25 Reglas Para Vestirte Bien Como Hombre Que Debes Seguir

Si generalmente sales a la calle con lo primero que consigues limpio y con pocas arrugas.

Si a pesar de conseguir docenas de consejos en línea sobre lo que debes usar y lo que no debes ni mirar en materia de vestir, sigues cometiendo errores.

Si no has aprendido a combinar ni las medias que usas con tu pantalón. Entonces, ¡eres un desastre en materia de atuendo se refiere!

Vestirse bien debería ser tan simple como respirar, ¿o acaso te esfuerzas por respirar? Por supuesto que no, esto es algo que fluye inconscientemente.

Todo hombre inteligente debe saber qué atuendo le va y cuál no. Al menos en la teoría parece fácil… pero puede que en la práctica te confunda. La buena noticia es que la gran mayoría de los hombres no se saben vestir bien por sí solos, así que no estás solo en esta tarea.

El primer paso es reconocer la necesidad de cambiar, de romper con estos estigmas que te han impuesto y asumir que necesitas un cambio. Si estás dispuesto a darlo, debes leer con atención los siguientes consejos para vestirte bien de ahora en adelante.

Si importar las veces que fracasaste en el pasado, si llegaste tan lejos como para leer este artículo ya llevas un 50% del camino aprobado en materia de vestuario.

1. Date cuenta que hay muchos hombres que también ocupan ayudan para vestirse

Pasa como con las personas que tiene alguna clase de vicio o dependencia, es solo hasta que reconocen que tienen una adicción que pueden transformar sus malos hábitos.

Deberás aceptar la rudeza de los comentarios que has recibido hasta ahora, e incluso tragarte tus conceptos y propias opiniones. Si más de dos personas te dicen que te vistes mal, es por algo. Así que deja la terquedad a un lado.

Solo hasta el momento en que reconozcas tus problemas es que conseguirás una o muchas soluciones.

Al principio te será difícil, pero poco a poco podrás reconocer en dónde radican tus fallas y no necesitarás de otras personas para modificar ciertas prendas de vestir, e incluso desecharlas.

2. Inicia desde cero

Reconoce que la mayor parte de la ropa que actualmente ocupa un lugar en tu armario no te sienta bien.

Si deseas lucir como un caballero elegante o casual, tendrás que donar a la caridad buena parte de aquellas prendas que te colocabas hasta ahora.

Mantén únicamente aquellas prendas casuales y desecha lo que sea estridente, o las que te hagan parecer como un payaso (eso incluye la ropa ancha).

Lee nuestra guía sobre las combinaciones ideales de color de ropa que todo hombre debe usar

3. Olvida aquello que crees saber

¿Cómo podrá ayudarte alguien si le corriges todo lo que te dice? Debes olvidarte de aquello que supones saber, para así darle un giro a ese closet desagradable de una vez y para siempre.

Acepta que no tienes muchos conocimientos sobre el buen vestir y acepta ayuda de quienes saben más que tu.

4. Comienza por lo básico

Una vez habiendo desechado todo lo que creías saber (pero que realmente no sabías) sobre buen vestir, debes comenzar a enfocarte en lo básico.

Busca una guía de vestir para principiantes. Ahí encontrarás conceptos básicos, colores y combinaciones que hacen lucir a cualquier hombre como todo un rey, a pesar de no disponer de mucho dinero, conocimientos en atuendos o buen gusto.

5. Construye un armario sólido

Esto significa vaciar tu armario y exclusivamente darle cabida a aquellas prendas que te sirven realmente. Tu guardarropa debe poseer prendas versátiles, cómodas, nuevas y agradables a la vista.

Esto se traduce en prendas con colores básicos (negro, marrón, blanco, azul oscuro y gris). Valiéndote de estos colores, conseguirás diversas combinaciones agregando apenas unos ligeros cambios.

6. Evita las extravagancias

Recuerda que menos es más. Si ya llegaste tan lejos, no puedes retroceder y caer en las exageraciones que en lugar de lucir, deslucen.

A menos que seas un artista, no debes usar collares brillantes que cuelgan hasta la cintura, ni pantalones bota ancha que se arrastran por el suelo, mucho menos pantalones de cuero que marcan toda tu humanidad.

7. Que te ajuste

Esto es fundamental, toda prenda de vestir debe ajustarte, mas no apretarte.

No te conformes con que te quede, debe quedarte realmente bien como para que puedas lucirlo sin temor a que se te caiga el pantalón, se rompan los botones, o se desgarre en la entrepierna.

Si tu camisa favorita te queda grande, puedes llevarla para que la ajusten a tu talla, de lo contrario dónala.

Lee nuestra guía sobre cómo vestirse elegante si eres hombre

8. Menos es más

Si en tu guardarropa hay prendas que ni sabias que existían, esto significa que no eres práctico. Un armario masculino debe contar con espacio para incluir prendas de vestir nuevas cada cierto tiempo.

Así que despídete de toda la ropa de tu juventud, de la camisa con la que fuiste al concierto ese donde una extraña sustancia cayó sobre ti, y jamás pudiste quitar el recuerdito ni con lejía.

Es mejor tener variedad y no cantidad. Que tu ropa sea útil y ocupe poco espacio es preferible a tener demasiadas prendas y no usarlas.

Además, a menor número de prendas, más posibilidad de mantener orden y observar lo que se dispone para una ocasión importante.

9. Apuesta por la variedad

La idea es vestir bien sin repetir demasiado las prendas de las que dispones. Puedes ampliar tus opciones agregando un par de prendas de color. Por ejemplo, un suéter color vino o verde militar.

Un par de corbatas, unos lentes, en fin, no te conformes con verte igual de lunes a viernes cuando puedes impresionar a tus conocidos con pequeñas modificaciones a tu vestimenta.

10. Usa capa

No el tipo de capa de los superhéroes, pero esta es una estrategia que va con un atuendo clásico y lo transforma en elegante. Y a ti te dará un aire de sofisticación en segundos.

Si quieres jugar con el color y la ropa que tienes, solamente debes colocar un suéter en tu cuello y listo.

Parecerás más inteligente y elegante, y le estás dando un cambio de color a la camisa que estás usando.

11. Desarrolla tu estilo

No sigas las preferencias de otras personas únicamente por complacerlos o por el qué dirán. Si no estás cómodo con lo que usas, empezarás a verte como un hombre obligado a imitar estilos.

Debes desarrollar tu propio estilo, y esto no ocurre de la noche a la mañana, pero ocurrirá tarde o temprano.

Mientras te sientas confiado con aquello que llevas puesto, vas por el camino correcto.

12. Que se vea natural

Lo importante de vestir bien es que no se note tu esfuerzo, pero que todos noten los resultados.

Deberá parecer algo normal que luzcas bien diariamente. De lo contrario sentirás que estás obligado a verte bien aunque no lo desees.

13. Innova

Quien no innova, fracasa. Expande tus conceptos, busca nuevos estilos, combina jeans y cuero, telas a cuadros y colores sólidos.

Juega con una corbata, un pañuelo en el bolsillo, unos mocasines en lugar de botines. En fin, el cielo es el límite.

14. Usa colores

Si deseas llamar la atención de buena manera, debes introducir algo de color a tu atuendo. Seamos honestos, los colores básicos pueden llegar a ser aburridos si se usan por mucho tiempo.

Adiciona alguna prenda de color y todo lo demás tomará vida nueva. Pero recuerda, no todos los colores te lucirán de igual manera, así que no optes por colores amarillos, verdes o tonalidades brillantes.

La norma es ir poco a poco y no usar los colores que no te luzcan.

15. Usa un color a la vez

Todo con moderación funciona. Si ya decidiste cuáles colores te favorecen, deberás implementar de a uno por vez con cada atuendo.

Esta regla es infalible, porque de lo contrario corres el riesgo de caer nuevamente en el desatino del mal vestir y la extravagancia.

16. No descuides las medias

Los calcetines o medias siempre resultan siendo los olvidados a la hora de combinar con un traje.

Las medias deben ser muy discretas, para así evitar que las miradas vayan a tus pies, cuando deben ir al resto de tu atuendo.

Las medias se combinan con los pantalones, jamás con los zapatos. Esta es la primera norma y la más relevante. De esta manera, las medias prolongarán tus piernas, y no rompen la armonía del traje que llevas.

No gastes dinero en medias con figuras graciosas o rayas psicodélicas, invierte mejor en medias unicolores grises, azules, negras y marrones para que las puedas combinar con la ropa que comúnmente utilizas.

Las medias blancas, por su parte, son un atentado a la moda, rompen con la elegancia de un traje masculino. Este color déjalo para el gimnasio. Otro dato para combinar tus medias y que funciona muy bien, es hacerlas lucir con el pañuelo y la corbata.

Esta combinación es bastante juvenil y elegante. No rompe con la armonía de tu traje y las medias funcionarán como un accesorio.

¿Qué sucede cuando el pantalón es de un tono claro? Es simple, en este caso debes utilizar un par de medias en color más degradado que los zapatos, pero un poco más oscuro que el pantalón que estas usando.

Así evitas romper con la armonía del color, tus medias no llamarán la atención más de lo debido y tu calzado lucirá impecable.

Algo que jamás debes hacer, es olvidarte de usar medias. Por muy apurado que vayas a una reunión, o por muy casual que consideres tu atuendo, no valerse de este simple accesorio equivale a no lavarse la cara.

Es simplemente incómodo ver a un hombre sin medias, hace que pierda la elegancia y su atuendo se ve incompleto.

17. No prestes atención a los comentarios

Las personas de tu entorno más cercano serán las primeras en notar tus cambios de apariencia, y serán justamente estas personas las que posiblemente te hagan comentarios jocosos sobre cómo lucías y cómo luces en la actualidad.

Algunas de sus opiniones no serán del todo agradables, así que mantente firme en tu afán de cambiar y no les prestes más atención de la debida. Muchas de sus opiniones pueden estar basadas en la envidia que les causa tu nuevo sentido del gusto.

Cuando inicien con sus bromas, no caigas en provocaciones. Puedes ignorarlos o simplemente reírte con ellos de esta clase de comentarios. De esta manera no conseguirán hacerte sentir mal.

Llegará el momento en que se olvidarán de tu pasado y solo verán al nuevo tu que ha surgido.

18. Sé honesto

Si por más que te dan halagos por tu buen gusto no sientes agrado es porque lo que estás usando no va de la mano con tu personalidad.

Busca la mejor versión de ti que va acorde con tu atuendo.

Es posible que no estés muy cómodo con el tipo de colores o telas que estás utilizando en tus trajes, así que prueba con diversas combinaciones sin perder el estilo, hasta que sientas tu ropa como una segunda piel.

19. Acepta tu edad

Lucir bien va de la mano con aceptar quién eres y la edad que tienes. Puede que inviertas mucho dinero en ropa, pero si esta no se ajusta a tu edad, seguirás viéndote mal.

Ciertas prendas no lucen en hombres de más de 40 años,por ejemplo, los pantalones bota tubo o angostos. Es preferible que uses los de bota recta.

Llevar el cabello lago luego de los 40, también es percibido como una señal de desaliño y de deseos de aferrarse a la juventud.

20. Córtate el cabello

Los hombres pueden hacer pocas cosas para cambiar su apariencia (en cuanto a cabello se refiere) por tal razón no descuides tu cabello.

Hidrátalo y córtalo periódicamente para que luzcas siempre elegante.

Un buen corte de cabello es el complemento de tu personalidad y por ende de tu vestuario.

21. Usa cinturón

Las hebillas del pantalón se crearon para que por ellas atraviese el cinturón. Este ha de ser preferiblemente de cuero, y debe combinar con el color de los zapatos que estás usando.

Con el cinturón puedes jugar de muchas formas. Existen muchos colores disponibles y tejidos o formas en ellos, que cumplen la función de accesorio llamativo que le da un toque de pulcritud a la ropa que usas.

Los cinturones también se combinan con el color de la corbata, así que ten presente que si utilizas corbata esta va de la mano con el color de tus zapatos y del cinturón, para así crear una armonía visual totalmente impecable.

22. Las gafas

Las gafas actualizan el look, solo debes recordar que estas deben ir acordes a tu rostro y tu personalidad.
Si tu rostro es pequeño, evita las gafas grandes o estas ocultarán demasiado de ti.

Las gafas son muy útiles en verano, pero se adaptan bien a todas las épocas del año y le imprimen al hombre un aire de misterio adicional.

Existe una amplia gama de colores en el mercado para que puedas combinarlos con tu atuendo de la mejor manera.

Lee nuestra guía sobre las 20 formas de ser más cool

23. Tómate tu tiempo

Nada bueno se consigue de la noche a la mañana. Ningún imperio se levantó en un día, mucho menos esperes cambiar hábitos incorrectos de un momento para otro.

Ve paso a paso, gana experiencias, aprende sobre combinaciones erróneas, es más, permítete equivocarte.

Solo de esta manera conseguirás deshacerte de cualquier complejo que aún permanece en tu interior, de esos gustos llamativos por el brillo, las bandas de rock y las camisetas jocosas.

24. Que un error no te limite

En el futuro te equivocarás. Lo quieras o no, no siempre conseguirás ser el hombre impecable que tanto deseas.

Incluso las celebridades, con todo el dinero que invierten en asesores de moda, pueden encabezar las listas de los peores vestidos en un evento importante.

Así que no te desanimes si te ocurre algo similar.

25. Alcanzarás la meta

En algún momento luego de varias tropiezos y unos cuantos aciertos, conseguirás llegar a la tan anhelada meta del buen vestir, sin ayuda ni opiniones de nadie. Sabrás que estás listo cuando tengas ojo crítico para ver los desatinos del vestir de otras personas.

Será tu momento de reír y reconocer que tú lucias así antes de tomar el control de tu vida.

Cuando cambias tu apariencia, obtienes más respeto por ti mismo, te creerás el dueño del mundo, conseguirás más citas y serás respetado a dondequiera que vayas.

Conseguir no solo las miradas, sino la atención necesaria de otras personas, acompañada de los halagos de rigor, es la meta de cualquier hombre.

A pesar de no decirlo en voz alta, toda persona requiere de comentarios positivos para sentirse bien consigo mismo. Vestir bien también te ayudará a obtener un lugar prominente entre tus compañeros de trabajo y ante tus jefes.

 

Si te fueron útiles nuestros consejos, puedes difundirlos en tus redes sociales, para que otros caballeros aprendan a vestirse de la mejor manera.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario