Cómo Ser Más Seguro De Si Mismo: 6 Tips Esenciales Y Aprueba Del Tiempo

Existen algunas estrategias comprobadas que han resultado efectivas para muchas personas a lo largo de los años. Es este artículo veremos algunas de ellas, de las cuales con seguridad podrás aprender mucho y volverte una persona más segura y confiada.

“Nunca escondas la cabeza. Siempre mantenla erguida. Siempre mira hacia adelante.”
Helen Keller

“Los que sea que esperemos con confianza, se convierte en nuestra propia profecía.”
Brian Tracy

“La confianza es el coraje que se siente costumbre”
Daniel Maher

Creo que uno de los deseos más comunes de las personas es simplemente poderse sentir más cómodas en distintas situaciones de la vida.

¿Pero cómo podemos lograr esto?

Las personas que tienen ya confianza en sí mismas simplemente te dirán algo evidente como “Pues solo confía en ti mismo” pero si fuera tan sencillo absolutamente todos lo haríamos y no tener autoconfianza sería una enfermedad muy rara, en lugar de la epidemia que realmente es.

Sin embargo, aquí te presentamos unos increíbles consejos para que la confianza en ti mejore, presta mucha atención.

1.- ¡Lo primero es tomar acción! O sea, hacer las cosas

“Una vez que hemos decidido alcanzar cierto objetivo, hay que alcanzarlo sin importar el tedio que nos cause o la distancia que nos separe de él. La ganancia en auto confianza después de alcanzar un objetivo es inmensa”
Thomas A. Bennett

“Nada construye el autoestima como alcanzar nuestras metas”

Thomas Carlyle

“La pasividad alimenta el miedo y la duda. La acción alimenta la confianza y el coraje. Si quieres conquistar tus miedos, no te sientes en casa a pensar, sal y ocúpate”

Dale Carnegie

El paso más importante para construir la confianza en uno mismo es tomar acción. Trabajar en algo que deseamos y conseguirlo a como dé lugar.

Sentarnos en casa a pensar sobre aquello que queremos solo hará que nos sintamos peor. Simple, pero no siempre fácil de hacer. Para hacerlo un poco más sencillo, aquí están tres de mis formas favoritas para ayudarme a tomar acción:

A) Vive en el presente: Esto te  ayudará a escapar del hecho de pensar demasiado las cosas y simplemente comenzar a dar los primeros pasos que necesitas para hacerlas.

Este es probablemente el mejor consejo que he encontrado para poder tomar acción, ya que vivir en el presente te lleva a un estado en el cual existe poca resistencia emocional hacia el trabajo que debes hacer.

Y además en este nivel las acciones que necesitas implementar no se sienten tan pesadas porque vas una por una, sin dejar que todo el panorama del esfuerzo que está por venir te consuma y te desanime.

Para conectarte con el presente, te recomiendo que te permitas un minuto o dos en respiración profunda después de determinar una tarea sencilla, y comiences con ella.  Fíjate pequeñas metas diarias y complétalas.

B) Aligera la carga emocional: Una de las causas más comunes por las cuales dejamos de hacer lo que necesitamos hacer es que nos lo tomamos demasiado en serio.Hace que se sienta demasiado grande e irrealizable nuestra meta.

Si por otra parte, te relajas, vas paso a paso y con tranquilidad, apegándote a la rutina, antes de que te des cuenta ya estarás mucho más cerca de tu objetivo.

Relajarte y tomarte las cosas más a la ligera no es sinónimo de restarles importancia, solo de que estamos seguros de que con perseverancia lograremos lo que nos hemos propuesto.

C) Deséalo de verdad: Cuando deseas algo de verdad, tomar la acción necesaria se vuelve algo que no tienes que forzar, que fluye con naturalidad. Es más, se convierte en algo que no puedes esperar para hacer.

2.- Enfréntate a tus miedos

“La mejor forma de desarrollar autoconfianza es hacer justo eso que te da miedo”
William Jennings Bryan

“Ganas fuerza, coraje y confianza con cada experiencia en la cual realmente te detienes a mirar al miedo a la cara. Entonces, eres capaz de decirte a ti mismo “he pasado por esto y ahora soy más fuerte, y puedo enfrentar cualquier cosa que la vida me ponga en frente”. Para ello debes hacer justo eso que pensabas que nunca podrías hacer”
Eleanor Roosevelt

Mira, podría decirte que debes hacer auto-afirmaciones o ejercicios de voluntad por meses frente al espejo. E incluso podrían tener un efecto positivo, justo como prepararte a tomar acción con más confianza.

