Cómo Iniciar Una Conversación En Tinder Y Conseguir Una Cita

Cuando se trata de conocer personas en Tinder no basta la belleza y la habilidad con las selfies. Si tuviste éxito y lograste hacer match, una mala conversación puede echar todo a perder. Sabemos que es muy difícil iniciar una buena conversación, y por eso hemos escrito este artículo.

Mientras que algunas personas tienen don de palabra y pueden hacer conversaciones de manera muy natural, otras no saben qué hacer y rara vez logran una segunda respuesta.

Queremos que estés en el primer grupo, y siguiendo esta guía que hemos hecho para ti, pronto estarás consiguiendo citas como siempre quisiste.

La principal razón por la que es tan difícil es por timidez, y no es para menos: contactar a una persona completamente extraña por primera vez (especialmente una con la que te gustaría salir) es una situación muy estresante.

Es completamente natural sentir miedo a hacer el ridículo o al rechazo. Créeme, todos los usuarios de Tinder conocen el dolor de tener el match de sus sueños y arruinarlo con una mala conversación.

Pero aquí estamos en confianza, y créeme cuando te digo que mejorar tus habilidades en Tinder no es tan difícil, así que estamos aquí para ayudarte.

¿Por qué tantas personas fracasan en el intento?

 

Tanto hombres como mujeres tienen problemas iniciando o continuando una conversación. Así que antes de empezar, debes entender cuáles son las principales causas del fracaso en una conversación de Tinder.

Un grupo de investigadores se dio a la tarea de estudiar el comportamiento de los usuarios de la aplicación y encontraron con sorpresa que la mitad de los usuarios no dijeron nada durante una semana.

El 36% enviaban mensajes como “Hola” “¿Qué onda?” y “¿Cómo estás?” mientras que tan sólo el 14% envió mensajes originales.

¡Imagínate! la mitad de la gente desperdicia excelentes oportunidades para conseguir citas y conocer personas creyendo que no decir nada es una buena estrategia y muchos otros no salen de lo común.

Lo mejor que puedes hacer es usar esto a tu favor y pertenecer a ese 14% con originalidad y con oportunidades.

Piénsalo así: Si una persona tiene 10 matches, cinco están prácticamente muertos. Si escribes el primer mensaje, estarás muy por delante de la mitad de tu competencia.

De los 5 matches que iniciaron una conversación, 3 dirán algo aburrido y predecible que no les llevará a nada. Y sólo dos tendrán una oportunidad verdadera de hacer match en la vida real. El objetivo aquí es que seas uno de esos dos ¡Sigue estos pasos!

1.- Conoce a qué te enfrentas

Antes de continuar, tienes que saber algunas cosas que no son exactamente lindas: una gran parte de cómo reaccione tu match no tiene nada que ver contigo: no todos están en Tinder buscando al amor de su vida ó una relación bonita.

Muchos usuarios solo lo usan por la satisfacción de gustarle a otras personas y realmente no les importa llegar a conocer a nadie.

Muchos usuarios también responden solamente dependiendo de su estado de ánimo en el momento. Otras tantas personas abren una cuenta al poco tiempo de que terminaron una relación únicamente para volver con su ex una semana después.

Incluso algunas personas solo están ahí para ofrecer… ejemplo, sus servicios.

Es importante que lo sepas. No debes frustrarte si no ocurre nada con la mitad de tus matches, en la mayoría de los casos el problema no eres tú, así que relájate y tómatelo con calma.

2.- Antes de iniciar

En cuanto tu teléfono suena para avisarte que tienes un match, seguramente tienes una explosión de alegría que te hace sentir unas ganas enormes de mandar un mensaje. Lo primero que tienes que hacer es aguantarte las ganas y pensar con la cabeza fría.

Evita escribirle inmediatamente a tu match. Si tienes una excelente línea de entrada tal vez puedas hacerlo sin problemas, de lo contrario, lo mejor es esperar por lo menos 24 horas para enviar el primer mensaje.

Esperar genera intriga y curiosidad, y hace notar que tienes una vida ocupada y por ello interesante. Piénsalo ¿Tú saldrías con alguien que vive pegado al teléfono?

3.- Piensa en lo que dirás

Esperar también tiene una gran ventaja: puedes planear muy bien lo que dirás. Fíjate con detenimiento en sus imágenes y lee con mucha atención su descripción, encuentra algo de lo que hablar o algo que te dé una pista de qué clase de cosas le gustan.

4.- Las líneas de entrada

Lo primero que debes hacer es ponerte creativo y hacer una selección de buenas líneas de entrada. Necesitas aprovechar la oportunidad de crear una buena primer impresión con algo que te distinga de todos los demás matches que la otra persona pueda tener.

Lo primero que tienes que hacer es nunca jamás usar “Hola”, “Hola sexy” ni nada que se le parezca. Aunque es de buena educación iniciar con un saludo, es lo que todo mundo hace, así que tienes que ponerte creativo con algo diferente, algo inusual, de esta manera lograrás el primer objetivo: destacarte.

Sigue leyendo:

5.- La línea de entrada perfecta

Sobre todo tiene que ser divertida de cualquier manera: inteligente, absurda, e incluso ridículamente.

Tienes que apostar todo para logar sacarle una sonrisa. Incluso puedes hacer juegos de palabras con su nombre, si logras hacer que la otra persona ría, ya tienes la mitad de la batalla ganada

También debes ser audaz y tener mucha seguridad en tu personalidad. No temas mostrarte tal cual eres.

Esto tampoco significa que lo primero que le digas sea un “¿En tu departamento o en el mío?” Nunca funciona y si llegara a funcionar ¡huye! En todo momento recuerda: No confundas audacia con vulgaridad.

Tienes que evitar comenzar con adulación directa. Si una persona tiene ojos preciosos, lo sabe bien, los ha tenido toda su vida.

Decírselo únicamente te quitará valioso tiempo para hacerle reír. Si de todas formas tienes muchas ganas de decirle algo bonito respecto a su apariencia, hazlo de una manera divertida.

Si aún no tienes muchas ideas sobre cómo hacer una buena entrada, te tenemos algunos ejemplos prácticos sobre qué hacer y qué no hacer.

Recuerda que son ejemplos, no los copies letra por letra, pues seguramente tu match ya las ha escuchado antes, y pocas cosas son más desagradables que alguien que copia.

6.- Mala idea-Buena idea

Mala idea: “Hey ;)” La primera regla es que debes evitar emoticones. La era del MSN Messenger quedó atrás junto con tu pubertad. Además un saludo, aunque es de buena educación, no te llevará muy lejos: es muy formal, rígido y es lo que todos hacen. Recuerda, se trata de sobresalir.

Buena idea No comiences con un saludo de ninguna clase. Comienza con un dato divertido acerca de ti o del mundo. Por ejemplo: ¿Sabías que en Australia hay vacantes para trabajar como Oficial Abrazador de Wombats?

Mala idea “¿Cómo estás?” Nunca en la vida va a funcionar como el mítico “How you doing?” de Joey Tribianni, además de que la conversación morirá con un –Bien gracias ¿Y tú?-  -Bien, también-” Es la peor manera de abrir una conversación.

Buena idea Si vas a comenzar con una pregunta, pregunta algo específico e interesante. “¿Qué desayunaste hoy?” “¿Qué opinas de que los guardias puedan dispararle a cazadores furtivos en África?

Mala idea “Qué hermosos ojos tienes” Sí, los tiene ¿y luego? Abrir una conversación así sólo te garantiza que te respondan “Gracias”. No te lleva a nada y solamente gastas precioso tiempo.

Buena idea Evita hacer cumplidos al iniciar una conversación. Si hicieron match, claramente es porque físicamente se gustan, así que es momento de mostrar que eres más que una buena apariencia.

Puedes hacer un comentario sobre su nombre, su nacionalidad, su carrera, sus hobbys, pero en ningún caso de su apariencia. Guarda esos para cuando logres conseguir una cita.

Mala idea “Estás bien sexy” A pesar de que es evidente de que es una pésima línea, muchas personas (sí, mujeres también) la usan. Y si por alguna razón consigues una respuesta, seguramente será una broma. Solo no lo hagas.

Buena idea  Aunque quieres hablar de cómo le quieres saltar encima a tu match, mejor no lo hagas.

Mala idea “Oye, soy casi tu vecino ¿Quieres salir?” Imagina que un desconocido te dice esto.¿Qué harías? Exacto, llamar a la policía.

Buena idea Si tu match vive muy cerca de ti, puedes comentar algo acerca de un lugar de interés cercano o hacer alguna observación aguda o chiste sobre tu vecindario.

Mala idea: “Hola! Oye, yo también conozco a Juan” Si te aparecen amigos en común con tu match, no hagas la conversación en torno a ese amigo por muy fácil que resulte.

Buena idea Tener un amigo en común inmediatamente crea una sensación de confianza ¡Aprovéchala! Puedes mencionar a tu amigo pero únicamente para comenzar una conversación que pronto tendrá que cambiar de tema.

Mala idea “Oye ¿no te cansas?” – ¿De qué? – “De correr en mi mente todo el día”. Este es un perfecto ejemplo de qué no hacer con tu creatividad. Es trillado, es de mal gusto y sobre todo, es ridículo.

Buena idea Utiliza esa creatividad con otra cosa, y si no se te ocurre gran cosa, prueba con algo que nunca falla: “¿Te gustan los cachorros? ¡Mira a este guapo!” *insertar imagen de tu perro*.

Mala idea  “Ví que te gusta Superman ¿Cuál es tu arco argumental favorito de DC? “ Si en una foto tiene un disfraz o una playera, es sólo eso.

No profundices demasiado. Claro que si en una de sus fotos muestra su colección de todos los ejemplares de DC Comics, puedes hablar de multiversos todo cuanto quieras.

Buena idea Aprovecha algo de sus fotos con lo que estés familiarizado y úsalo para crear algo de empatía con ello.

Mala idea “Hola, soy Juan ¿Cómo te llamas?” En el mejor de los casos tu match pensará que es una broma, en el peor se dará cuenta de que la conversación no va a dar para mucho.

Buena idea Si llegados a este punto no se te ocurre absolutamente nada, puedes optar por un último recurso: “¿Qué te parece si nos saltamos todo el coqueteo y vamos a tomar algo?”

Mala idea No decir nada. Si no dices nada, lo más probable es que termines siendo sepultado por otros matches que sí tengan algo interesante que decir.

Buena idea Cualquiera de las anteriores.

La regla de oro de las líneas de entrada es: si es lo primero que se te ocurrió, seguramente se le ocurrió también a todos los demás y lo mejor será pensar en otra cosa.

7.- Construyendo la conversación

Una vez que has enviado tu primer mensaje, tienes que esperar y ver qué pasa. Siempre ten en mente que le estás escribiendo a otro ser humano con una vida y cosas que hacer, así que puede que tarde hasta un día en responder, así que mientras tanto tú puedes dedicarte a otras cosas.

Cuando tu match responda, lee con atención y trata de identificar cómo le hiciste sentir con tu primer mensaje. Si muestra interés tienes poco de que preocuparte.

Lo mejor es que esperes un par de horas antes de responderle, así podrás pensar bien en qué responder y también mostrarás que tienes una vida. Pero tampoco dejes pasar una semana para responder. Para entonces lo más probable es que tu match te haya cancelado.

Cuando tengas la respuesta perfecta envíala y espera de nuevo a que te responda. Durante los primeros mensajes es importante dejar pasar por lo menos un par de minutos entre respuesta y respuesta, y un punto clave es este: Sé impredecible.

De pronto deja pasar una hora para responder y de pronto responde en un minuto. Lo peor que puedes hacer es caer así de rápido en una rutina.

Ten en mente que una vez que hayas logrado echar a andar una conversación, tu objetivo es conseguir una cita, obtener su número o por lo menos su perfil de Facebook.

De preferencia no debería tomarte más de 30 respuestas. En otro artículo pronto te explicaremos cómo lograrlo. Mientras tanto ¡Adelante! ¡Ve a comenzar muchas conversaciones exitosas!

¿Te han gustado estos consejos? Sería genial que nos comentaras cómo te va con ellos. Comparte este artículo para que otras personas como tú, no se lo pierdan.

¡Sigue leyendo nuestros artículos y encuentra más datos para conseguir tu próxima cita!:

Loading...

Agrega un cometario