Cómo Caerle Bien A La Gente En Menos De 5 Segundos

Conversar con desconocidos no es tarea simple. A nadie le gusta toparse con extraños y que espontáneamente empiecen a contarle sus problemas.

Pero no ocurre igual si la situación es a la inversa, si en lugar de dar a conocer nuestros problemas, nos enfocamos en ser todo oídos a los problemas de los otros y a sus intereses.

Notarás como cualquier desconocido empieza a conversar con total naturalidad. La sociedad necesita con urgencia personas que se interesen y escuchen con atención a los otros, y por qué no, que aporten soluciones. Tal vez por ello los psicólogos y orientadores siempre tienen empleo.

Si tu área de trabajo es el periodismo, las encuestas, las ventas o incluso la formación educativa, es preciso que leas con atención todos y cada uno de los siguientes consejos que hemos seleccionado para ti.

 

1. Pregunta

Toda persona guarda un microuniverso cargado de problemas en su mente, esperando tan solo un ligero impulso para salir y exponerlos con quien se muestre interesado y pueda ayudarlo.

Si necesitas conversar con extraños porque tu trabajo así te lo exige, puedes iniciar preguntándole cómo se siente. No preguntes cosas superfluas como, por ejemplo, “¿cómo le parece el clima?”.

Siempre enfócate en preguntas que tengan incidencia en la vida del otro. Conseguirás las más variadas respuestas, y esto generará un extra de confianza en la otra persona.

A su vez, una buena pregunta conllevará a que surjan al menos dos o tres preguntas más relacionadas con el tema a tratar. Lo cual te aportará más respuestas con contenidos valiosos.

 

2. Sonríe

Una expresión facial hostil, generará incomodidad en la otra persona, creando una barrera emocional en la percepción que tengan de nosotros.

Una sonrisa sincera, da a entender que nos agrada la otra persona y que además somos amigables, lo cual facilita el acto comunicativo.

Lee nuestra guía sobre cómo ser más sociable y menos tímida

3. Escucha con atención

Las personas dejan colar información extra entre sus discursos. Si eres suficientemente astuto y, escuchas con atención lo que te dicen, podrás determinar mentiras, problemas económicos, inconvenientes en la salud y situaciones familiares del hablante.

Lo anterior sirve para establecer nexos entre lo que te dicen y nuevas preguntas para continuar la conversación.

Recuerda siempre el refrán que reza que por algo tenemos dos oídos y solo una boca, para así poder escuchar el doble de lo que hablamos.

 

4. Olvida tus dudas

Para generar confianza en el otro, debes mostrar seguridad al hablar y escucharlo. Si tu objetivo es obtener informaciones valiosas, debes dejar de lado tus dudas, recuerda que tienes una ventaja sobre el otro; y es que eres tu quien plantea las preguntas en la conversación.

La otra persona está bastante expuesta y, hasta cierto punto en desventaja con respecto a ti, porque no sabe que cosas pueden resultar luego de la conversación contigo. Por esta razón, no debes dudar de ti mismo sino generar confianza para ambos.

 

5.- Vístase agradablemente

Y también acorde a la situación y a la persona que vas a conocer. La imagen que proyectas ante los demás suele influir en la opinión que se forman sobre ti.

Si tienes el rol de entrevistador y sales a la calle con ropas viejas, desgastadas o descoloridas, no te tomarán en cuenta. En cambio si tu imagen va acorde con tu rol, generarás más confianza en quienes te ven y esto facilitará que te proporcionen las informaciones que necesitas.

 

6. Entrevistarse con alguien jamás será una tarea fácil

Si tienes poca experiencia en entrevistas, no te preocupes si fallas en tus primeros intentos. Todo con práctica se mejora. Incluso los mejores periodistas han tenido percances al momento de cumplir con su labor, ya que el 50% depende de ti, pero el restante dependerá de la otra persona.

Condiciones como la actitud, capacidad de análisis de la pregunta, el lugar en donde se lleva a cabo la entrevista, los miedos internos que limitan la capacidad de responder del entrevistado, provocan fallas en su comunicación.

Tan solo preocúpate por ser auténtico y notarás como la otra persona también actúa con propiedad.

A medida que avances en tus preguntas, ambos crearán un clima de confianza que te dejará las puertas abiertas para posteriores oportunidades.

