Por Qué Eres Tímido: Conoce Las 3 Verdaderas Razones

Cuando eres muy tímido se siente como estar atrapado en una caja de cristal de la que cuesta mucho trabajo salir. Puedes ver y escuchar a otras personas hablándose las unas a las otras.

Pero algunas veces ¡casi siempre! te resulta infinitamente difícil y hasta imposible integrarte de la misma manera en una conversación. Decir cualquier cosa, no importa de qué se trate. Y entonces te conviertes en un espectador pasivo en casi todas las conversaciones y grupos.

Cuando somos extremadamente tímidos, puede llegar a sentirse más como un bloqueo físico que como uno emocional. Como si nuestro cerebro mandara órdenes a nuestros músculos que hicieran imposible expresar lo que estamos pensando.

Aunque tengamos una gran idea, una frase relevante o una historia graciosa en la punta de la lengua.

Parece que simplemente no hay forma de que podamos compartir esas ideas con los demás

Sin embargo, algunas personas consideran que la introversión no es algo tan malo. Por lo menos, cuando eres muy tímido nunca vas a enfrentarte a la embarazosa pregunta de ¿por qué hablas tanto?

Créeme, escuchar eso se siente como un golpe en la base del estómago.  Recuerdo que en una ocasión que me sucedió cuando era niña, mi cara comenzó a ponerse roja y caliente y todo mundo volteó a verme. Me sentí muy estúpida por que no tuve nada bueno que responder a eso.

Todo lo que pude hacer fue permanecer en silencio. Mirando al piso con vergüenza. Me afectó tanto que a partir de ese momento me sentí muy tímida. Sin embargo, tiempo después, me enfrenté a una pregunta igual de dolorosa: “¿Por qué nunca dices nada?”.

Lo más frustrante fue que tampoco tuve ninguna respuesta para eso.  Pues en ese momento no estaba consciente de que mi timidez se había desarrollado a partir de un tremendo miedo de pasar otra humillación pública.

Probablemente también tú te sientas así muchas veces

Así que ahora mismo voy a compartir contigo la razón por la cual eres tan tímido. Esto se basa en mis años de experiencia como psicóloga y con personas igual de tímidas. Una vez que entiendes el por qué, superar la timidez se vuelve algo más sencillo y realizable.

Aquí está lo primero que necesitas entender:

La timidez es situacional

La mayoría de las personas consideran que la timidez es algún tipo de atributo de la personalidad.

Probablemente has escuchado que las personas te etiquetan como “tímido”. Como si la timidez fuera una cosa permanente como el color de piel o la nacionalidad. Sin embargo, piénsalo de esta manera.

¿Realmente eres tímido todo el tiempo?

¿Incluso alrededor de tus amigos más cercanos? ¿Eres igual de tímido cuando estas hablando con alguien con atractivo, qué cuando estás hablando con alguien que no lo es tanto y te importa tanto? ¿Te sientes igual de nervioso hablando con una sola persona que con un grupo?

La respuesta, con toda seguridad, es no. Por ejemplo, puedes hacer el experimento de buscar en Google las búsquedas más populares relacionadas con la timidez, te darás cuenta que es un tema muy situacional.

Las personas están buscando todo el tiempo respuesta de por qué son tímidas en situaciones o alrededor de personas específicas. Como personas del sexo contrario, compañeros de escuela o juntas de trabajo.

Esto significa que la timidez es realmente situacional. Es una reacción que tienes hacia el ambiente, y varía mucho dependiendo de las circunstancias.

  • Tal vez si te encuentras junto a la persona que te gusta o hacia la cual tienes sentimientos intensos en una fiesta, tu mente se quede literalmente en blanco y no tengas idea sobre cómo entablar una conversación.
  • Pero si estás tomando un café con dos amigos cercanos y hablando de intereses comunes, tal vez no tengas ningún problema en absoluto. Incluso podrías acaparar la conversación con tus conocimientos sobre el tema.
  • Y si estás teniendo un día normal, seguramente en algunos momentos eres más o menos tímido, dependiendo de la situación que estés atravesando.

No es que seas “una persona tímida” solo porque te cuesta trabajo desenvolverte en algunos ambientes específicos.

Remover esa etiqueta es importante porque es el primer paso para descubrir qué causa nuestra timidez y superarla. Así que la pregunta importante no es “¿Por qué soy tímido?” sino “¿Qué situaciones me intimidan y cuáles no?”.

Como puedes observar, esta es la realidad de la timidez en el 99% de las personas. En el resto de este artículo, voy a explicarte algunas de las razones más comunes por las cuales alguien puede volverse muy tímido en situaciones específicas.

Las 3 razones principales por las cuales las personas son tímidas:

Sin duda, existen algunas razones para que esto nos suceda, presta atención a algunas que aquí te nombraré y sus por qué.

1.- Necesitas un alto grado de aceptación o aprobación por parte de la otra persona

Aquí hay una pregunta sencilla ¿Quién está más nervioso en una entrevista de trabajo, el entrevistador o el entrevistado? Obviamente es la persona que está siendo evaluada, por regla general ella está mucho más nerviosa. Pero ¿Por qué?

Es bastante evidente en realidad. La persona que está siendo entrevistada necesita o desea el trabajo. Entonces, enfocará sus esfuerzos en crear una buena impresión de sí mismo para lograr que lo contraten.

Esto genera de manera natural un tipo de ansiedad de desempeño, la cual es la razón principal por la que muchas personas se sienten nerviosas antes y durante una entrevista.

De manera similar, las personas tímidas tienen una gran necesidad de aceptación, aprobación y validación por parte de otras personas.

Con mucha frecuencia se sienten como si estuvieran siendo evaluados en una entrevista crítica. Aunque sólo estén participando en una conversación casual.

Pero en una entrevista de trabajo en la cual la persona no necesite realmente el empleo y sólo esté sondeando mejorar sus posibilidades, seguramente no estará tan nerviosa pues no siente que pierde demasiado si no le va bien.

Paradójicamente, esta ausencia de nerviosismo aumentará su confianza y sus posibilidades de dar una buena impresión.

La personas tímidas se ponen tensas y censuran cualquier cosa que quieran decir porque tienen miedo de hablar de más y decir algo que cause una mala impresión. O sea, les importan tanto lo que su interlocutor piense que les cuesta mucho trabajo arriesgarse.

Incluso les sucede con las frases o puntos de vista más “seguros”. Cuando no necesitas la aprobación de la persona que tienes enfrente, estarás más relajado y actuarás más natural. Y sí, eso es justamente lo que hará que le gustes aún más a esa persona.

Entonces ¿Qué causa este miedo desesperado por aprobación en las personas? ¿De dónde viene? Hay cientos de razones. Tantas, que a veces es difícil señalar sólo alguna. Pero podemos guiarnos por el ejemplo a continuación:

Un niño confiado debe cambiar de escuela. De pronto se ve a sí mismo en un ambiente completamente nuevo en el cual no está ninguno de sus amigos anteriores, entonces aparece la necesidad de caerles bien a las personas para conseguir algunos amigos nuevos.

Esto puede desembocar en una timidez situacional que se extienda incluso a varios aspectos de la vida adulta. En realidad escucho historias similares con bastante frecuencia.

Quizá el niño haya sido molestado por las personas de su escuela anterior, lo cual lo hace sentir solo y sin amigos. Esto también llevará a una desesperada necesidad de atención que puede convertirse en una gran timidez.

“Otras personas nos muestran quienes somos. Sus actitudes hacia nosotros son el espejo en que aprendemos a vernos a nosotros mismos. Pero es un espejo distorsionado. Nosotros somos, quizá, muy poco conscientes del inmenso poder de nuestro entorno social”. – Allan Watts

2.- Consideras que la otra persona vale más que tú

Hablemos del síndrome de la chica gorda. Básicamente, significa que muchos chicos que se sienten extremadamente nerviosos y retraídos cuando interactúan con una chica linda, encuentran mil veces más sencillo platicar con una mujer que no les gusta porque es fea, gorda o anciana.

Esto se debe a que el chico tímido en cuestión realmente cree que la chica linda vale más en base a la forma en que se ve. Sí, ya sabemos que esto no es políticamente correcto en absoluto y que todas las mujeres son hermosas. Pero así es como funciona la psicología humana de inicio.

Así que ¿Qué hace que consideres a alguien como valioso o mejor que tú?

La respuesta no siempre es tan sencilla como pudiéramos imaginar. Me he dado cuenta de que absolutamente todas las personas tienen una especie de sistema interno de evaluación de las personas.

Normalmente lo anterior se basa en la belleza, popularidad o estatus de la otra persona. Si sientes que la otra persona es de “mayor valor” que tú es probable que te sientas tímido frente a ella.

Ahora piensa en las personas alrededor de las cuales no te sientes tímido en absoluto. Tal vez son poco atractivas y raras. Tal vez son incluso más tímidas o inseguras que tú. O por el contrario tal vez son muy poco populares, más jóvenes o viejas que tú.

Esas son las personas que, en secreto, sientes que son iguales o inferiores a ti. Cuando estás con ellas probablemente actúes con mucha más confianza y expresividad.

Así que presta atención a con qué personas actúas con más timidez y te darás cuenta a quién estás valorando tal vez de más. Tus acciones reflejan tus creencias inconscientes.

Normalmente las personas de alto valor se consideran así porque pueden “darte” algo. Quizá se trata de tu jefe, que puede darte aprobación o incluso un aumento. Quizá también puede ser alguien a quien consideras atractivo y de quien quieres obtener una relación sentimental, o sexo.

Puede igualmente ser una persona con estatus o buenas conexiones de la cual te gustaría obtener algunas recomendaciones.  De las personas que consideras de “bajo” valor realmente no estás esperando gran cosa. Y esa es la razón por la cual no te sientes tímido con ellas.

Existen dos posibles soluciones a este problema:

  • Incrementa tu autoestima
  • Baja a las personas de falso pedestal en que las tienes

De hecho,  funcionan mucho mejor cuando las implementas juntas.

3.- Te sientes incómodo contigo mismo

La timidez y la inseguridad siempre parecen ir juntas. Sentir inseguridad sobre ti mismo hará que evites ser el centro de atención y conectarte con otras personas. Porque no quieres que las personas vean eso que te hace sentir mal contigo mismo.

Por años, me sentí extremadamente insegura de mis dientes frontales chuecos y sobresalientes.

Muchas personas tímidas tienen muchas inseguridades sobre su apariencia física y sienten que son feas. Usualmente, se enfocan en un pequeño defecto en su apariencia en lugar de ver el cuadro completo.

Déjame decirte que he estado en esa posición. Es un lugar muy miserable, para ser franca. La inseguridad devora toda tu confianza hasta no dejar nada. Pero afortunadamente existen maneras de superarla.

  • Algunas personas tímidas sienten que son simplonas, aburridas o poco interesantes
  • Se sienten estúpidas porque no tiene muchas habilidades conversacionales
  • Sienten que son perdedores y que nunca podrán tener amigos

Todo esto hará que una persona esté convencida de que, en cuanto sea auténtica con alguien más, ese alguien saldrá huyendo. Así que esconden a su verdadero ser, intentan ser alguien más y generalmente fallan estrepitosamente.

Esto puede generar un círculo vicioso de inseguridad y timidez. Pero alcanzar un nivel de auto-confianza y estar cómodo contigo mismo es más fácil de decir que de hacer.

Como dice el dicho: “Estar solo es difícil. Pero es peor estar rodeado de personas y aún así sentirse solo”.

Resumiendo ¿Cuáles son las circunstancias en las que te sientes tímido?

1: Puede suceder cuando necesitas la probación de otra persona; de manera similar a la ansiedad que acarrea una entrevista de un trabajo que realmente necesitas.

2: Puede tener que ver con cuánto más valoras a la otra persona en comparación contigo mismo; si tienes baja autoestima o tienes al otro en un pedestal, es probable que la timidez aparezca.

3: Te sientes muy inseguro sobre ti mismo; como consideras que las personas se alejarían si te presentas con honestidad ante ellas, prefieres mantener un perfil lo más bajo posible.

Ahora ya sabes cuáles son las principales razones por las que a veces te cuesta mucho interactuar.

En conclusión

La timidez puede hacer que no vivas tu vida plenamente. Ya sea que quieras una pareja, una mejor vida social o más confianza en el trabajo.

La timidez te puede paralizar. Pero necesitas comprender que la timidez no es una parte permanente e inamovible de la personalidad. No eres tímido. Sólo te vuelves tímido en ciertas ocasiones. Dependiendo de con quién estés, qué quieras obtener y cómo te sientas contigo mismo.

Como puedes ver, todas tienen solución. Aunque claro, esta solución va a implicar un esfuerzo verdadero de tu parte ¡puedes lograrlo! a la larga los resultados valdrán mucho la pena.

¿Te gustó el artículo? ¿Eres una persona tímida o conoces a alguien que lo sea? Déjanos tus comentarios.

Loading...

Agrega un cometario