Por Qué Te Busca Si No Quiere Nada Contigo: 10 Formas De Leer Sus Mensajes Mixtos

Es la pregunta del siglo, y la primer respuesta que nos pasa por la mente es que él es un idiota que solo quiere jugar contigo, sin embargo no siempre es así. En este artículo te develaré uno de los mayores secretos masculinos.

¿Por qué me busca si no quiere nada conmigo? A muchos hombres les contaron de una técnica de seducción que consiste en mantener a una mujer intrigada, variando el nivel de atención que nos prestan.

Esta técnica es mejor conocida como señales mixtas, cuya función es despertar nuestro interés y curiosidad. La idea es generar una intriga por el comportamiento de él, ya que en ocasiones se muestra sumamente interesado y otras veces te trata como a cualquier amiga, esta es la idea.

A pesar de que muchos hombres no han perfeccionado la técnica y es en ese momento cuando te hace pensar que no quiere nada contigo.

Estoy segura que ahora todo comienza a tomar sentido para ti, ya que en más de alguna ocasión habrás enviado señales a un chico y después tratar de hacerte la interesante ignorándolo, lo mismo tratan de hacer ellos.

Las señales mixtas las podemos tomar como un juego muy divertido de seducción, el cual es mucho más interesante si ambos son participes.

Desde luego antes de convertirte en el jugador #2 debes estar 100% segura que quieres participar, ya que si lo quieres es comenzar una relación seria y no eres tan paciente, esta estrategia podría estresarte.

En ocasiones las señales mixtas pueden ser muy frustrantes si no conoces la dinámica, a pesar de ello si logras predecir los patrones harás que el juego se torne a tu favor y las dudas desaparecerán de tu mente.

Es importante aclarar que esto no es un juego desleal o una clase de competencia de género, la meta aquí es divertirse un rato, coquetear y encender la chispa entre ustedes.

Una vez que has comprendido que él no te busca porque no quiera nada contigo, te das cuenta que entender estas señales es muy sencillo, sin embargo este coqueteo es más inseguro e inestable que un cortejo normal al que estás acostumbrada. En este juego las reglas cambian.

Si aceptas participar, ten en cuenta lo siguiente:

1. Juega

No te estreses, déjate llevar y observa la manera en la que él trata de seducirte. Este primer momento es clave para comenzar a poner el juego a tu favor.

2. Enfócate

Trata de mantener la mente en claro y no des nada por hecho. Pregúntate frecuentemente si estas interpretando las señales correctamente, si él en realidad las está mandando o únicamente son supuestos tuyos junto con tus ganas que el sentimiento sea correspondido, no permitas que las emociones nublen tu mente.

En muchas ocasiones mal interpretamos los mensajes verbales y paraverbales que nos envía la sociedad en general, es decir, si una chica es amable y educada con otro chico este puede interpretar que la única intención de ella es acostarse con él, al mismo tiempo nosotras.

Si un chico es atento y nos habla dulcemente, interpretamos su comportamiento como un deseo de su parte de comenzar una relación seria, es por ello la importancia de utilizar recursos adicionales para averiguar si realmente le gustas, incluyendo a estos recursos tu intuición.

3. Desafía sus reglas

Recuerda que este es un juego de dos, y que ambos ponen y quitan reglas sin consultarlo con el otro. Hasta el momento has seguido sus reglas y solo coquetean cuando él así lo decide. Para agregarle sabor cambia el rol que había seguido hasta el momento.

Cuando él te coquetee ¡ignóralo! Esto hará que él lo intente por lo menos en dos ocasiones inmediatas a lo que tú puedes corresponder y así poco a poco tomar control del juego.

4. No te desesperes

Trata de ser paciente y comprender que este es un juego, no lo enfrentes tratando de obtener una respuesta en concreto acerca de sus verdaderas intenciones contigo, al forzar una respuesta sobre este tema terminaras perdiendo cualquier posibilidad de una futura relación con él. Relájate y disfruta del coqueteo.

5. No te enamores

Evita poner en riesgo tus sentimientos, no le entregues tu corazón a alguien que no tienes claro por qué te busca, el intercambio de señales mixtas puede ser un juego muy divertido, si lo tomas como tal, pero si te enamoras se puede convertir en tu dolor de cabeza.

Ya que aun no estas segura si él únicamente quiere pasar un rato divertido contigo o si quiere algo más a allá de únicamente coquetear de vez en cuando.

6. Trata de mantener estas señales en secreto

Una de las partes más emocionantes de este intercambio de señales es que se llevan a cabo entre únicamente los involucrados sin que el resto de sus amigos se den cuenta.

Es buscar aquella mirada fortuita, sonreír y dar la impresión de algo natural cuando únicamente ustedes saben lo que verdaderamente está pasando.

Si le cuentas a tus amigas o a amigos de él está magia se desvanecerá, y él puede molestarse por ventilar lo que tenían ustedes dos con el resto de la sociedad.

Aunque no sea de forma intencional lo estarías obligando a tomar una decisión si sale contigo formalmente o no, esto es algo que probablemente él aun no haya decidido y por eso se mantenían en señales mixtas.

Es mejor que solo disfrutes tranquilamente del coqueteo sin involucrarte demasiado.

7. Las señales mixtas son sexuales

En su mayoría estas señales buscan despertar sentidos de placer en la otra persona, con el fin de aumentar el interés.

Lo que significa que tú (hasta donde te lo permita tu personalidad) debes crear sensaciones a las que él no pueda resistirse, como sentarte en ocasiones muy cerca de él, mirar sus labios cuando él esté frente a ti y pueda notarlo.

Enviarle un mensaje un poco atrevido también ayudaría o un simple roce de tu mano con su estómago bastaría. El tono y ritmo de estas señales se irán definiendo conforme transcurran el tiempo y se vea el comportamiento de cada uno.

Sin duda crear este tipo de sensaciones en él pone todo el juego a tu favor, es equivalente a convertirlo en adicto a la dopamina y lo mejor es que la dosis tú la administras.

8. Toma una decisión

Evidentemente no te puedes pasar un año enviándole señales mixtas a un amigo y peor aún si a esta persona ya le diste exclusividad y dejaste de salir con otras personas o has rechazado a varios tipos porque crees tener algo con él.

No existe un rango de tiempo determinado o ideal para plantearse la situación, este lo determinas tú, conforme tu grado de paciencia y el tono que vaya tomando la relación con él.

Tienes que decidir si él en realidad te gusta y quieres algo con él que vaya más allá de únicamente señales confusas, tendrás que convertir estas en romance o si lo único que quieres es seguir divirtiéndote y continuar teniendo este tipo de jugueteo sin ningún compromiso lo puedes hacer.

Pero en este último caso tienes que continuar con tu vida y no darle exclusividad, porque hasta el momento no sabes si únicamente coquetea contigo o incluso si ya tiene una relación formal con otra persona.

9. La confrontación final

Esta tendrá lugar posterior a la decisión que hayas tomado, es decir, si decidiste que en realidad no te gusta tanto como para tener una relación con él, pero el coqueteo te parece bien y quieres llevarlo a otro nivel.

Aquí es entonces en donde puedes hablar con él y proponerle una relación de amigos con derechos y así aumentar la diversión ¡es un hecho que aceptaría! porque ¿Qué hombre podría negarse a una propuesta como esta? Más a tu favor si ya existe un antecedente previo de coqueteo entre ustedes.

La otra posible decisión que pudiste haber tomado es que él en realidad te gusta y ya te aburriste de solo jugar sin tener nada claro, sin ninguna señal de progreso para una relación, y aquí es donde decides hablar con él y cuestionarlo sobre sus intenciones verdaderas contigo.

Únicamente puedes cuestionarlo sobre lo que él quiere mas no reclamarle por el coqueteo entre ambos, ya que tú también te prestaste al juego y en este caso no existe nada que reclamar.

Usualmente las confrontaciones de este tipo no terminan bien, ya que si él no ha llevado estas señales a algo más, es simplemente porque no ha querido, no debes justificarlo pensando que tal vez es un chico tímido y no se atreve a hablarte claro.

Seamos sinceras: un chico tímido no coquetea ni manda señales mixtas de tono pasional.

Las razones por las que él no quiere llegar a una relación pueden ser muchas: él tiene una relación y tú ni quiera lo sabias, que no le gustas lo suficiente o tal vez que en el transcurso del juego dejaste de gustarle, sea cual sea la razón debes de seguir adelante y tomar lo mejor de cada experiencia.

El intercambio de señales mixtas puede ser tan divertido o tan frustrante como tú lo decidas, lo importante es que este coqueteo sea de tu agrado y no permitas que un chico juegue contigo sin divertirte tú primero.

Comparte tu experiencia y que piensas acerca de estas señales mixtas. Déjanos tus comentarios.

Loading...

Agrega un cometario