Lee nuestra guía sobre los 10 hábitos de personas carismáticas que puedes adoptar

7. Ponte en el lugar de la otra persona

Cuando somos empáticos nos colocamos en el lugar de la otra persona, aceptamos y comprendemos sus modos de actuar, sus desconfianzas y los problemas que pueden tener sin juzgarlos.

Si tan solo te tomas la molestia de comprender a la otra persona, tendrás más oportunidades de obtener información idónea, y también de conseguir detalles personales de su vida que tal vez le puedan dar color e importancia a aquello que buscas.

 

8. No interrumpas

Una interrupción en medio de una conversación puede acabar con el clímax que ya hayas conseguido. Además es una falta de respeto hacia el otro. ¿Has notado lo incómodo que es estar conversando con alguien y que suene su teléfono? ¿O cuando el otro se aleje sin siquiera pedir permiso dejándote con las ideas en el aire? ¿Que llegue alguien más y tu quedes totalmente ignorado?

También es muy desagradable cuando la persona desvía el tema o la atención, y peor aún cuando el otro bosteza o arruga la cara. Estas interrupciones acaban con cualquier ambiente óptimo de comunicación, y le harán perder al hablante los deseos de contar sus experiencias.

El único perdedor serás tú,  ya que difícilmente volverás a recobrar la confianza que habías ganado previo a la interrupción y dejarás una mala imagen en el otro.

En algunas entrevistas de radio y televisión, el entrevistador abruma con preguntas y no da chance al otro de finalizar una idea. También ocurre algo desagradable en estas entrevistas, cuando el conductor de las mismas concluye las ideas del otro.

Respeta lo que la otra persona está tratando de decir, no arruines la situación, ni agotes la paciencia del otro tratando de sobresalir en la conversación.

 

9. Ser auténtico

Si quieres ganarte la confianza de un extraño debes ser tú mismo. Si intentas comportarte como alguien que no eres realmente, en algún momento de la conversación con la otra persona de manera inconsciente retomarás tu conducta y tus estados de ánimo preponderantes, y sin duda el otro lo notará.

Se dará cuenta que le has estafado con tu comportamiento y perderá su entusiasmo por la conversación. También el respeto hacia ti.

10. Observa e imita

Cada quien posee un estilo único que le hace destacar, pero lo cierto es que nadie nace aprendido, por tanto es común que toda persona tenga un modelo a seguir.

Por lo menos mientras te conviertes en una persona segura de tus preguntas y de la forma en que abordas a extraños, es recomendable que observes con detenimiento a otras personas a las que admires su capacidad para caer de forma agradable.

También funciona ver entrevistas que te agraden, aprendas acerca de las posturas corporales, ritmo de la conversación, postura más adecuada y preguntas más comunes aplicables a casi cualquier entrevistado, que te pueden ayudar a conocer rápidamente a extraños.

Lee nuestra guía sobre los 50 temas de conversación para sonar más interesante

11. Derrocha simpatía y amabilidad

Si alguien se te acerca a interrogarte y es grosero contigo ¿le responderías sus preguntas? Supongo que tu respuesta fue sencilla y certera: ¡no!

Se amable, la amabilidad es una llave que abre muchas puertas. Trata a todas las personas por igual,  independientemente de su cargo. Nunca se sabe si el señor que limpia o el portero de una empresa, puedan llegar a ser tus mejores aliados para lograr llegar al máximo gerente de una empresa, quien usualmente es inaccesible para muchos otros.

Las secretarias, porteros, vigilantes, repartidores de café, el vendedor de golosinas de la esquina o el vendedor de periódicos, están en constante comunicación con personas del entorno cercano a empresas, bancos, universidades, y demás entidades en donde es posible necesites en algún momento desenvolverte.

Nada te costará dar un saludo de buen día, ser atento, sonreír o tener un gesto agradable para con todas las personas. Recuerda que la vida es como un pañuelo y nos conseguimos en cada esquina, o lo que es igual, quien menos crees puede ser la persona que más te ayude.

 

Aplica estos once tips cada vez que debas iniciar una conversación con extraños, o si es tu trabajo y dependes de ello para subsistir, y notarás grandes cambios que te permitirán ser más apreciado por otros.

¿Te gustó este artículo? Déjanos tus comentarios y también apóyanos compartiendo esta valiosa información en tu muro, para que más personas puedan tener acceso a la misma.

Ver También:

Loading...

Agrega un cometario