Las 3 Verdaderas Razones Por Las Que No Puedes Olvidar A Tu Ex

Las rupturas amorosas causas mucho dolor, emocionalmente afectan a los involucrados, aún más al que demostró querer a plenitud, y entregarse sin esperar nada a cambio.

Asumir que no volverás a estar con quien anteriormente formó parte de tu vida, a quien le diste  tu confianza y tu amor, causa heridas que demoran en sanar.

Y aunque cada quien sana a su propio ritmo, lo cierto es que en algunos casos pareciera que una de las partes se aferró tanto a los recuerdos que literalmente vive de ellos preguntándose ¿qué ocurrió? Y buscando las causas que pudieron originar la ruptura.

Incluso les llegan a ser tan devastadoras que aún pasado mucho tiempo luego de haber ocurrido las rupturas amorosas y estando ya en una nueva  relación, siguen extrañando a quien dejaron en el pasado.

Aquí es cuando se presentan las depresiones, ansiedad, inconformidad hacia la pareja actual, y dudas sobre el futuro de  la nueva relación.

Si lo que lees hasta ahora te es familiar, continúa leyendo, ya que te presentamos las tres razones por las que aún no has podido desprenderte de los recuerdos que te atan a tu ex.

 

1) No te sumas en la tristeza

Como ya dijimos “Cada quien sana a su propio ritmo” las rupturas amorosas, pueden llegar a causar tanto o más dolor que una defunción de un ser querido.

Con la diferencia que en el caso de la muerte de una personas, los demás asumen las circunstancias que rodearon el deceso y se resignan con el tiempo.

En las defunciones se recuerda lo bueno de esa persona, los momentos vividos, sus frases célebres, entre otros.

Mientras que en una ruptura de relación amorosa, además de vivir una especie de luto, se debe avanzar sabiendo que la otra persona está feliz viviendo su vida (tal vez sin recordarnos en lo más mínimo) y que en cualquier momento compartirá su dicha con alguien más.

Es cuando olvidar al otro se convierte en una pesadilla, ya que aún se extraña, aún se quiere (de lo contrario no lo pensarías).

Aceptar que no podrás contarle tus cosas a quien era hasta no hace tanto era tu mejor amigo, amante y confidente, no es fácil de aceptar.

El duelo es necesario, llora si eso te hace sentir mejor, o escríbele una carta a tu ex en la que plasmes todas las emociones que estás experimentando (la carta  es más para ti que para tu ex, de hecho jamás deberá leerla).

La idea es sanar y curar por completo cualquier sentimiento de angustia que no te permite avanzar sanamente hacia una nueva relación.

Lee nuestra guía sobre como olvidar a alguien que todavía amas

2) Olvida la culpa

Cada situación que se presenta en tu vida, sea buena o mala, tiene como propósito un aprendizaje. Para algunos las rupturas son fracasos contundentes, y su propio ego les refuerza el error y la negación constantemente.

La culpa se apodera de cada pensamiento, en algunos casos se culpa al otro de las causas que motivaron el alejamiento, y en el peor de los casos la persona se responsabiliza por completo de lo ocurrido.

Surgen preguntas que no conducen a respuestas lógicas como por ejemplo ¿será que no soy suficiente? ¿Seguro le molestó mi manera de ser? ¿Debí amar más?

En una ruptura la culpa es compartida, nada ganas con sumirte en la desesperación y sufrir como un mártir.

Mejor asume con dignidad que esa persona te dio una o muchas lecciones de vida, y que ahora tienes la oportunidad de afrontar una nueva relación y ser feliz.

Avanzar es mejor que culparse, de todas maneras, ya no puedes cambiar las circunstancias que condujeron a esa ruptura, pero estas a tiempo de cambiar para poder experimentar una relación más sana.

 

3) Que tu ex no te distraiga

Es muy común estar en una nueva relación y tener miedo de volver a cometer los mismos errores y acabar peor que antes. Claro está que en relación de parejas nunca hay garantías.

Si ya iniciaste una nueva relación de pareja, y sigues soñando, pensando y suspirando por tu ex, es porque lo estás idealizando. Es decir, tu mente está empleando los recuerdos sobre tu ex como excusa para crearte dudas sobre la nueva relación.

Esto solo saboteará tu relación actual ya que corres el riesgo de comparar a tu pareja con tu ex, tanto en las cosas buenas, como en la que anhelas, y peor aún en las malas. Entonces, posiblemente discutas con tu pareja por situaciones que te recuerdan a tu ex.

También podrías crear un muro de antipatías y quejas alrededor de tu pareja, lo cual va a ir enfermando la nueva relación.

Lee nuestra guía sobre como tratar a tu ex

Últimos consejos

Cada persona es diferente, cada relación es distinta, tu pareja actual no merece que le achaquen los pecados cometidos por otro (u otros) a quienes ni conoció. Asume tu nueva relación con la esperanza de que va a resultar plena, sana y satisfactoria.

¡No olvides dejar tus comentarios y compartir este artículo en tus redes sociales!

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario