8 Cosas Por Recordar Cuando Te Rompen El Corazón

Todos, sin excepción, tenemos una historia que contar sobre un corazón roto, porque nadie está exento a esta terrible y dolorosa realidad, lo que hace de este tema uno muy popular en materia del corazón.

Que sea una vivencia común no quiere decir que no duela o sea fácil de superar, sabemos que no. Cada experiencia es diferente, por lo que hombres y mujeres encuentran sus maneras de pasar la página, sanar ese dolor.

Un corazón no se rompe nada más al finalizar una relación, también puede quebrarse fácilmente con actos de tu pareja que provocan heridas profundas difíciles de sanar.

Por ello, siempre que sientas tu corazón herido recuerda estas ocho recomendaciones que te ayudarán a sanarlo. Te ayudarán a mirar con perspectiva cuáles son tus prioridades en la vida.

1. No te conviertas en otra persona

Evita hacerte daño si todo entre ustedes quedó finalizado. Tienes derecho a vivir una fase de duelo posterior a la ruptura de una relación, es decir, es completamente sano que llores durante días en tu recamara, que estés deprimida y que comas hasta engordar.

Tómate unos días para todo ello, pero ese proceso tiene que terminar. No puedes seguir viviendo la vida sin interés, siendo descortés con los demás y peor aún, siendo un recuero de la persona que antes eras.

Recuerda, por más tristeza que tengas en el corazón todo tiene solución.

El tiempo tiene propiedades para sanar las heridas pero debes poner de tu parte, pues cuando menos lo esperes estarás junto a una nueva persona que te devolverá la sonrisa en tu vida y, al mirar atrás, ya no recordarás a tu ex con rencor.

2. Todo pasa por una razón

¿Puedes imaginar tu vida al lado de tu primer pareja?

Estoy segura que más del 90% de las personas responderían negativamente, no porque haya sido una mala persona, sino porque es improbable que te quedes con tu primer amor de joven cuando aún hay mucho por explorar en materia de romance.

Cada una de tus malas experiencias en el amor han debido forjar tu carácter y abierto un panorama diferente sobre las relaciones amorosas. El amor es una sensación única y sublime que hace de este mundo un lugar para vivir, sin embargo, no es ese cuento color rosa que solías escuchar cuando niña.

Ahora sabes que los príncipes no son tan azules y que las princesas como tú no deben esperar una eternidad en la última habitación de la torre más alta, para ser rescatadas. Aprendimos a luchar nuestras propias peleas y a ir por eso que nos interesa.

Entonces, todo pasa por una razón. Que te rompan el corazón y vivir otras malas experiencias en tus romances te convertirán en una mujer más fuerte, más sabia y más responsable en la elección de tus próximas parejas. Reflexiona sobre esto y te darás cuenta que te hablo con la razón.

3. Vale la pena esperar al verdadero amor

La persona destinada para ti llegará justo en el momento preciso, después que hayas aprendido a valorarte, respetarte, conocer tus propios límites y cuando tengas claras tus metas y objetivos de vida. Si lo conoces antes de todo esto, es probable que la relación no sea tan maravillosa como lo imaginas, pues él necesita conocer a la gran mujer que serás solo después de aprender de tus experiencias, malas o buenas.

4. Amores nunca faltan

Él no es tu única opción. En el mercado de solteros hay más chicos simpáticos por conocer. Lo que tienes que hacer es mirar a tu alrededor y descubrir que quizás tu mejor amigo, al que le cuentas tus travesuras, tu confidente, es el hombre de tu vida.

Tal vez sea hora de que le des una oportunidad a ese chico que siempre está ahí para ti. Momento de elegir más con el corazón que con la vista, porque quizás sigues creyendo que tu príncipe tiene que ser azul, pero querida, nada más alejado de la verdad, tu hombre idea será el que se compenetre contigo física y emocionalmente.

5. Llorar es aceptable

Expresar nuestros sentimientos es lo que nos hace humanos. Si perdiéramos esa sensibilidad y capacidad única de sacar nuestro dolor, el mundo sería un lugar más de rencores que de amor, un sitio imposibilitado para perdonar a quienes lastiman.

Llorar por un amor perdido o un corazón roto es completamente aceptable. Hazlo y te sentirás mejor.

6. Te espera algo mejor

Sácate de la cabeza que lo mejor que tenía la vida para ti era tu expareja. Si el destino y tú quisieron finalizar esa relación es porque quizás, en el fondo de tu corazón, sabías que él no era para ti.

En consecuencia, es muy probable que la vida te depare una camino muy distinto al planeado pero lleno de gratificaciones y aprendizajes.

No importa cuánto tiempo sea necesario para superar esa relación, porque un día te levantarás de la cama y te darás cuenta que esa persona no es la primera imagen que se muestra en la pantalla de tu mente. Ese grandioso día sentirás que tu corazón está sanado y que estás lista para enamorarte de nuevo.

7. Fue solo un capítulo más de tu novela

Imagina que tu vida fuera únicamente de un capítulo en el que fuiste tratada con la misma intensidad todo el tiempo, sin pasar por altos ni bajos, sin matices.

Si este hipotético escenario fuera real y escribieras una novela en base a ello, seguramente sería el libro menos vendido de todos porque nadie quiere leer una historia sin un poco de emoción.

Que te rompan el corazón solo significa el final de un capítulo, no de toda la novela. No es el fin de tu vida. Dale vuelta a la página y comienza a escribir otra historia, esta vez empleando los aprendizajes de la anterior, total, hojas blancas es lo que te sobra.

8. Perdonar es un regalo para ti

El perdón es un regalo para ti pero no necesitas dejarle claro a esa persona que todo el daño que te hizo está completamente olvidado. Él cumplirá su parte de perdonarse a sí mismo por sus actos, algo que no te corresponde pues cada quien es responsable de aliviar sus propias culpas.

Cuando perdonas sinceramente estás liberando a tu corazón de sentimientos dañinos como el rencor y el odio. Además, eliminas de tu mente esas ideas de venganza que lo único que hacen es perturbar tu alma.

En resumen

Recuerda que por más dolida o dolido que estés por tu corazón roto, siempre habrá más de una opción para seguir tu vida. Solo necesitas valentía y decidir qué quieres hace de ahora en adelante.

Si te gustó este artículo, sé bueno y compártelo con otras personas que necesiten saber las ocho cosas para recordar cuando alguien nos rompe el corazón.

Loading...

Agrega un cometario