Cómo Olvidar A Alguien Que Ves Todos Los Días Sin Perder La Cordura

Salir con un compañero de la oficina puede parecer una travesura muy romántica. Hasta que el romance se acaba y sobreviene una ruptura con la que ninguno de los dos sabe cómo lidiar, ya que tienen que verse diariamente.

¿Recuerdas todas esas veces que tus amigos y tu familia te advirtieron que salir con un compañero de oficina o de clases era una mala idea? Bueno. Pues tenían razón. En especial si ese alguien en la oficina era tu superior jerárquico o jefe, o si ese alguien de la misma clase era el profesor.

Lidiar con el dolor de una ruptura de por sí es complicado. Pero además tener que ver a esa persona con frecuencia lo hace todavía peor.

Enamorarnos de alguien a quien vemos diario es sencillo justamente por la misma convivencia. Salir con esa persona parece una gran idea hasta que se termina. Ahora están obligados a tratarse con frecuencia y tener que hacer como si no pasara nada.

Incluso, uno de los dos puede tener la genial idea de comenzar una nueva relación con otra persona que también es parte del entorno cotidiano, como otro compañero, y entonces las cosas se vuelven realmente difíciles.

Pero no es necesario que llegues al extremo de renunciar a tu empleo, o darte de baja en un curso, o abandonar alguna actividad que sea parte de tu vida. Superar a alguien a quien ves todos los días es complicado pero no es imposible.

Como la distancia física no es posible, es necesario crear distancia emocional. Para lograrlo, sigue estos ocho consejos al pie de la letra:

 

Pasos para superar a alguien a quien tienes que ver todos los días

Cuando estás en tu casa o en la comodidad de tu círculo cercano, por lo general te sientes cómodo. Te ayuda el hecho de que el recuerdo de tu ex es algo que puedes mantener a raya afuera de tus cuatro paredes.

Pedro cuando no tienes alternativa y debes pasar al menos un par de horas cada día cerca de esa persona ¿Qué puedes hacer para superarla?

Ver a tu ex todos los días va a alterar tu proceso de duelo por la ruptura de una u otra manera. Ya sea que te dificulte dejar atrás el enojo y el rencor porque esa persona te lo está recordando todos los días.

O porque no puedas dejar ir los buenos recuerdos y termines aferrándote a ellos. Incluso puede ser una combinación bastante bipolar de enamoramiento y odio, como una montaña rusa que no te deja concentrarte en tus actividades.

Es un hecho que ver a tu ex con tanta frecuencia no es saludable. Pero a veces no hay otra opción. Para mantener la salud mental, procura:

 

1.- Pasar por el proceso de duelo de manera privada

Hay varias facetas de duelo que uno atraviesa después de una ruptura. Y aunque en varias de ellas aparezca el deseo de aventarle a tu ex una taza de café caliente en la cara a la vista de todos, esa no es la manera de pasar por ellas.

Es natural que experimentes un montón de sensaciones negativas en el proceso del duelo y hagas varios recorridos emocionales por todo lo que salió mal.

De hecho, tienes permitido el hecho de sentirte herido, culpable o triste. Pero evita hacerlo en el trabajo. Es poco profesional. Después de todo, arriesgarte a perder el trabajo no es una buena idea. Hoy en día los trabajos son bastante más difíciles de conseguir que las relaciones.

Lee nuestra guía sobre cómo olvidar a alguien que amas sin enloquecer

2.- Prepárate para lo peor

Esto puede sonar un poco cínico, pero imagina cuál es el peor de los escenarios posibles entre tú y tu ex y prepárate para que ocurra.

Es decir, las cosas no serán miel sobre hojuelas, si el asunto va a ponerse tenso, lo mejor es que ya llegues con un plan de emergencia para salir bien librado. Los escenarios que tienes que evitar, por tu bienestar mental y el de tus compañeros de trabajo, son los siguientes:

– Terminas solo con tu ex en un elevador

– Entablas una pelea evidente con tu ex

– Protagonizas arranques pasionales con tu ex en el armario de limpieza

– Lloras por tu ex en plena junta

– Tu ex y tú terminan insultándose todo el tiempo

– Tu ex comienza a salir con otro compañero de trabajo

– Tu ex te evita a como dé lugar

Pensar en estos posibles panoramas te da una idea anticipada de cómo manejarlos si es que aparecen. Como tip adicional, te recomendamos que jamás caigas en la tentación de reconciliarte (menos con sexo incluido) en la oficina.

Las personas a tu alrededor en realidad se dan cuenta que estás hacienda de todo menos trabajar.

3.- Mantenlo profesional

No quieres ser la típica persona de las películas románticas que tiene un ataque de celos en la oficina y termina protagonizando una escenita, u obstaculizando su trabajo o el de los demás en base a su vida personal.

Cuando te mantienes profesional en el trabajo, tus colegas, tus jefes y hasta tu ex te lo van a agradecer bastante.

4.- No obligues a las personas a elegir un bando

Para elegir bandos están los amigos. No los compañeros de trabajo, a quienes, te guste o no, les importa bastante poco si fulanito y fulanita ya terminaron. Ellos solo quieren seguir haciendo sus actividades en paz.

Además, ya no estás en la secundaria. Evita generar chismes de cualquier tipo o predisponer a cualquier persona en contra de tu ex.

Sus asuntos son o fueron solo de ustedes dos. No fomentes un mal clima laboral y, en la medida de lo que puedas, sigue comportándote con cordialidad con tu ex.

 

5.- No trates de ser demasiado amable

Esto también se ve muy forzado y falso. Si está siendo súper amable con tu ex solo para evitar la incomodidad, para hacer como que nada pasó o para demostrarle que estás bien.

Lo más probable es que solamente generes más incomodidad y quede claro que aún no lo superas en absoluto. Trátalo como a cualquier otro compañero de trabajo, así de simple.

Con amabilidad, con cordialidad y con respeto, pero sin segundas intenciones ni intentos de aparentar nada. Si lo mejor para ti es reducir lo más posible las interacciones y mantenerlas dentro de lo estrictamente necesario, hazlo.

Lee también cómo ser una persona simpática y sociable

6.- Encuentra algo qué hacer después del trabajo

La mayoría de las personas invierten una gran parte de su tiempo diariamente en el trabajo. Esto representa un gran problema cuando te ves obligado a pasar todo ese tiempo a menos de quince metros de alguien que quizá preferirías no volver a ver en tu vida.

Por eso es una buena idea que encuentres alguna actividad que te ayude a relajarte y a distraerte después del trabajo.

Si has tenido un día frustrante o difícil, un hobby después del trabajo te ayudará a no ir acumulando toda esa frustración y terminar descargándola sobre tu ex al día siguiente. Hay un montón de cosas que puedes hacer. Desde las clásicas actividades deportivas hasta unirte a un club de lectura.

7.- Busca un nuevo empleo

Quizá suene un poco extremoso, pero a veces, cuando las cosas se ponen realmente tensas, no está de más comenzar a buscar otras oportunidades para crecer personal y profesionalmente.

Tal vez puedas explorar opciones para simplemente cambiarte de área en la misma empresa. En el caso de que tengas que ver a tu ex en la universidad y sentarte lo más lejos de él no sea suficiente, intenta hablar con el profesor para que te de alguna alternativa para acreditar el curso aparte de ir a clase diario.

8.- No lo hagas de nuevo

La mayoría de las rupturas románticas generan dolor, confusión, enojo, incomodidad y una tendencia muy marcada a sobre analizarlo todo. Este dolor puede verse potencializado cuando tienes que ver diario a esa persona.

La lección de una primera ruptura de este tipo debería bastar para entender que no es buena idea intentarlo de nuevo, ni con la misma persona ni con ninguna otra que esté en nuestro entorno diario.

 

Y recuerda, si te gustan nuestras publicaciones, entonces puedes comentarlas y  compartirlas en tus redes sociales para que continúes contando con cada uno de nuestros consejos.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario