Cómo Saber Si Tu Novio Te Engaña: 22 Señales Para Buscar

¿Me está engañando, o estoy paranóica?

Esta es la pregunta que ninguna de nosotras quisiera llegar a hacerse. Pero por desgracia es algo muy frecuente. Entre la tendencia natural de las mujeres a sospechar de todo y de los hombres a ser infieles, podemos pasar buena parte de nuestras relaciones con este miedo, fundado o no.

Lo peor es que cuando sientes que te están engañando y no lo puedes demostrar, sientes o que te están viendo la cara o que eres demasiado desconfiada.

Así que sea o no cierto, terminaremos sintiéndonos mal con nosotras mismas. Ya sea por no escuchar a nuestra intuición cuando sí nos estaban engañando, o por hacerle caso a nuestra paranoia cuando no había nada de qué preocuparse.

Por suerte, cuando una persona comienza a engañar a otra, hay muchas cosas que cambian en su comportamiento.  Lee atentamente las siguientes señales para que averigües de una vez por todas si te están engañando.

Lee nuestra guía sobre por qué los hombres son infieles

1.- Comienza a actuar de modo impredecible

Después de pasar algún tiempo con una persona, comienzas a conocer cuáles son sus rutinas y cuál es su conducta típica de trabajo y de ocio. Después de meses o años, ya las conoces a la perfección, más aún cuando se trata de tu pareja.

Sabes cómo actúa en ciertas situaciones, y cuando comienzas a ver cambios quieres una explicación de algún tipo porque sospechas que te podrían estar en engañando.

Cada persona es diferente y por tanto, si comienza a engañarte, hará cosas distintas que te puedan dar una pista. Quizá antes era una persona que no tenía problema en contestar llamadas a la hora de la comida. Si desvía una llamada y alega que es “porque está comiendo” definitivamente algo es diferente.

2.- Se vuelve celoso de su tecnología

De pronto, todos los dispositivos que antes estaban abiertos aparecen llenos de contraseñas e inaccesibles. Entran llamadas con ID misterioso, como “chica peluquería” o “contador 2”, que realmente no tienen mucho sentido.

A tu pareja de pronto le parece un tema vital la privacidad, cuando antes no tenía problemas en que respondieras su teléfono por él mientras iba manejando o le leyeras un mensaje mientras se bañaba.

Normalmente, las personas justifican esto bajo el inverosímil pretexto de que “de pronto se dieron cuenta de que no es saludable husmear en los dispositivos del otro”. Y sí, no es saludable, pero para su nueva relación.

Encontrar un número frecuente con todos los historiales de mensajería a eliminados también nos da pistas de que nuestra pareja está tratando de esconder algo.

3.- Tiene cambios de humor impredecibles

Cuando tu pareja está de manera simultánea en otra relación, es muy normal que esa otra relación también le traiga alegrías, discusiones, enojos y tristezas que van a impactar su estado de ánimo.

Si tu pareja parece estar atravesando por la montaña rusa de las emociones sin que tú puedas vincularlo a lo que pasa en la relación, quizá es porque existe otra.

 4.- Aparecen cambios súbitos en su apariencia

Si tu pareja lleva años con diez kilos de más y de pronto parece tener prisa por deshacerse de ellos, cortarse el cabello, comprarse ropa nueva y perfumarse sin alguna razón aparente como un nuevo puesto de trabajo, o está atravesando una crisis de identidad o tiene un motivo muy bueno para verse bien.

Las nuevas relaciones nos llenan de motivación para mejorar la forma en que nos vemos porque queremos gustarle más a la persona. Difícilmente una relación de tiempo va a despertar el interés como puede hacerlo una que acaba de aparecer.

5.- Cambian sus gustos musicales

Normalmente, vinculamos mucho la música con las personas. Nos gusta utilizar ciertas canciones y géneros para rememorar algunas ocasiones que nos gustaron.

Si de pronto tu pareja comienza a escuchar música para bailar o música romántica cuando antes lo suyo era el heavy metal, quizá esté evocando a otra persona y lo buenos momentos que ha pasado con ella.

6.- Recuerda mal las cosas o se pierde en los detalles

Cuando una persona tiene dos relaciones simultáneas, por mucho que pueda diferenciar las cosas, en algún punto todo se saldrá un poco de control. Incluso, puede llegar a preguntarte por cosas que no comprendes por que las está confundiendo a ambas en su cabeza.

Además, puede comenzar a olvidar con cuál de las dos hizo tal o cual cosa, lo que provoca situaciones muy embarazosas.

7.- De pronto necesita mucha más privacidad

Tomarse algo de tiempo para uno mismo es muy normal y saludable. Pero cuando este tiempo en privacidad se sale de los patrones habituales o se vuelve más frecuente, es una señal de que algo está sucediendo.

Otros factores como irse temprano al trabajo, salir tarde, o tener largas y sorpresivas llamadas telefónicas que requieren “privacidad” es una gran señal de alarma.

8.- Aparece un cambio drástico en el apetito y el estilo sexual

Puede haber dos posibilidades, pero definitivamente vas a notar alguna diferencia. La primera posibilidad es que aparezca un aumento considerable en el apetito sexual de tu pareja.

Este se debe al aumento en los niveles de testosterona que a nivel fisiológico le provoca la situación de estar entrando en una excitante y nueva relación. Como consecuencia, también puede aumentar la frecuencia sexual que tiene en la relación contigo.

La otra posibilidad es la opuesta. Que el sexo se convierta en algo que de pronto parece dejar de interesarle tanto, y esto se debe, evidentemente, a que con la otra persona ya está cubriendo las necesidades de su libido.

Lee nuestra guía sobre los 19 trucos para enloquecer a un hombre en la cama

 9.- Te esconde su historial financiero

Las relaciones extramaritales tienden a ser bastante caras. Hay que pagar todo tipo de salidas, entretenimientos, cenas, cines y hoteles, por mencionar solo algunos.

Pero estos gastos además tienen que quedar ocultos. Nadie con dos dedos de frente va a dejar que su esposa lave un saco donde viene el ticket de una cena romántica para dos que tuvo con otra persona.

Esconderle ciertos gastos a una persona con la que ya compartimos una dinámica financiera es muy difícil. Por eso es muy frecuente que las infidelidades salgan a la luz a partir de alguna distracción de esta índole.

Puedes indagar un poco en los recibos que normalmente terminan en la basura y a los que nadie les presta atención.

10.- Miente sobre otras cosas

Si lo has descubierto diciéndote mentiras en otros aspectos de su vida, ¿qué te hace pensar que no te miente sobre todo?

Todos queremos estar en una relación con una persona digna de confianza, y alguien que miente en las pequeñas cosas, con toda seguridad mentirá sobre las importantes.

Un mentiroso compulsivo además comenzará a creerse sus propias mentiras y a confundirlas con la realidad. También puede llegar a tener versiones contradictorias sobre virtualmente cualquier cosa.

Así que con una persona de ese tipo nunca puedes realmente tener la seguridad de que te es fiel.

11.- Se niega a presentarte a su familia

Si la relación ya lleva algo de tiempo y es más o menos estable, el hecho de que no te quiera presentar con su familia indica que algo no anda bien.

Puede existir la posibilidad no de que te esté engañando, sino de que esté engañando a alguien más contigo. Alguien que es “la oficial” en su entorno familiar.

Quizá sale con varias personas y no se atreve a confesártelo, pero al mismo tiempo considera que presentarte a su familia te podría reforzar la impresión de que eres la única.

12.- Engañó a alguien más contigo

No te sientas culpable. Muchas personas inician relaciones de manera simultánea a otras de más tiempo y terminan quedándose con la nueva persona.

Pero tampoco te engañes. Por mucho que tú sepas cómo se desarrollaron las cosas y creas que fue una situación especial, la realidad es que el que engaña una vez, engaña dos.

Si él no fue abierto y honesto con su pareja anterior, sea cual sea la razón, por altruista que pueda sonar, seguramente que se inventará otra para tampoco serlo contigo si se le presenta la oportunidad de salir con alguien más.

Así que si inicias una relación de esta forma, deberías estar consciente de qué esperar a futuro.

13.- Se vuelve un poco paranoico

Una consciencia culpable siempre comienza a sospechar que los demás están haciendo lo mismo que ella.

Si de pronto se vuelve una persona celosa cuando antes no lo era, o irrumpe frecuentemente en tu privacidad, o comienza a hacerte acusaciones de infidelidad sin que tú le des motivo alguno, puede tratarse de una estrategia emocional para justificar sus propias acciones.

Puede ser que conscientemente no sospeche pero que necesite con urgencia cambiar el foco de atención en la relación para que no apunte directo hacia él y su propia infidelidad. O puede que genuinamente comience a pensar que le eres infiel solo como un reflejo emocional de lo que él mismo está haciendo.

14.- Tiene baja autoestima

Es muy común que las personas tengan baja autoestima. De hecho, todos nos sentimos un poco menos de lo que realmente somos.

Pero una persona que tiene una dinámica particular de baja autoestima en la que necesita constantemente el reconocimiento de los demás, es mucho más propensa a ser infiel porque simplemente no puede negarse a ninguna oportunidad que tenga de obtener afecto y atención de otras personas.

Por extraño que parezca, es mucho más frecuente que las personas inseguras de sí mismas sean las que terminan siéndole infiel a su pareja.

Y no se trata de que no estén a gusto en la relación, simplemente su personalidad los impulsa a buscar aún más reconocimiento para paliar el bajo concepto que tienen sobre ellos mismos.

Lee también sobre las 20 formas de aprender a querer a uno mismo y ser feliz

15.- Tiene nuevos amigos en el trabajo o más responsabilidades

Los romances en la oficina son muy comunes. Más de lo que uno podría pensar. De hecho, la mayoría de las mujeres que sospechan que su pareja le es infiel, también están casi seguras de que se trata de una compañera del trabajo.

Esto se debe a que las oficinas son el lugar ideal para que comiencen a gestarse romances extramaritales. Obviamente, cuando una relación paralela tiene lugar a raíz del trabajo, aparecerán un montón de pretextos relacionados con el mismo para pasar más tiempo fuera de casa.

16.- Está distante

Todo iba muy bien en la relación, eran uno mismo y de pronto parece necesitar mucha más autonomía emocional.

Puede deberse a dos cosas y ambas son igual de preocupantes. O está perdiendo el interés en ti, o está demasiado ocupado pensando en otra persona.

Muchas personas toman esta distancia porque están pensando en terminar su relación oficial y consideran que tomar distancia emocional hará el trámite mucho más sencillo. Es como si de manera inconsciente quisieran irte preparando para el golpe.

17.- Está en Tinder

Quizá se conocieron en Tinder. Quizá pasó un tiempo antes de que entraran en una relación monógama y hasta ese momento él tiene todo el derecho de seguir teniendo instalada la aplicación.

Pero si ya ingresaron en una relación seria ¿Por qué necesitaría seguir gastando espacio de memoria en su teléfono con Tinder?

Algunas personas se vuelven adictas a esta aplicación. Y aunque te pueden dar cientos de pretextos muy originales y hasta inverosímiles, la realidad es que tienen Tinder por que siguen buscando la posibilidad de salir con otras personas.

Lee nuestra guía definitiva para usar tinder

18.- No te presenta con sus amigos

Si están en una relación seria y monógama, lo más normal sería que poco a poco te presentará a su círculo social. Pero si no lo hace y se niega a presentarte a sus amigos, puede ser por dos cuestiones.

Una, es que de hecho tú seas la persona con la cual está engañando a una novia oficial.  La otra, es que uno o varios de sus amigos sean ficticios y solo sean pretextos para salir con otra persona.

19.- Hace que todo parezca tu culpa

Si la dinámica de las discusiones en la relación siempre termina contigo arrepentida, pidiendo disculpas y genuinamente convencida de que el error fue tuyo, es muy probable que salgas con alguien que siente que tiene el control suficiente como para serte infiel sin consecuencias.

Una personas que nunca toma la responsabilidad de sus acciones puede incluso llegar al extremo de serte infiel y lograr que eso de algún modo sea tu culpa, en su cabeza, claro está.

Entonces, si es alguien que siente que puede hacer absolutamente todo lo que quiera sin que sea su culpa, sino la tuya, no tiene virtualmente ninguna razón para evitar cometer una infidelidad.

20.- Tiene una excusa para todo

Si su teléfono constantemente se apaga, se descompone de la nada, lo pierde o lo olvida en el carro, estás con una persona verdaderamente irresponsable o con alguien infiel.

Lo mismo sucede cuando siempre hay una excusa para llegar tarde, como un neumático ponchado, una infracción de tránsito, una junta inesperada o un embotellamiento.

El problema es que parece haber llegado una temporada en que a tu pareja diariamente se le presentan uno o dos de estos molestos imprevistos.

Nadie puede tener tan mala suerte. Si de pronto tu pareja siempre tiene excusas irrebatibles y elaboradas, es momento para comenzar a sospechar.

21.- Se vuelve más atento de la nada

Si tu pareja te es infiel, pero aún te quiere o también le importa la relación que tiene contigo, aparecerá inmediatamente el sentimiento de culpa.

Muchas veces este sentimiento de culpa es el que lleva a los hombres a terminar e incluso a confesar sus aventuras. Pero en la mayoría de los casos opera mediante un mecanismo compensador muy básico.

Si de la nada comienza a volverse más atento, amable, amoroso y a llenarte de regalos sin ninguna razón aparente, lejos de dar brincos de alegría, deberías ponerte alerta y buscar otras señales de que podría deberse a una conducta de culpa por que te está siendo infiel en realidad.

Piensa si las cosas fueran al revés. Si tú hubieras cometido una infidelidad, es probable que una de las primeras cosas que te pasará por la cabeza fuera intentar compensarlo de algún modo.

22.- Encuentras mensajes sospechosos

Cuando los hombres son descubiertos in fraganti en una infidelidad, tienden a tratar de poner algún pretexto creíble. Es el típico “no es lo que parece” que todos ya hemos escuchado un montón de veces.

Lo que es verdaderamente preocupante no es que las personas pongan pretextos inverosímiles para justificar cosas que van desde mensajes de texto comprometedores hasta evidencia gráfica, en incluso en vivo, de una infidelidad. Lo preocupante es que sus parejas les crean.

En realidad, no es que les crean, es que están tan deseosas de no estar siendo víctimas de una infidelidad que se obligan a sí mismas a hacerlo.

Pero al final, de esto no gana nadie. Porque aunque creamos una mentira de forma “superficial”, en el fondo siempre sabemos bien qué es lo que está pasando en realidad. Y el enojo, rencor, tristeza a inseguridad de algo así no desaparecen mágicamente con un mal pretexto.

 

Ahora ya lo sabes. Cada persona es diferente y nadie tiene los mismos puntos débiles en su estrategia cuando es infiel. De lo que sí puedes estar segura es de que una infidelidad siempre provoca cambios, de uno u otro modo.

No olvides compartir este artículo en tus redes sociales, para que otras personas como tú, tengan las herramientas necesarias para descubrir si su pareja los está engañando.

Ver También:

GuardarGuardar

Cargando...
>