24 Mitos Sobre El Divorcio Que Te Impiden Dejarlo Atrás

El divorcio es uno de esos escenarios por el cual ninguno de nosotros quisiera atravesar.

Por desgracia, es el destino estadístico de casi la mitad de los matrimonios. Esta es una situación de vida muy difícil, y lo peor que podemos hacer es complicarla más dejándonos llevar por los muchos mitos que se han creado alrededor de él.

Muchas personas sufren innecesariamente cuando tratan de superar un divorcio, por prestar atención a consejos que se basan en mentiras y que solo las llevan a estancarse en un circulo vicioso de rencor y de tristeza.

No todos los divorcios son iguales, ese es uno de los mitos más comunes.

Pero sin duda, todos se superarían más rápida y fácilmente si no tratáramos de manejar nuestros sentimientos con trampas, evasivas, o intentando proyectarle al mundo la idea de que estamos perfectamente bien, e incluso podemos comenzar a salir con otras personas.

La realidad es que cuando te divorcias, tu mundo cambia completamente y un montón de emociones negativas aparecen, sea cual sea el contexto.

Puedes intentar ignorar tus sentimientos y actuar como si nada estuviera pasando, pero eso es lo peor que puedes hacer: tarde o temprano esas emociones negativas van a desbordarse y van a alcanzarte.

Lo mejor que puedes hacer es manejarlas y aceptarlas desde el principio.

Aquí hay una serie de mitos y mentiras sobre el divorcio que son muy frecuentes:

Lee nuestra guía sobre las 17 señales para saber cuándo se acaba el amor en tu relación

1.- Todos los divorcios son iguales

No es verdad. Todos los divorcios son diferentes porque ningún matrimonio es igual que otro.

Tu ex pareja y tú también son personas únicas, y la intensidad del rencor, dolor o tristeza que estés experimentando será exclusivamente tuya.

Puedes platicar con otras personas que han pasado por un divorcio y encontrar muchas similitudes, pero esto no significa que haya una fórmula única y comprobada para superar una separación.

2.- Superar un divorcio toma un año por cada cuatro años de matrimonio

Falso. Como ya mencionamos, cada divorcio es distinto y además superarlo no le va a tomar el mismo tiempo a los dos ex integrantes.

Algunas personas que han estado casadas por más de diez años son capaces de superar su divorcio fácilmente, otras, que estuvieron casadas poco tiempo, tardan más del que estuvieron con su pareja en superarlo.

Superar un divorcio no es una carrera y nunca debes compararte con las demás personas. Tienes que hacerlo a tu ritmo, y ese no lo define nadie más que tú.

3.- Todas las personas que se divorcian pasan por las mismas emociones en el mismo orden

El divorcio es una pérdida que, como cualquier otra, detona ciertas emociones particulares, como el enojo, la negación, el miedo y la tristeza.

Pero eso no significa que todas las personas las experimenten con la misma intensidad, ni con la misma duración, ni en el mismo orden.

4.- El dolor de un divorcio disminuye de forma proporcional con el tiempo

Para la mayoría de las personas, el dolor del divorcio es mucho más cíclico que lineal.

Al principio, las emociones que se experimentan son intensas y cambian rápidamente, pero con el tiempo, tienden a disminuir en intensidad y variedad, aunque es un frecuente que ciertas situaciones o fechas criticas provoquen un súbito regreso a la melancolía, al enojo o a la pena.

A veces, las personas sienten que ya están perfectamente bien, y de pronto vuelven a sentirse casi tan mal como el primer día. Simplemente así es.

5.- Una vez que piensas que lo has superado, es porque ¡lo has superado!

Lamento decirte que vas a pensar que ya “superaste” tu divorcio un par de veces o más antes de que lo hayas superado de verdad.

Las emociones dolorosas pueden regresar en cualquier momento con bastante fuerza, aunque tú creas que ya pasó lo peor. Es perfectamente normal. No debes alarmarte, solo tienes que seguir luchando.

6.- Siempre tendrás el apoyo de tu familia

Tristemente, esto no siempre es así.

Tomar la decisión de divorciarse es algo muy difícil, y para la mayoría de las personas es la última alternativa. Solamente los miembros de la ex pareja saben exactamente lo que sucedió, y en ocasiones, los familiares pueden no comprenderte o llegar a pensar que no hiciste todo lo que pudiste.

Si alguien importante para ti no está de acuerdo con tu proceso de divorcio, es importante que aprendas a mantener la distancia de sus críticas, pues definitivamente no van a ser de ayuda.

7.- No está bien sentir lástima de ti mismo

No es que esté bien o esté mal. La autocompasión es un sentimiento perfectamente esperable en el contexto de un divorcio. No se trata de que te hagas el o la fuerte, simplemente de que lo manejes con asertividad.

Muchos de tus sueños y esperanzas para el futuro acaban de desaparecer. Tienes derecho a sentirte un poco mal. Lo que en definitiva no está bien es que te quedes estancado en esa lástima.

8.- Superarás tu divorcio más rápido si evitas pensar en ello

Evitar como a la peste pensar en tu relación y tu divorcio no va a hacer que el dolor, el enojo y la tristeza se desvanezcan mágicamente. Los sentimientos, al igual que la materia, no se destruyen.

Y en este caso, se transforman en peligrosas bombas de tiempo si no los manejas y los digieres a tiempo.

¿Te acabas de divorciar? Bueno, pues piensa en ello. Analiza, siente, y solo así lo superarás.

9.- Debería estar enojado con tu ex

Y ¿exactamente por qué? Quizá tengas excelentes motivos para estar enojado, y aún así no lo sientas. Por el contrario, quizá sientas mucho enojo y no tengas muy claro por qué.

El enojo es una de las emociones que casi siempre aparecen en un divorcio, pero no necesariamente tiene que estar dirigido a tu ex. Puedes estar enojado con la situación, o incluso contigo mismo.

A veces, enojarnos con nuestra ex pareja es un mecanismo de defensa para no extrañarla o no sentirnos mal. ¡Spoiler! Eventualmente ese mecanismo se agotará y tendrás que enfrentar la realidad.

Lee nuestra guía sobre las 3 verdaderas razones por las cuales no puedes olvidar a tu ex


10.- Es inevitable atravesar una depresión después del divorcio

La mayor parte de las personas experimentan una gran tristeza cuando se divorcian, pero esto no es sinónimo de que estén deprimidas.

La depresión se vincula con una condición clínica en la cual somos infelices sin razón aparente, y el divorcio es una muy buena razón para sentirnos tristes por lo menos un tiempo.

11.- Te costará menos superarlo si no estuvieron juntos mucho tiempo

Lo que determina el tiempo que tardamos en superar un divorcio es lo que el matrimonio significaba para nosotros y las expectativas que teníamos sobre la relación, no el tiempo que pasamos con la otra persona.

Alguien que llevaba veinte años de matrimonio sin grandes expectativas ni compromiso, puede superarlo mucho más rápido que alguien que apenas llevaba un año, pero que había puesto gran parte de sus esperanzas en la pareja.

12.- El divorcio no necesita de un ritual como el matrimonio o el funeral

La idea de hacer una fiesta o un homenaje cuando un matrimonio se termina suena bastante ridícula.

¿Quién querría ir a pasar un momento tan incómodo?

Pero si te pones a pensarlo, el duelo de la pérdida de un ser amado no es tan distinto al divorcio, y muchos psicólogos opinan que las personas necesitan algún tipo de ritual de transición para aceptar plenamente que se ha terminado.

No necesitas invitar a toda la familia para gritar a los cuatro vientos que te has divorciado. Pero sí puedes encontrar alguna forma de marcar emocionalmente esa transición. Quizá realizar un viaje, cambiarte de casa, o lo que sea que te funcione.

13- La intensidad y duración de tus emociones serán proporcionales a tu compromiso en el matrimonio

Tampoco es del todo cierto. Aquí interviene otro factor, y es tu capacidad de superar el dolor y de enfrentar las emociones negativas lo antes posible.

14.- Los abogados de divorcio solo buscan su beneficio

Como en todas las profesiones, hay abogados buenos y hay abogados malos. Pero la realidad es que muchos de ellos alcanzan un nivel de sensibilidad y experiencia que les permite ahorrarles tragos amargos innecesarios a sus clientes.

Si necesitas asesoría legar para tu divorcio, asegúrate de encontrar un abogado de este tipo.

15.- Tu abogado también va a ayudarte a superar tu divorcio

También la contraparte del mito anterior es un mito. Por mucho que un abogado haya escuchado cientos de historias de divorcio, eso no lo convierte en un psicólogo.

Busca ayuda profesional y adecuada.

16.- Está mal sentir que algo dentro de ti murió tras divorciarte

Este mito peca de insensible y de ingenuo. Un divorcio se parece mucho a un luto. Una parte importante de nuestra vida se fue y no volverá jamás. Tienes derecho a sentir tu duelo.

17.- Todas las personas que se divorcian toman antidepresivos.

No, los antidepresivos son para las personas deprimidas. Favor de volver a leer el punto #10.

18.- Tu ex tuvo la culpa de que el matrimonio no funcionara

Para arruinar un matrimonio no necesariamente se necesitan dos personas. Quizá tú pusiste todo de tu parte y fue el otro quien no hizo las cosas bien. Pero también existe la posibilidad de que haya sido al revés. En todo caso, estamos hablando de honrosas excepciones.

La mayoría de las veces los divorcios no son “culpa” de nadie. Simplemente son proyectos que no funcionaron.

19.- Es obligatorio sentirte triste cuando te divorcias

Si no te sientes embargado por la tristeza, no te preocupes, no es que haya algo mal en ti.

A menos que estés evitándola inconscientemente, la tristeza es una emoción que puede no aparecer. Depende mucho del contexto y de lo que significa para ti divorciarte.

Para muchas personas, el divorcio es la puerta hacia una libertad muy ansiada.

20.- Deberías tratar de apegarte lo más posible a tu rutina anterior

Muchas personas consideran que apegarnos lo más posible a la rutina hará el trámite del divorcio menos pesado, pero la realidad es que un divorcio es un cambio radical y estresante.

Vas a necesitar tiempo extra para cuidar de ti mismo y hay muchas cosas que van a cambiar.

21.- Debes empezar a ver a otras personas lo antes posible

Salir con alguien más, incluso establecer una relación seria con otra persona, no es sinónimo de que ya hemos superado nuestro divorcio. Tampoco está prohibido salir con otra persona hasta que no lo hayas superado completamente.

Recuerda que tú eres un ser humano único con un contexto de vida irrepetible. Haz lo que sientas que es mejor para ti, punto.

22.- Un clavo saca a otro clavo

Mala idea. Cuando tratamos de “sacar un clavo con otro clavo”, como dice el dicho, lo único que logramos es complicar más las cosas y probablemente hacerle pasar una mala experiencia a un tercero.

Usar a una persona para superar tu divorcio es un acto desleal hacia ella y hacia ti mismo, evítalo.

23.- El divorcio significa que fracasaste

Que un matrimonio no dure toda la vida no significa que haya sido un fracaso. Hay matrimonios que son todo un éxito, aunque se terminen. ¿Cómo saberlo? fácil:

¿Hubo buenos momentos?

¿Aprendiste?

¿Creciste?

¿Acumulaste conocimiento y sabiduría?

Entonces no fallaste. Simplemente se terminó, y ahora deber ir a acumular felicidad y experiencia en otro sitio.

 

¿Conoces a alguien que esté pasando por un divorcio? ¡Comparte este artículo con esa persona!

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario