Cómo Vestirte Bien Si Eres Un Hombre de 30 Años O Más

Los hombres de treinta generalmente llevan poco tiempo de haber salido de la universidad y están empezando a desenvolverse en su primer empleo.

El paso de la juventud a la primera etapa de la adultez no es tarea fácil para la mayoría de ellos, ya que implica tener que adaptarse a nuevas situaciones, personas, y por supuesto a cambios radicales en la apariencia.

Crear y establecer un look que se aproxime, o que atine con aquello que eres, con tu personalidad y profesión puede convertirse en una tarea bastante compleja.

Uno de los inconvenientes que afronta un hombre joven es la limitación financiera, por lo que puede desear vestir muy bien, pero su bolsillo no cuenta con la liquidez suficiente como para adquirir prendas personalizadas y ropa de marca.

En esta entrega te presentamos algunas estrategias para que te vistas con estilo, sin perder la informalidad y la jovialidad, para que te veas presentable tanto en el trabajo como fuera de él.

Podrás impresionar a quienes te rodean, valiéndote de pequeños trucos que introducirás y variarás en tu atuendo diario a través de telas, colores y accesorios.

Nos pasearemos por todo tu guardarropa para definir qué te sirve y qué debes desechar. Así que prepárate para conocer las prendas que usas, y echar mano de la imaginación.

1. Los jeans

Son una prenda clásica del vestir y además bastante útiles y duraderos, nunca pasan de moda. Siempre y cuando sean bota recta, los puedes usar a diario, es por ello que son la mejor opción a elegir por la mayoría de los hombres.

Deberás contar con un par de estos en tonalidad oscura y en la talla correcta. Debes desechar aquellos que estén pasados de moda, con botas anchas, desgastadas o descoloridas. Los jeans lisos jamás te harán quedar mal.

En cuanto a pantalones se trata, es recomendable que cuentes con uno de vestir elaborado en tela por un sastre, con ello garantizas que se ajusta a tu cuerpo.

Además, los pantalones chinos son otra excelente opción para combinar, sus colores son llamativos y adaptables para ser usados con camisetas o para colocártelos con una camisa manga larga de vestir.

Otro tipo de pantalones son los corduroys, son poco comunes, es por ello que pasan bastante desapercibidos como opción. Lo importante de estos pantalones radica en su durabilidad. Están elaborados en pana, así que no estaría de más que adquieras un par en beige o marrón. Romperán con lo habitual que usan otros hombres y te harán lucir presentable.

Los pantalones de lana se recomiendan para cualquier época del año, el problema que presentan es que algunas personas son alérgicas a estas fibras animales, así que ten cuidado si es tu caso.

En cuanto a los khakis en tonos claros se adaptan con prendas también neutrales como el gris o el azul y con ellos podrás ir a la oficina o a reuniones con amigos.

Lee también nuestra guía sobre cómo ser más atractivo para las mujeres

2. Las camisetas

Son la elección rápida para salir de apuros. Si debes asistir a una reunión casual con tus amigos, con tu familia, universidad e incluso al super.

Siempre debes contar con ellas en tonos grises, blanco, negro, azul y en sus variantes con cuello redondo y en V.

Estas deberán ajustarse a tu cuerpo, es decir, nada de camisetas holgadas o muy estrechas. Los colores de las mismas han de ser sólidos, nada de logos de marcas, grafitis, o figuras abstractas.

Lucirás clásico y pulcro y te ahorrarás bastante tiempo para seleccionar con qué combinarlas, ya que con un jean creas un atuendo perfecto.

3. Las sudaderas

Estas prendas son para universitarios, no para hombres que empiezan su vida laboral.

Es preferible que los cambies por suéteres y cárdigans, las chaquetas en jean y cuero también te permitirán lucir como un hombre elegante e intelectual que sabe lo que quiere.

4. Los abrigos y sus variantes

Tus abrigos pueden opacar o acentuar el resto de tu indumentaria. Te protegerá del frio, o de la nieve si en tu país poseen estaciones bien definidas.

Deberás desechar los que están desgastados y adquirir abrigos en materiales resistentes y en tonos neutrales para que los puedas combinar con tus prendas básicas.

Por ejemplo, un blazer te hará pasar del chico común a hombre listo para una reunión o una cita.
Es importante que cuentes con uno en color negro o azul marino con botones llamativos y elegantes. Con esta prenda te percibirán como un hombre con carácter.

Lo especial de los abrigos es que sin importar lo que lleves debajo de este, el atuendo toma una apariencia formal.

Las chaquetas deportivas no pasan de moda, sin embargo, existen chaquetas con tejidos texturizados que transforman esas piezas en más formales y por tanto más utilizables y versátiles.

En lo que respecta a los cárdigans, debes evitar los cuadros, rombos y tonos brillantes. Jamás te equivocarás si compras un par en tonos tierra o gris.

Los abrigos largos o sobretodos son espléndidos para las épocas de lluvia o nieve intensa, pero no le lucen a todo tipo de hombre. Si eres un hombre de estatura baja, no te quedarán tan bien como a un chico de más de 1.70. de estatura. De hecho puede que te veas aún más bajo de lo que eres.

El cuero es otra alternativa del buen vestir. Un hombre común se transforma en un seductor e interesante con una chaqueta en cuero. Ten en cuenta que el cuero no acepta modificaciones, así que elige muy bien la talla de tu chaqueta.

5. Zapatos deportivos

Siempre será necesario contar con un par de estos. Los hombres no deben descuidar su apariencia y el gimnasio se hace necesario para ejercitarse de una mejor manera.

Pero más allá del parque, o del gimnasio, no debes utilizar este tipo de calzado. Para el trabajo se recomiendan los mocasines, las botas y los zapatos de cuero.

Si se trata de los zapatos de lona como los de la marca Converse te serán útiles para salidas casuales, sus múltiples colores rompen con la formalidad del resto de tu vestimenta.

Es por ello que solo aplican para determinados eventos casuales, pero no te serán muy útiles ante una reunión de trabajo o una cena.

6. Camisas de vestir

Indudablemente las camisas de vestir manga larga son más elegantes que las de manga corta, pero ello no significa que te eximas de comprarlas.

Las camisas de vestir clásicas son las de color blanco, te quitarás un peso de encima para combinarlas con el resto de tu vestuario porque el blanco combina con todos los colores. Además resalta y cambia por completo con una corbata o una chaqueta.

Las camisas estampadas no requieren combinación con otras prendas llamativas, ya que podrías recargarlas. El estampado ha de ser en líneas finas, con un patrón bien definido.

El cambio de look con las camisas de vestir se encuentra en el abotonado de las mismas. Si estás trabajando, abotónalas hasta arriba, pero si vas a una comida informal, opta por desabotonar el cuello y recoger un poco las mangas y listo.

7. Calzado

Aunque vayan al final de tu cuerpo, las miradas llegarán a ellos. Lo quieres o no, el calzado puede arruinarlo todo.

Por ejemplo, si eres un perfecto y casual hombre de 30 con camisa de vestir blanca y un jean de la talla correcta, estás perfectamente vestido pero, ¿qué sucede si estás usando calzado deportivo? ¡Arruinas todo el conjunto!

El mismo hombre con el mismo atuendo pero con un par de zapatos de cuero oscuro, se percibe como un hombre con clase.

Muchos hombres se enfocan el lucir y combinar su ropa desde la cabeza hasta los tobillos, pero olvidan el calzado.

Las características del mismo deben contrastar con el resto de tu ropa. Te explicaré algunos detalles que debes tener presente:

a) Las costuras del calzado

Estas sirven de contraste para romper con la rigidez o formalidad del calzado.

Si no tienes demasiado dinero como para comprar varios pares de zapatos para combinar, entonces puedes recurrir a un par de zapatos en cuero corte alto, con alguna costura en la parte superior.

De esta manera si los tapas con la bota del pantalón te verás formal y clásico, pero si deseas usar el calzado sobre el pantalón, parecerá que has cambiado de calzado dado el diseño en la costura de los mismos.

b) La altura del calzado

Existen dos tipos de calzado: el corte alto y los de corte bajo.

Los altos aplican para ocasiones informales e imprimen una apariencia bastante rock a quien los usa. Mientras que los corte bajo son para hombres más formales y elegantes.

c) La altura de la suela

Algunos zapatos poseen doble suela. Si eres bajo de estatura, puedes valerte de este truco para ganar algunos centímetros bastante oportunos.

d) El color de la suela

Aunque no lo creas, el color de la suela de tu calzado puede darle un giro total a la apariencia del mismo.

Las suelas blancas aplican mejor a zapatos deportivos o más casuales, mientras que las marrones y negras sofistican bastante el mismo calzado y al mismo tiempo, se ensucian menos.

e) El material

Conseguirás diferentes alternativas de materiales de calzado, desde tela, lona, cuero, semi-cuero, plástico, gamuza, cada material le imprime un costo diferente al calzado.

Por ello tienes dos opciones: comprar según tus necesidades un calzado cómodo y costoso que te hará quedar bien, o varios pares más económicos que puedas combinar según la ocasión.

f) Los cordones

Este pequeño y delgado elemento que complementa muchos calzados casuales y deportivos, posee una ventaja y es que cambia el estilo de un par de zapatos.

Las trenzas se consiguen en diferentes tonalidades y formas que van desde redondas hasta planas.

g) Botas de desierto

Estas son botas de corte bajo, que resisten bastante bien los embates del clima, su suela es resistente, son todo un clásico y se adaptan bastante bien con jean, pantalones de pana, lana, chinos, mezclilla.

h) Zapatos en dos tonos

Son la opción a comprar si cuentas con poco presupuesto. De esta manera matas dos pájaros de un solo tiro, si este es tu caso opta por la combinación en marrón y negro, ambos colores clásicos que contrastarán con el resto de tu atuendo.

Existen cientos de combinaciones de estos calzados en dos o más tonalidades, pero recuerda que solo el negro y el marrón son los tonos que marcan la elegancia, las demás combinaciones solo aplican para eventos informales.

i) De patente

Son extremadamente elegantes, únicos y especiales para asistir a un evento lujoso de noche como una boda o el lanzamiento de un producto de la empresa en la que laboras.

j) Cuero liso

Es la opción de los empresarios, presidentes, gerentes y de todo hombre de negocios que necesita verse pulcro a toda hora.

k) Mocasines

Este calzado es bastante cómodo pero también es muy corriente. Te puede servir para asistir a tu trabajo pero no aplica para destacarte del montón.

Muchos hombres los eligen porque no llevan cordones. Además este es el único calzado en el que acepta no usar medias.

l) Brogues

Son zapatos de cuero pero con pequeños perforados en la parte superior, estos cambian la formalidad del calzado. No negamos que son hermosos, y mientras ese patrón sea bien definido creará una sensación de fluidez en lo que usas.

m) Oxford

Son zapatos con plataforma. Debes ser un hombre seguro de ti mismo para tener un par de estos, son costosos y muy elegantes pero no van con el gusto y personalidad de todos.

Tampoco aplican para ser usados en cualquier momento, de hecho solo se utilizan en eventos elegantes. No son versátiles.

n) Botas de vestir

Son el calzado intermedio entre las botas deportivas y los zapatos de cuero formales. Las botas de vestir son en cuero, bastante relajadas, llamativas, impermeables. Así que puedes usarlas con seguridad plena de que tus pies estarán secos si hay lluvia., se limpian fácilmente, y siempre lucen bien.

o) De gamuza

Cuando tocas este material se te parece a la tela pana, son zapatos muy hermosos y vienen en infinidad de colores. Sin embargo, son delicados en cuanto a los cuidados que debes tener para que no se deterioren.

La gamuza no se pude limpiar con cepillos de cerdas ásperas. De hecho, muchos los limpian con soda en lugar de con agua y jabón, aparte no puedes emplear betún en ellos o los arruinarás.

8. Las correas

Las correas nacieron para ser usadas. Su función, más allá de sostener el pantalón en la cintura, es imprimir presencia.

Es un accesorio que se combina con el calzado y la corbata. Las correas son el equivalente a los bolsos para las mujeres. Las hay en infinidad de colores, texturas y materiales.

No han de ser muy costosas para ser llamativas. Lo cierto es que debes tener un par en color marrón (claro y oscuro) y la clásica negra.

El grosor de la correa también tiene su porqué. Por ejemplo, las correas anchas y con hebilla rústica te servirán para combinarla con jean y una camiseta.

Las correas de hebilla más pulida y cuadrada de esas que se deslizan para ajustarse y no ameritan orificios en el cuero, son del tipo de hombre elegante que asiste a una reunión de trabajo o a una fiesta nocturna.

También están las informales para usar el fin de semana. Éstas son en lona tejida.

La gracia de las correas está en la hebilla. Si no te alcanza el dinero para adquirir un montón de correas, entonces compra diversas hebillas que puedas intercambiar en estas. Así tendrás la posibilidad de agregar color, elegancia, jovialidad, o un toque casual a la correa que normalmente utilizas.

Lee nuestra guía sobre las combinaciones ideales de color de ropa que todo hombre debe usar

9. Los relojes

Este es otro accesorio que le imprime masculinidad a un hombre. El pulso del reloj, la marca, y la forma del mismo se puede combinar con el resto del look que portes en un determinado momento.

10. El cuadrado del bolsillo

Este es poco común, pero te sirve para darle color a una camisa neutra y convertir el atuendo de casual a semi-elegante.

11. Usa pañuelo

Todo hombre que se precie de serlo debería portar un pañuelo perfectamente planchado y doblado en cuadro en su bolsillo. Éste le será útil para secarse la cara, aunque su finalidad real es ofrecerlo a las mujeres para cuando estas lo requieran (y eso puede ser en cualquier momento).

Por favor nada de pañitos con dibujos o cuadros, ni servilletas de papel.

El pañuelo es una pieza clásica que muchos olvidan y otros ni siquiera conocen. Pero quienes practican el hábito de llevar pañuelo (así no lo usen nunca) llevan una ventaja por sobre otros hombres.

12. Portar un bolígrafo

Al cumplir treinta estás en el medio entre ser un caballero formal y un joven. Es momento de invertir en una pluma o bolígrafo de marca. O al menos una de metal lo suficientemente elegante para que no te avergüences al sacarla en público.

Siempre habrá alguien que te solicite una pluma para firmar en el banco, o tú la necesitarás para firmar ese primer contrato tan anhelado.

No hay grado de comparación entre un hombre que usa un bolígrafo de plástico vulgar y corriente, de esos con muñequitos por fuera, cuya tinta se esparrama por doquier, a un hombre que se dispone a sacar del bolsillo de su camisa una pluma metálica de punta fina con un grabado que lleva sus iniciales.

13. ¿Cómo vestirse para un evento específico?

Ya conoces los pros y contra de cada prenda de vestir y de los accesorios más comunes que usan los hombres de treinta. Ahora es momento de preparar el conjunto ideal para un evento realmente importante.

a) Atuendo para el trabajo

Dependiendo de tu trabajo deberás llevar cierta indumentaria, tal vez uniforme.

Pero de no ser tu caso, tienes que esforzarte cada día para lucir bien procurando no repetir demasiado la ropa con la que cuentas. Esto se consigue combinando adecuadamente colores.

b) Para un ascenso laboral

Si han reconocido tu trabajo como para darte un ascenso, significa que te están tomando en cuenta.

El vestuario ideal es una camisa de vestir manga larga, un pantalón sastre y un par de zapatos en cuero pulido. De ahora en adelante deberás empezar a vestir bien, porque estarás en contacto con tus jefes y personas con mayor posición dentro de la empresa.

Recuerda que en algunas empresas exigen llevar traje diariamente, pero no te preocupes, cada ascenso va a acompañado de una mejor condición económica.

En un principio, con tres trajes y varias camisas unicolores obtendrás muchas combinaciones que darán la sensación visual de que estás estrenando cada día.

c) Salida con amigos

No debes acomplejarte demasiado, son tus amigos y ellos no se fijan demasiado en la apariencia así que puedes vestir de forma casual, pero con elegancia. No por ello descuides tu imagen, nunca sabes a quien más te puedes encontrar.

d) Primera cita

Dependiendo del lugar que hayan seleccionado, tendrás la oportunidad de vestirte de determinada manera. Si, por ejemplo, decidieron ir a un partido, entonces con una camiseta y jean será suficiente, pero si es una cena elegante, entonces opta por la formalidad y no olvides llevar flores.

Lee también nuestra guía sobre qué hacer en la primera cita

e) Vestirse para uno mismo

Esta es la máxima del buen vestir, aunque poco se aplica. Tu ropa debe ser siempre cómoda y acorde a tus gustos, sin olvidar que muchas otras personas te observarán y te juzgarán.

La ropa que usamos refleja nuestra personalidad, así que siempre deja que una parte de tu propio estilo salga a la luz a través de lo que usas.

Apenas tienes treinta, no puedes parecer de más edad, ni tampoco involucionar a la época de la escuela.

Ya dejaste de ser el niño de mamá, ahora estás trabajando en hacerte una vida y reconocimientos ante otros. Deja que otros sepan que eres un hombre luchador, que trabaja para llegar lejos y alcanzar una posición importante.

f) Informal elegante

Es una alternativa que favorece a los hombres jóvenes que se desenvuelven en ambientes empresariales.

Consiste en combinar piezas clásicas con piezas modernas tales como un reloj estilo rock, con una camisa de vestir y un blazer, o tal vez una camisa de vestir con corbata pero usando una chaqueta de cuero.

Este estilo combina para el trabajo, pero al salir de ahí puedes llegar a un bar o a una reunión menos formal y seguir luciendo bien.

Ser creativo te ayudará en la tarea de llevar un estilo imponente, elegante y sobre todo adecuado siempre.

14. Lo que no puede faltar en tu guardarropa

Llegado este punto, ya deberías saber vestirte bien en cada momento. Así que es momento de repasar aquello que sin duda debes tener siempre en tu guardarropa:

1) Las camisas blancas (al menos dos) y camisas en colores oscuros como el negro, el azul y las clásicas en gris y celeste.

2) Las camisas de vestir a cuadros y rayas, se ajustan a combinaciones con jeans.

3) No olvides el cinturón o correa (una marrón y una negra). Si tu salario no te permite más por el momento, entonces adquiere los colores básicos que te servirán con los pantalones que dispongas.

4) La camisa desabotonada en el cuello es casual, mientras que abotonada es formal.

5) Los zapatos van a juego con el color de la correa, y según el modelo de zapatos que elijas puedes arruinar o beneficiar toda tu apariencia.

6) Los zapatos de plataforma externa son para hombres que saben de moda, y además de ser muy costosos solo sirven para eventos importantes.

7) Existen zapatos con suelas dobles para aquellos que desean ganar algo de estatura.

8) Siempre debes llevar reloj, así evitarás ese costumbre molesto de mirar el celular a cada momento.

9) El pañuelo se lleva con el propósito de ofrecerlo a una fémina en apuros, así que plánchalo bien y dóblalo correctamente (debe estar siempre limpio).

10) Tus jeans y en general toda tu ropa debe ser de tu talla. Si algún familiar te ofreció ayuda obsequiándote su ropa nueva, pero esta no es de tu talla debes llevarla a ajustar antes de usarla.

11) Siempre usa medias, a menos que lleves mocasines. Este es el único calzado cerrado con el que se permite prescindir de las medias.

12) También debes complementar tu look cortando tu cabello adecuadamente, afeitándote a diario, usando una colonia o alguna fragancia para que estés fresco en cada momento de tu jornada diaria.

13) Tus manos deben estar limpias, con las uñas cortadas y limadas.

14) Limpia tus zapatos, estos deberían brillar siempre, recuerda que todos los mirarán.

15) Evita usar en público esas camisetas de superhéroes, bandas de rock y frases populares, ya que solo te harán lucir como un inepto.

No todo es apariencia

No requieres de mucho dinero para verte como un hombre elegante de treinta, solo debes conocer lo que realmente te va bien y lo que no.

Además de estos consejos debes tener presente que nada te servirá si tu discurso no va de la mano con tu ropa.

Algunos hombres (y también mujeres) atraen a otros con aquello que nos presentan, es decir por como lucen, pero cuando empiezan a hablar… ¡decepción total! El grado de inmadurez es tan grande que ni porque luzcan bien consiguen la empatía de los demás.

Es como dice el refrán: el mono ni que de seda se vista deja de ser mono. Así que no arruines la impresión que otros tienen de ti por tu manera de expresarte.

Es por ello que debes leer diariamente, estar informado de lo que sucede, evitar las palabras ordinarias.

Todo tú debes ser un hombre con voluntad, decencia, pulcritud y elegancia. Estamos seguros que alcanzarás el éxito si te preparas tanto intelectualmente como externamente en tu forma de vestir.

 

Esperamos que te haya sido de mucha utilidad este artículo, estamos ansiosos para leer tus comentarios y darles respuestas a tus interrogantes. No olvides que es un placer atender tus peticiones sobre nuestros próximos artículos.

Puedes apoyarnos compartiendo esta y otras informaciones en tus redes sociales.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario