Qué Hacer En La Segunda Cita Para Que Sea Perfecta

Una primera cita es un punto crítico en donde se decide gran parte de si una relación puede o no tener futuro. Pero de hecho, también lo es la segunda cita. Usa estos trucos para la segunda cita para que ambos puedan pasar un gran momento y conocerse mejor.

La parte más importante de una primera cita es conocerse un poco más. Pero la segunda cita es diferente y al mismo tiempo es similar. Cuando ves a alguien en una segunda cita, ambos tienen claro que si ya están en ese punto es por que verdaderamente existe interés mutuo.

Pero al mismo tiempo, aún les quedan muchísimas cosas que decirse sobre sus vidas, sus intereses y sus aspiraciones. Una primera cita, entonces, crea la primera impresión, pero la segunda cita crea la conexión.

¿Cómo tener una segunda cita increíble?

Quizá ya pasaron algunas horas el uno con el otro durante la primera cita. Pero en la segunda cita vas a necesitar comenzar a construir la química lentamente, y al mismo tiempo, revisar su compatibilidad mutua.

Aquí hay doce interesantes consejos que van a ayudarte con esos dos objetivos.

1.- Intenten algo nuevo

Si fueron a cenar en la primera cita, pueden optar por ir a comer al aire libre al parque en la segunda cita. Si ya fueron al cine, siempre es buena idea ir a un museo, al zoológico, o andar en bicicleta.

Mantenerlo diferente ayuda a mantener interesada a la otra persona y al mismo tiempo nos da más escenarios distintos para conocerla.

2.- Lleguen juntos a su destino

La mayoría de las primeras citas se dan en lugares públicos en donde las personas quedan de verse de manera directa.

Pero ahora que se conocen un poco más y van confiando el uno en el otro, pueden aprovechar para verse en un lugar céntrico y llegar juntos a su destino. Esto les permitirá pasar un poco más de tiempo juntos.

3.- Establece un poco de contacto físico

La cantidad adecuada varía muchísimo dependiendo de las personas involucradas. Algunas parejas hacen tal química en la primera cita que no tienen problema en llegar hasta el final.

Otras personas consideran que el momento adecuado para el primer beso es la tercera o cuarta cita. De cualquier manera, procura que el contacto en la segunda cita sea aunque sea ligeramente mayor que la primera.

Lee sobre los 3 tips para entender el lenguaje corporal

4.- Aprovecha el cine

Ir a ver una película es una gran idea para una segunda cita, les da a ambos la oportunidad de sentarse juntos y sentirse conectados sin tener una conversación profunda.

Todos conocemos la típica escena de las manos que se encuentran en el descansa brazo, así que deja que la magia suceda. Es un momento muy hermoso.

5.- Lleva un regalo

No es obligatorio, pero te da muchos puntos. Y no cualquier regalo. Cualquiera puede llegar con chocolates. ¿Pero qué tal un separador con ilustraciones de aquel libro que te dijo que era su favorita en la primera cita?

Los detalles personalizados que demuestran interés son los más adecuados.

6.- Hablen sobre la primera cita

 

¿Hubo algo que disfrutaran particularmente sobre la primera cita? Pues la segunda cita es el momento apropiado para sacarlo a relucir.

Habla sobre su primera cita y sobre todos los sentimientos que asociaste con ella, incluidos los errores, los momentos felices y todo en general.

Además, hablar sobre la primera cita refrescará las asociaciones positivas que ocurrieron en el momento y los predispondrá a ambos a seguir construyendo un vínculo de intimidad.

7.- Contesten esas preguntas que se quedaron sin respuesta

 

Una primera cita te da la oportunidad de conocer a una persona de forma superficial. Pero en la segunda cita puedes profundizar un poco más. Conocer mejor a la persona y hacer esas preguntas un poco más delicadas que quizá no se atrevieron a hacer en la primera cita.

Lee nuestra guía sobre los 50 temas de conversación interesantes para hablar con quién quieras

8.- No te dejes llevar por las expectativas

Puede que hayas conseguido un hermoso primer beso durante la primera cita, pero eso no es motivo para creer que a partir de eso puedes besar a la otra persona cada que quieras. De hecho, no es una señal de que tienen una relación, ni nada por el estilo.

Asumir erróneamente este tipo de cosas puede hacer que las segundas citas sean muy incómodas para alguno de los dos. Así que hasta que no hablen claramente en qué punto están y qué esperan el uno del otro, no actúes como si ya lo hubieran hecho.

9.- Hablen de actividades recientes

Si tu cita mencionó algo sobre su trabajo o su vida personal en la primera cita, es buen momento para sacarlo al tema y hacer alguna pregunta relacionada. Esto demuestra interés real en la persona y los acerca emocionalmente el uno al otro.

10.- No te pongas demasiado personal

Puede que ambos estén emocionados de volverse a ver, y quizá la química entre los dos ya sea más que evidente. Pero no hagas demasiadas preguntas personales o íntimas pues podrías comenzar a incomodar a la otra persona. A veces, pedir detalles sobre ciertos temas como las relaciones anteriores o el nivel de ingresos, aunque sea sin malas intenciones, se considera de mal gusto.

Además, puede parecer que tienes demasiada prisa y eso nunca es bueno.

11.- No hables sobre tus ex parejas

Todos sabemos que este tema es mejor evitarlo en la primera cita, pero la verdad es que tampoco es el tópico ideal para la segunda cita.

Puedes mencionar superficialmente las relaciones anteriores, sobre todo cuando necesitas dejar claro que ya terminaron, pero enfocarte a hablar de ellas puede revelar justo todo lo contrario.

Lee nuestro artículo sobre las 10 formas de olvidarte de tu ex sin sufrir

12.- Termina la cita con un acto de honestidad

Si sabes que extrañarás a tu cita después de decirle adiós, díselo con total honestidad. Aunque la segunda cita no es el escenario para una declaración de amor eterno, sí lo es para abrirnos un poco más sobre nuestros sentimientos.

Termina la cita diciéndole a la otra persona exactamente cómo te sientes y lo más probable es que ella haga lo mismo. Si observas reciprocidad, puedes ir un poco más lejos y cerrar con un beso.

Si sientes que aún no has llegado a ese punto, no lo fuerces, una o dos citas exitosas más y seguramente cumplirás tu objetivo.

 

Una segunda cita es tan frágil como una primera cita. Usa los tips que te acabamos de dar para aprovechar la segunda cita como una oportunidad de construir una conexión mayor y más profunda.

Recuerda que en cualquier momento las cosas pueden volverse incómodas para alguno de ustedes, así que lo mejor es llevar las cosas con calma.

 

Comparte este artículo en tus redes sociales para que otras personas como tú aprendan estos fabulosos consejos para su segunda cita con esa persona tan especial. Recuerda dejar tu comentario.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario