15 Reglas De Las Relaciones Abiertas Para Una Mejor Vida Amorosa

Las relaciones abiertas son todo un tabú para muchos, pero cada día más y más personas están optando por este tipo de dinámicas, y quizá funciona para ti.

De cualquier manera, como en todo tipo de relaciones, hay algunas reglas no escritas que te ayudarán que todo salga mejor.

Las relaciones abiertas son incluso más complejas que las relaciones tradicionales. Puede parecer que están llenas de diversión y aventura, pero también tienen su lado escabroso. No todo es tan feliz como lo aparenta.

Hay algunas parejas que disfrutan una relación perfectamente abierta y son muy felices con todos los aspectos de su vida. Lo que nos demuestra que vivir una relación abierta sí es posible, pero nadie dijo que fuera sencillo.

Si tú y tu pareja viven bajo la lógica de que la atracción sexual y el amor son cosas distintas, y han decidido tener una relación abierta, no dejes de considerar las siguientes reglas:

Reglas de las relaciones abiertas para principiantes

Antes que nada, debes saber que no hay reglas escritas en piedra sobre el tema. Lo que le acomoda a una pareja puede no acomodarle a otra. Estas son solo recomendaciones generales que sin embargo han probado ser bastante efectivas.

Lee también sobre las 10 señales de que tu pareja te quiere dejar

1.- Asegúrate de que ambos estén listos

Cuando dos personas han estado mucho tiempo en una relación monógama, la idea de tener relaciones sexuales con terceros puede parecer emocionante y divertida.

Pero antes de lanzarte de cabeza, deben estar seguros los dos de que realmente es lo que quieren y de que podrán lidiar con las consecuencias, cualesquiera que sean, de abrir su relación a otras personas.

Si no lo están, lo más probable es que pase de ser una aventura a ser un motivo real de ruptura.

2.- Primero haz una prueba

Antes de ir de lleno hacia un intercambio final, ¿por qué no prueban simplemente salir a coquetear a una fiesta o a un bar, por separado y sin que la cosa pase de allí? Al día siguiente, hablen de la experiencia que tuvieron y analicen con absoluta honestidad cómo los hace sentir.

Si los celos aparecen de inmediato, quizá no sea el momento adecuado de establecer una relación abierta. Si por el contrario se sienten excitados y curiosos, pueden considerar dar el siguiente paso.

 

3.- La lujuria no es lo mismo que un cambio en el estilo de vida

Algunas veces, podemos confundir el aburrimiento sexual con la idea de que una relación abierta es una buena alternativa.

Pero cuando hacemos algo sí por mero aburrimiento o lujuria, sin estar realmente convencidos de que la monogamia no es lo que queremos, lo más seguro es que alguno de los implicados termine profundamente herido.

Puedes intentar hacerte estas preguntas ¿ambos siguen teniendo ganas de entrar a una relación abierta minutos después de tener relaciones sexuales satisfactorias?

Si no te sientes entusiasmado por dormir con alguien más cuando no estás caliente, lo más probable es que solo se trate de una fantasía de índole puramente sexual. En estos casos, un intercambio ocasional de parejas puede ser más conveniente que un cambio radical en su dinámica monógama.

Lee nuestra guía definitiva para saber si le gusto tener relaciones sexuales contigo

4.- Eviten a los amigos mutuos

Si ambos están plenamente convencidos de que una relación abierta es lo que quieren, aquí hay una excelente regla para iniciar: manténganse alejados de los amigos en común. Siempre traten de buscar compañeros que no estén involucrados en sus vidas más allá de la cuestión sexual.

Las emociones que puedes tener con un tercero en una relación abierta se parecen mucho a las de una aventura en un contexto de infidelidad, con la enorme diferencia de que tanto tu pareja como la otra parte deben estar al tanto desde el principio.

Puede parecer tentador no decirle al otro que tu pareja está enterada de su aventura y es consensuado, pero lo mejor es mantener las cosas lo más claras y honestas desde el principio para evitar sorpresas desagradables.

No olvides que tener una relación abierta y compartir esa información con alguien que no es de confianza puede traerte muchos problemas, así que antes que nada, asegúrate de que se trata de una persona madura y en la misma línea de pensamiento.

Lee nuestra guía  sobre las 10 reglas paras ser amigos con beneficios

5.- Esconde los detalles, no las personas

Una relación abierta requiere un balance muy delicado entre amor, deseo y un montón de confianza.

Si lleva demasiado lejos las cosas, puedes terminar haciendo sentir insegura a tu pareja e incluso lastimándola, o viceversa. Es un acuerdo sexual entre dos personas, así que no escondas nada relevante. Pero tampoco ahondes en detalles que puedan provocar celos de manera gratuita.

 

6.- Ten sexo, pero no te enamores

 

Esta puede ser una de las partes más complejas de tener una relación abierta, pero también es de las primeras que debes recordar, y sobre todo, cumplir. Una dinámica puede no ser monógama sexualmente hablando, pero sí a nivel emocional.

Así que a menos que tu pareja y tú estén en un nivel poliamoroso, procura mantener a raya los sentimientos que puedan hacer peligrar su relación.

No se trata de solo acostarte con extraños que no te importan, ya que sí tienen que ser personas de gran confianza y a las que realmente aprecies. Pero no personas de las que vayas a enamorarte. Es distinto.

 

7.- Vas a sentir celos, acéptalo

Puede que sientas celos o envidia, especialmente si tu pareja está recibiendo más atención que tú. De hecho, es de los primeros sentimientos que van a aparecer.

Muchas parejas no logran superar esta primera fase y vuelven a la monogamia tradicional o terminan, pero las que logran anticipar estos sentimientos negativos y manejarlos con comunicación por lo general encuentran un buen equilibrio.

 

8.- No tiene por qué saberlo todo el mundo

No es que estén hacienda nada malo que tengan que esconder pero, aceptémoslo, puede que el mundo aún no esté listo para la evolución de las dinámicas de pareja.

Puede ser algo que compartas con tus amigos cercanos, pero tu abuelita, tu jefe o el señor de la tienda no necesitan saber qué tipo de estilo de vida llevas, y tú no necesitas verte envuelto en ninguna clase de chisme mal intencionado y desinformado.

 

9.- Nada cambia entre ustedes

Solo porque ahora están teniendo sexo casual de vez en cuando con otras personas, no significa que la forma en que siempre se han llevado tenga que cambiar. No deben de permitirlo y tampoco dejar que el sexo con otros les quite tiempo de calidad entre ustedes.

Abrirse sexualmente al mundo es una herramienta para aumentar la intimidad entre ambos, no para eliminarla.

 

10.- Comuníquense

No es necesario que intercambien todos los detalles sucios. Aunque si les gusta, pueden hacerlo

Pero deben estar al tanto de las experiencias, necesidades e inseguridades del otro, y también conocer, aunque sea a grandes rasgos, a los demás involucrados, ya sea que cada quien tenga una pareja sexual alterna o ambos compartan a la misma, como en un trío.

La falta de comunicación en una relación abierta es un camino directo hacia el fracaso.

 

11.- Protéjanse

Vivir la vida loca puede ser muy divertido, hasta que tú, tu pareja o ambos contraen una enfermedad venérea. No hay absolutamente ningún pretexto válido para exponernos ni para exponer a la persona que amamos.

La protección debe de ser una constante y siempre que se puede, un análisis de sangre.

 

12.- Definan reglas claras

Cada pareja es distinta, y lo que le funciona a una puede no funcionarle en absoluto a otra. Tener una “relación abierta” en realidad significa que están hacienda algo diferente a la monogamia, pero eso aún deja muchas posibilidades.

Dejen claro qué desean y qué les molesta y, como en un contrato, apéguense a las reglas. Además, deben evitar aceptar acuerdos que en el fondo no hacen sentir bien a alguno de los dos, así como presionarse de ninguna manera.

 

13.- Sean flexibles

No siempre el primer acuerdo de una relación abierta funciona para ambos de forma permanente. Las cosas cambian y eso está bien. Pero cualquier cambio en las reglas debe ser dialogado, consensuado y plenamente aceptado por ambos.

 

14.- Recuerda quién está primero

Tu nueva pareja sexual puede encantarte y el tiempo que pasas con ella ser muy disfrutable.

Pero nunca olvides que en una relación abierta sí hay jerarquías, y en la cima está tu pareja. Luego los demás. Así que jamás sacrifiques tiempo de calidad con la persona que amas por un asunto meramente sexual con alguien más.

 

15.- Definan tiempos

 

Algunas veces, ayuda poner reglas un poco más precisas. Como cuántas veces o con cuantas personas tienen permitido involucrarse en determinado lapso.

Al principio, esto puede ayudar a darle seguridad a ambos, aunque lo ideal es que exista un acuerdo de libertad y confianza mutuas.

 

Una relación abierta se trata de permitirse disfrutar de otras experiencias con otras personas sin que ello afecte la relación que tienen ustedes dos.

No funciona para todo el mundo y no es algo que deba tomarse a la ligera. No es un juego que puedan experimentar por aburrimiento, sino que es un cambio en el estilo de vida que deriva de un convencimiento real de que la monogamia no es la decisión que quieren tomar.

 

No olvides comentar lo leído, y compartirlo en tu muro para que más personas como tú, puedan conocer las reglas obligatorias para tener una relación abierta.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario