estás agradeciendo su presencia.

Puedes hacer comparaciones de lo distinto que hubiese sido de no haber acordado una cita en un día tan maravilloso.

Asume este tipo de perspectiva, de no verlo así estarías diciéndote a ti mismo: “es algo más” –transmitiéndole ese mismo mensaje a tu acompañante en lenguaje corporal-.  

Lee sobre las 200 preguntas para conocer mejor a una persona

Conexión de instantánea: ¿Qué es lo primero que hace un conversador experto?

Presta mucha atención porque llegamos a una parte muy importante. Aquí haces empatía, enlace directo y creas momentos amenos con la persona que quieres.

5 formas de romper el hielo –sin mucho esfuerzo-

Para muchas personas la primera impresión puede llegar a ser tan estresante que termina resultando una perfecta ironía, luego de tanta espera o preparación podrían terminar en una situación incómoda que elimine todas tus oportunidades de hacer “clic” con tu interlocutor.

Para evitar situaciones extremas, donde el hielo no solo sea un componente para las bebidas, te presentamos los 5 mejores consejos para romper el hielo en el momento idóneos:

a) Refléjale una virtud, aquella que hace posible un agradable encuentro: para hacer la situación más interesante y significativa puedes hablar de algo que le admires, qué te hace considerar que es alguien grato y digno para compartir un café o dialogar en ocasiones.

b) Incluye el contacto físico –estilo sutil y elegante-: el contacto físico no necesariamente simboliza una forma de traspasar los límites de confianza, puede ser más positivo de lo que parece.

Lo cierto es que es una herramienta gesticular que ayuda a soldar lazos de cordialidad, lo que te ayudará a alcanzar una mejor interacción con el sexo opuesto y, por ende, a optimizar la compatibilidad entre ambos de una forma literalmente subliminal.

Con la ayuda de un par “palmaditas” a lo largo de la conversación le estás manifestando que eres alguien de fiar, que escuchas, comprendes y apoyas.

Este tipo de gesto es muy bueno para romper el hielo, es muy efectivo y seguramente contagie a tu acompañante de hacer lo mismo.   

c) Propón hacer algo distinto: siempre habrá algo ideal para hacer en cualquier ocasión, por lo que debes buscar de ofrecer alguna nueva experiencia, sin importar si es ocio de bajo presupuesto.

Si propones tomar o comer algo nuevo, si improvisas un paseo o acuerdas una merienda puede darte muchos puntos a favor, convirtiendo a tu interlocutor en “cómplice” de tus elocuencias.  

d) Comenta cosas graciosas –evita ser ofensivo-: el buen humor siempre es muy placentero, pero el “humor negro” para llamar la atención son muy poco tolerantes en tus primeras citas, ya que no comprenderán tu forma denigrar a otros.

Por eso es recomendable que optes por contar anécdotas o situaciones comunes que pueden parecer muy graciosas.

e) Idea una primera impresión: si la imaginación es una de las herramientas más importantes que nos brinda el cerebro, entonces por qué no sacarle provecho.

Imagina toda clase situaciones en la que te veas actuando de forma natural, manteniendo discursos elocuentes y aplicando los principios básicos antes mencionados.

Fíjate en el siguiente caso, lo cual puede servir de ejemplo para este punto:

Luego de dar el saludo casi siempre queda un espacio de silencio, en ese instante puedes aprovechar para preguntar –con la intención de ser detallista- si se siente bien de ánimo (¿cómo estuvo su día?), que por lo general van a decir que están bien, por mucho que hayan tenido complicaciones.

Acto seguido, puedes “conmemorar” el día manifestando algo positivo de esa persona, pero el truco estará en retar al interlocutor a contar una anécdota cómica que haya vivido en un lugar público, para después de haber escuchado decir: “¡prometo nunca hacerte pasar por eso!”

De esta manera le das a entender implícitamente que estás motivado a futuros encuentros, además de demostrarle que realmente te interesa y buscas ser cordial.

8 formas de “conducir” tu conversación por un buen camino

1-. Busca un espacio o un momento ideal: es importante procurar un instante tranquilo, alejado de las interrupciones. Esto ayudará a que los dos puedan concentrarse en ustedes mismos.

Los mejores sitios son aquellos donde la luz (natural o artificial) no da directamente a la cara, la calma se aprecia y nadie los interrumpirá para saludar o hacer comentarios de cosas ajenas o poco importantes para la ocasión.

2-. Sonríe: Sonreír y hacer comentarios positivos es la mejor manera de transmitir afecto a las demás personas en una conversación, procura hacerlo durante toda la velada, eso ayudará a que las palabras salgan con más soltura y sean bien escuchadas.

3-. Presta atención a las cosas que te dice: como te dije anteriormente, si quieres respeto debes transmitirlo. Por eso es aconsejable estar muy atento a lo que dice la otra persona.

Podría hacerte una pregunta en la cual te veas en la obligación que ponga de nuevo en contexto para que puedas decir algo coherente.

4-. Mantén contacto visual -del cuello hacia arriba-: trata de no quedarte “embelesado”, como si estuvieses pensando o durmiendo con los ojos abiertos.

Puedes dialogar y mirar a los ojos por intervalos de 15 segundos, evitando observar otras zonas de su cuerpo, eso podría derivar en malas interpretaciones, y ya sabes por qué.

5-. Menciona su nombre a lo largo de la conversación: cuando utilizas este recurso para dirigirte a la persona de forma más íntima y directa sueles “activar” su atención hacia ti, como si de alguna forma se viera obligada a apoyarte en lo que dices, además de entrar más en confianza.

6-. No presumas: puedes ser apasionado para hablar sobre algo que te guste, pero pasar de eso a presumir que eres quien todo lo puede es un grave error.

En tus primeros encuentros procura no ser esa persona llena de dones, ya que podría verse como puras charlatanerías para llamar la atención aparentando lo que no eres.

7-. Evita hablar de tus relaciones: si bien esto es algo que siempre sale a relucir, por tu parte evítalo. Puedes estar con la disposición a escuchar más no abusar de las preguntas o indagaciones, al principio estos son asuntos un poco más ajenos que personales.

Si bien, necesitas saber algunos aspectos de sus relaciones pasadas no te da para convertirte en un detective al primer encuentro. Si todo marcha bien poco a poco descubrirás quién es, y lo mejor, lo que es capáz de hacer contigo.

8-. Ofrécele su “zona de confort”: a lo largo del artículo se exponen las mejores maneras de brindarle zona de confort al sexo opuesto, pero ahora en este punto lo expondremos de una forma más personal y propiamente biológica, como seres humanos que somos.

Esta es, tratar de ofrecer a tu interlocutor un espacio “100% libre de estrés”, donde no hagan llamadas constantes a tu móvil, te sientas disperso o hagas preguntas que puedan incomodar o poner de mal humor a tu compañero.

Los seres humanos solemos ser muy territoriales, buscamos conquistar para tener dominio sobre lo nuestro y en cierta forma cuidar lo que tenemos, por lo que debes precaver de no mostrar una imagen de “fácil” viendo y sonriéndo a todo aquel que pase por tu lado. Utiliza un lenguaje sencillo con ideas claras, evita ofender aquellas cosas que aprecia y hacer preguntas de todo lo que pase por tu mente, así no hostigas al cuestionado.

¡Cuidado! Así como hay malos oradores, también hay malos receptores.

Lee nuestra guía sobre cómo ser una persona más simpática y sociable

Señales para evitar malos receptores discursivos

Elimina de la lista a las personas que asuman las siguientes actitudes:

a) Dispuesta a ignorarte. Puede que tu interlocutor sienta un poco de incomodidad, pero eso no le da razones para comportarse de una forma grosera, y más cuando no le hayas dado motivos. Este tipo de actitud la asumen los ególatras, quienes solo esperan para hablar de sí mismos.  

b) Quienes hablan mal de sus seres cercanos. Es normal hacer un comentario negativo de otra persona, pero lo que no es normal es que hablen mal de amigos y familiares. Si es de los que difama la gente a su alrededor, también lo hará contigo.

c) Que quiera sobresaltar su posición económica. Quienes se ven incitados a hacerlo fácilmente se les puede tachar de presumidos e inseguros. Si busca de alguna forma resaltar sus excentricidades, será una señal de alguien materialista que solo busca posición y fingir algo que no es.

d) Que actúe de forma misteriosa (nerviosa) en lugares públicos. Si alguien está así es porque oculta algo y sin una razón lógica solo parecerás el acompañante de alguien que se acaba de fugar de la cárcel.

Evita toda clase de persona con este tipo de comportamiento, ya que puede traerte problemas, y lo peor de todo, a la vista de todos.

 

La idea de acordar una cita es para disfrutar de un momento distinto, de compartir algo especial.

Procura siempre mostrar tu lado más amable, manteniendo la sobriedad del discurso, donde no eres más que tu compañero(a). Por otro lado, fija tus parámetros, no permitas que otros abusen de ti.

 

¡Comparte esta información en tus redes sociales y no olvides dejarnos tus comentarios!

Ver También:

GuardarGuardar

Loading...

Agrega un cometario