Pero para ser francos, si no escuchas esa vocecita interior y enfrentes tus miedos más profundos, la verdadera confianza en ti mismo no surgirá nunca.

Es esto lo que verdaderamente construye la confianza, y no hay forma de evadirlo o de saltarse este paso. Así que cuanto antes lo enfrentes, mejor.

De cualquier manera, existen algunas formas en las que puedes darte a ti mismo el empujoncito que te hace falta para enfrentar tus miedos:

A) Sé curioso. Cuando te encuentras inmovilizado o atascado frente a un miedo, te cierras a todas las posibilidades. Generas barreras emocionales entre tú y otras personas o cosas.

Cuando cambias a una actitud más curiosa, tu percepción se vuelve mucho más amable y te impulsa a tomar acción sin tanto miedo y el mundo virtualmente se abre para ti.

La curiosidad está llena de anticipación y de entusiasmo. Te abre los ojos y te permite tomarte la vida con más confianza y aceptar lo bueno y lo malo con una filosofía más positiva.

Recuerda lo divertido que era el mundo cuando eras un niño curioso. Bueno, pues hay que hacer que ese niño que tenía más curiosidad que miedo vuelva a tomar el control de algunas cosas.

B) Date cuenta de que el miedo está basado en una interpretación poco útil de la realidad: Como seres humanos que somos, nos  gusta buscar patrones para anticiparnos a las cosas.

El problema viene cuando encontramos patrones negativos y de una u otra manera vivimos el resto de nuestras vidas en base a ellos. Cuando mal interpretamos estas situaciones negativas, pensamos que todas serán así en la vida, y esto no es verdad.

Cuando identificas estos pensamientos de negatividad, es muy difícil apartarlos de tu cabeza por que ya se han vuelto un modo de pensar.

Pero puedes intentar simplemente insertar la idea contraria en tu cabeza y verás que tiene el mismo grado de lógica. Trata de ver las cosas desde un punto algo más realista.

3.- Comprende el orden en el cual las cosas ocurren

Todos vamos por la vida pensamos que hay que perderle el miedo a ciertas cosas para poder hacerlas. Pero ¿me creerías si te digo que es justo lo contrario? De hecho, así es. No vamos a perderle el miedo a algo que nos asusta por más que lo racionalicemos.

Eso es algo que todos los psicólogos saben. Sólo perdemos verdaderamente el miedo a algo una vez que nos atrevemos a hacerlo, y lo enfrentamos con todo y el malestar que nos causa.

Solo después de hacerlo, nuestro cerebro interpreta que podemos con eso y el miedo se deja de lado de forma definitiva.

Puede parecer una pésima noticia, sin embrago tiene sus ventajas. Y una de ellas es que si perdiéramos el miedo racionalizando tendríamos que hacer un largo proceso similar para cada cosa que nos asusta.

Sin embargo cuando enfrentamos nuestros miedos, por doloroso que sea, cada vez tenemos menos miedo y más confianza ante distintas situaciones.

4.- Prepárate

“Una de las llaves más importantes para el éxito es la auto-confianza. Una de las llaves de la auto confianza es la preparación”
Arthur Ashe

Cuando no sabes nada de lo que estás por hacer es bastante fácil que te pierdas en un miedo vago e indeterminado que no te lleva a ningún lado, salvo a sentir horror y paralizarte.

Esto pasa por que nuestra falta de preparación nos lleva a construir los peores escenarios en nuestras cabezas.

Prepararte a ti mismo y educarte en la tarea que estás por concretar puede ser una gran ayuda. Y de hecho es imprescindible.

Por ejemplo, si tienes que dar un discurso ante tu clase, y nunca antes en la vida habías hablado en público.

Puedes practicar decir el discurso en voz alta por tu cuenta, buscar algunos tips en internet y revisar qué trucos utilizan los oradores profesionales para cautivar y enganchar a su público.

Esto, obviamente implica más trabajo y esfuerzo. Pero recordemos que toda las cosas buenas de la vida y los éxitos e cultivan a través de estos dos pilares.

No escatimes energías en prepararte para lo peor, para que puedas dar lo mejor de ti mismo al final. Pero tampoco te permitas caer en la obsesión perfeccionista.

Todo tiene un justo equilibrio y algo de espontaneidad también es muy buena herramienta para la auto-confianza.

Así que prepárate hasta que te sientas cómodo con el tema o la tarea que has elegido. Y luego, si aún tienes miedo, recuerda el punto anterior y sal a enfrentarlo de una vez por todas.

5.- Entiende que fallar o estar en un error no va a matarte

“La confianza no viene de estar siempre en lo correcto, si no de dejar de tenerle miedo a fallar”
Peter T. Mcintyre

“Dejé de tener miedo cuando algo me sale tremendamente mal, y aún así el cielo no se derrumbó”
Allen H. Neuharth

De nuevo, tienes que enfrentar tus miedos. Porque solo en ese momento puedes descubrir lo que  billones de personas a lo largo de la historia descubrieron antes que tú.

El fracaso no va a matarte. Tampoco lo hará estar equivocado. El cielo no va a caerse. Pero eso piensan las personas que no se han atrevido a enfrentar sus miedos.

El punto de todo esto es que logres convertir el miedo de algo que te paraliza y hace que tus piernas tiemblen, a una emoción útil e importante que te hará crecer y ganar mayor confianza en tu mismo. Aquí hay algunas maneras en las cuales el fracaso te puede ayudar:

A) Aprendes: En lugar de ver el fracaso como algo horrible, puedes comenzar a verlo más como una experiencia de aprendizaje. Cuando nos paramos en la mitad de un fracaso, podemos preguntarnos qué es lo que estamos aprendiendo de la situación y qué partes positivas tiene.

B) Consigues experiencias que de otra forma nunca hubieras vivido: Idealmente, probablemente prefieras aprender de los errores de otras personas. Pero esto por desgracia no siempre es posible.

Todos necesitamos una cierta dosis de fracaso en carne propia para aprender verdaderamente que no se acaba el mundo y que no tenemos por qué ser perfectos.

C) Te vuelves una persona más fuerte: Cada vez que fallas, te vuelves más y más resistente a ello. Te das cuenta de que no es el fin del mundo y de que puedes simplemente levantarte y seguir adelante.

Puedes comenzar a manejar cosas y emociones antes los cuales antes te hubieras sentido completamente impotente. Además, fallar es mucho mejor que no atrevernos y quedarnos con la duda sobre lo que hubiera pasado.

D) Incrementan tus posibilidades de tener éxito: Cada vez que fallas, puedes aprender a incrementar tu fortaleza interior. Así que cada vez que fallas aumentas más y más tus posibilidades de tener éxito.

Y recuerda: el mundo no gira alrededor tuyo. Puede que nos guste pensar eso a veces, pero la verdad es que no es así. A las personas en el fondo no les importa gran cosa lo que haces.

Tienen su propia vida, sus propios problemas y preocupaciones alrededor de las cuales enfoca toda su atención. Así que si fallas, no te preocupes, La mayoría de las personas están demasiado ocupadas como para dedicarle demasiado tiempo a criticarte.

Esto puede ser algo decepcionante para algunas personas con espíritu protagonista. Pero para aquellas que son un poco inseguras es ciertamente un gran alivio.

6.- Conócete a ti mismo e identifica qué es lo que realmente quieres en la vida

“El mundo tiene por costumbre hacer espacio par a las personas cuyas palabras y acciones demuestran que saben a dónde van”.”
Napoleon Hill

“No escuches a nadie que te diga que no puedes hace esto o aquello. Eso no tiene sentido. Algunas cosas son complicadas, claro, pero eso no debe detenerte. Ve a la escuela, únete a todos los equipos que puedas, ve a donde te dé la gana, pero nunca, nunca dejes que nadie te convenza de que algo es imposible”
Douglas Bader

Para construir y encontrar mayos confianza en ti mismo, tienes que llegar a conocerte mejor. Ve a explorar. Enfrenta algunos de tus miedos. Falla una y otra vez hasta que entiendas qué estás haciendo mal y lo mejores.

Hazte cada vez más fuerte y no tengas miedo de enfrentarte contigo mismo ni con tus verdades.  Encuentra aquello que te apasiona y síguelo hasta el final.

Cuando sabes más sobre quién eres realmente y sobre lo que deseas en la vida –No lo que otras personas quieren que seas o que desees- tienes mucha más confianza en ti mismo y en lo que puedes hacer.

Lo que otras personas digan o piensen comenzará a tener menos impacto del que solía tener porque sabrás mejor que ellos lo que estás haciendo.

Y como ya habrás experimentado todas estas experiencias y te has tomado el tiempo de llegar a conocerte lo mejor posible, confiarás en ti mismo, en tus opiniones y presentimientos con mucha más facilidad.

Crear auto-confianza no es algo sencillo. Toma tiempo, es una arte que hay que perfeccionar como cualquier otra. ¡Pero vale la pena!

No olvides escribir en los comentarios tus opiniones y comparte este artículo para ayudar a más personas a tener seguridad y confianza en si mismos.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario