12 Consejos Para Vestir Casual Si Eres Hombre Y Quieres Mirarte Bien

Vestir casual es el término medio entre usar ropa deportiva y lucir muy sofisticado o elegante. Como hombre, debes tener presente que el atuendo casual es el que te acompañará mayormente en tu cotidianidad.

Quienes logran el perfecto equilibrio en este tipo de vestuario, lucen generalmente bien en cualquier ocasión y consiguen atraer miradas, pero si aún no has conseguido vestir casualmente sin esfuerzo constante, entonces te recomendamos leer este artículo y analizar cada uno de los tips que te traemos a continuación.

Estamos convencidos que de ahora en adelante serás un chico casual, impactante y atractivo (todo lo que un hombre quiere y no se atreve a decir).

1. Vístete como adulto

Vestirse casual no significa vestirse como un jovencito, aunque evidentemente la ropa casual te hará lucir joven (esto es un atributo adicional). Para poder lucir bien, y ser tomado en cuenta deberás vestirte como adulto, sin irte al extremo de parecer una persona mayor.

Aunque parezca una contradicción,  la realidad es que muchos hombres consideran que vestir casual es vestirse como su papá. Otros grupos de hombres tienden a adoptar la indumentaria de hombres más jóvenes (demasiado jóvenes e inmaduros).

Ambos extremos están errados, ya que la ropa casual es aquella que se adapta o se utiliza en día a día y debe, por tanto, representar carácter, inteligencia, aplomo y madurez acorde con la edad.

Estas cualidades son primordiales para ser tomado en cuenta en el trabajo, lugar de estudio y en una relación de pareja. Debes comprender que no puedes quedarte en el pasado, cuando ere adulto te codeas con profesionales, personas con cierta jerarquía y por ende con un nivel de vida al cual esperas llegar en poco tiempo.

Si das una mala impresión, puede que muchas de tus aspiraciones se vayan al suelo.

Lee también nuestra guía sobre los 11 consejos para vestirte bien si eres un hombre joven

2. Nada de camisetas graciosas

Quieres que te tomen en cuenta, pero aún sigues usando esa camiseta del hombre araña que te dio tu mamá en tu cumpleaños 17, también eres un apasionado coleccionista de camisetas con frases sarcásticas, vulgares e irónicas.

No debes deshacerte de esta clase de prendas porque seguramente disfrutas usarlas, pero limítate a lucirlas en el entorno familiar o en las reuniones con amigos el fin de semana. Es decir, que tu jefe y tus compañeros no vean esta clase de prendas.

Por ejemplo, las camisetas con frases célebres de películas o esas con frases insinuantes hacia el sexo, pueden ser muy ofensivas a para tus compañeras de trabajo.

Por lo tanto olvídate de las camisetas de súper héroes, dibujos animados o frases populares puedes usarlas si debes ir a la universidad o al empleo. Puede que pienses que usar esta ropa te hace lucir como un hombre con mucha personalidad y sumamente divertido, pero no es así.

Todo lo contrario, lucirás como un inmaduro, como el pasante o el nuevo del trabajo que aún no se adapta a la nueva vida que debe asumir.

Es más apropiado, por ejemplo, usar camisas en colores sólidos, o con rayas, que te harán lucir como un chico sobrio y bien vestido. No olvides incluir en tu armario una camisa blanca, una negra, gris, y una chaqueta oscura.

3No olvides los jeans

A todo hombre le luce un buen jean. Esta prenda de vestir es un clásico en sí mismo y combina con casi cualquier camisa. Siempre y cuando sea la talla adecuada a tu cuerpo, te verás como un galán que atrapa miradas.

Sin embargo, ten sumo cuidado si el jean está desgastado, desteñido, es bota ancha, está roto, ajusta demasiado, queda muy holgado o se te cae.

Si debes estar halándolos para que no se te caigan, si se arrastras en la bota, o si en caso contrario temes que al sentarte se desgarre, entonces estás usando los pantalones equivocados. Ve a lo seguro, compra un par de jeans en color azul oscuro o negro, y usa correa siempre.

Las correas son un accesorio masculino muy importante, otorgan seriedad y respetabilidad.

Además es de suma importancia que deseches esos pantalones con brillos y bordados llamativos (y logos en el trasero), puede que des una apreciación errónea de ti mismo, y esto incida en el concepto que otros se elaboren.

Los jeans son pantalones duraderos y muy versátiles, los de pierna recta son apropiados si deseas dar una excelente impresión en tu trabajo y le lucen a hombre de contextura gruesa y a los muy delgados.

4. Pantalones en tonalidades

Sí, es cierto que los jeans son una opción fabulosa, pero no te limites a los colores azul y negro. Si buscas romper un poco con la rutina del vestir clásico (sin dejar de serlo), puedes optar por conseguir pantalones en tonos como el verde militar, gris, beige, o también azul con un poco de desteñido (solo un poco como detalle adicional).

Es posible que no consigas este tipo de colores en un jean tan fácilmente, así que opta por los pantalones de algodón.

Son prendas muy elegantes, cómodas y dan un toque de caballero a los hombres jóvenes. ¡Esto te servirá en la conquista!

5. Atento al calzado

Si ya invertiste tiempo en seleccionar las prendas perfectas, no lo arruines con un calzado inadecuado. Aunque no lo creas, muchas personas se fijan en el calzado, de hecho, el calzado habla de ti.

El calzado es una inversión. Disponer de un buen par de zapatos lustrosos es una señal de que eres un hombre importante, ¿o acaso has visto a un presidente con pantuflas? Cada calzado se adapta a un atuendo, y no el atuendo al calzado.

Los zapatos deportivos confínalos al gimnasio, y si no dispones de mucho dinero para comprar un par de zapatos costosos, por lo menos mantén limpios los que usas cotidianamente.

Los zapatos en gamuza son bastante casuales, pero el cuero es la máxima en cuanto a calzado masculino se refiere.

Deberías disponer de un par en negro y uno en marrón oscuro, que sean cómodos, que se ajusten bien y que posean un corte elegante.

6. Usa algún accesorio

Ser clásico no es ser aburrido. Puedes valerte de pulseras para hombre o un reloj. Una o ambas muñecas decoradas te harán lucir bien.

Las mujeres observan las manos de los hombres: si usas una pulsera de cuero o un buen reloj, le estás sugiriendo a quien te observa que cuidas los detalles.

El accesorio a usar no debe ser muy llamativo, solo debe realzar tu personalidad, así que evita esas pulseras que dicen frases graciosas o que son de plástico en colores brillantes.

Ya no eres un niño, no es necesario que le demuestres al mundo lo fanático que eres de un equipo deportivo o de una banda de rock (esta clase de pulseras, deséchalas).

7. Convierte tu ropa en interesante

Utilizar un suéter te puede hacer pasar de un chico común, a uno muy atractivo e inteligente en segundos.

Tan solo imagínate utilizando una camisa blanca, y agrégale un suéter doblado y amarrado en tu cuello. ¡Listo! Tienes una capa que combinará con tu ropa.

Esta clase de prendas se convierte en un accesorio de último minuto que transforma tu atuendo.

8. Agrega una chaqueta

Usar una chaqueta puede mejorar tu aspecto. Un blazer, una chaqueta en jean o cuero actualizan tu atuendo. Las chaquetas acentúan la masculinidad, agregan carácter y presencia.

Gracias a este sencillo complemento puedes mejorar un atuendo económico y hacerlo parecer costoso.

Al mismo tiempo puede ajustarse perfectamente bien con una invitación formal o una reunión de negocios sin necesidad de que te cambies por completo.

9. No le prestes atención a las modas

Por lo general los hombres no se percatan demasiado con las modas. Solo algunos disponen de tiempo como para comprar revistas o hasta ojear las de su novia o hermana en busca de los atuendos que usen artistas y famosos.

Si eres metrosexual, seguramente estás al tanto de lo que usan los jugadores de fútbol famosos, pero la mayoría de los hombres no pierden tiempo en trivialidades.

Además, las modas llegan y se van de la misma manera, sin darle chance a quienes las usan de disfrutarlas lo suficiente como para adaptarse a una colección.

Para lucir bien no es necesario prestar atención a las modas. Solo te servirá para gastar cantidades descomunales de dinero cada tres meses, momento en que los diseñadores lanzan sus nuevas temporadas.

Echar un vistazo a lo que usan otros hombres no está mal, pero no te obsesiones. Compra ropa que se adapte a casi todas las estaciones del año, y luego solo deberás ir agregando o quitando ciertas prendas como bufandas y chaquetas.

Utiliza colores clásicos, en lugar de optar por estampados y telas con texturas.

También es fundamental que aprendas a combinar diferentes colores según sus tonalidades, así conseguirás al menos 66 combinaciones básicas observando el círculo cromático, sin tener que solicitar ayuda a un profesional.

10. Mantente simple

La simpleza marca la elegancia, y esto se traduce en buen gusto.

Algunas prendas de vestir parecieran no pasar de moda, como es el caso de los jeans, la camisa blanca de manga larga, las corbatas y las chaquetas.

Dispón siempre de estas prendas y estarás simple y bien vestido siempre. En cuanto a colores elige los sobrios por encima de los brillantes y cálidos.

Recuerda que debes tener un traje para esas ocasiones formales de último momento.

Lee también nuestra guía sobre las 25 reglas para vestirte bien si eres un hombre

11. Aséate

Puede que estés de punta en blanco, pero si no te aseas, no te afeitas, no te cortas las uñas de las manos y no lavas tus dientes, darás muy mala impresión.

Sin importar lo tarde que vas al trabajo, un hombre debe asearse. Las hormonas masculinas expiden un olor fuerte, así que usa desodorante, aféitate para dar una buena impresión, limpia y corta tus uñas o te verás como un descuidado.

Usa una colonia agradable, esto atrae a las mujeres. Es un factor de elegancia y personalidad servirse del aseo personal, además a nadie le gusta trabajar con una persona maloliente.

12. Ropa interior

Seguro te sorprende que te hablemos sobre esta prenda de vestir, que en realidad solo tú sabrás que llevas ¿o no? Pero la verdad es que la ropa interior a veces no se queda en el interior.

Algunos hombres tienden a desconocer sus tallas y optan por interiores que les quedan muy ajustados o demasiado grandes. Ambas condiciones se notan. La ropa muy ajustada es incómoda y esto hará que constantemente tengas que halarte el pantalón (algo bastante desagradable sobre todo para las mujeres que te observan).

Y cuando la ropa interior es muy holgada, tiende a salirse del pantalón y parecerás como un negligente. Otro inconveniente con la ropa interior grande, es que se marca y se enrolla en los pantalones. Parecerá que escondes cosas en tu pantalón debido a los bulticos que se forman en las piernas y entrepierna.

Debes aprender a conocer tu talla en esta materia, y otro consejo importante es desechar esa ropa desgastada y rota por el uso y paso del tiempo.

Nunca se sabe si consigas una cita con esa chica que tanto te atrae y al llegar a la acción, ella se sorprenda pero no por tu virilidad sino por tu descuido.

Vestirse casual y verse bien, es muy sencillo, basta con percatarse unos minutos al día de aquello que usas, y si es necesario pide opinión a tu familia o amigos de confianza acerca de tu forma de vestir.

Notarás como poco a poco empiezas a verte como un hombre atractivo que es tomado en cuenta, no solo por cómo luce, sino por cómo piensa. Lo quieras o no, la gente te juzgará primero por tu apariencia y es luego de un tiempo, cuando al fin logran conocerte, que pueden cambiar sus conceptos sobre ti o mantenerlos.

De ahora en adelante, está en tus manos lucir como un galán clásico, así que no pierdas la oportunidad para destacarte.

Comparte este increíble artículo en tus redes sociales, dejarnos tus comentarios y consejos, que con gusto los leeremos.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario